Navigation

Suiza prepara policía para deportar refugiados

Simulación de los métodos utilizados para la expulsión de refugiados y clandestinos. Keystone Archive

Expertos recomiendan crear un grupo uniforme de agentes para casos de repatriaciones forzadas.

Este contenido fue publicado el 08 abril 2002 - 12:13

Hace apenas un mes Suiza era criticada en un informe del Comité contra la Tortura del Consejo de Europa por la forma como son tratados los refugiados expulsados del país.

Actualmente son las policías cantonales las responsables de la ejecución de este género de expulsiones. Un ejemplo reciente ha sido el caso de una joven brasileña, de 15 años de edad, en situación de residencia ilegal en Ginebra.

La chica fue repentinamente expulsada hacia su país y más tarde readmitida en Suiza gracias a la movilización de sus condiscípulos del colegio ginebrino que sirvió para que se reexaminara el caso y se legalizara la situación de la joven.

Muertos en casos de expulsión

Ha habido sin embargo casos más graves en Suiza como la muerte de 3 personas desde 1999 en el momento de ser expulsadas del país.

Hasta ahora, los policías que intervienen en estos casos no tienen una formación especial. Es en ese sentido que las cosas deben cambiar próximamente.

El asunto se discute desde hace cuatro años y se espera una decisión el próximo 11 de abril, durante una reunión de la conferencia de los ministros de justicia cantonales.

Policías especializados

Un grupo de especialistas propone la preparación uniforme de algunos de los policías de cada cantón. De ese modo todas las policías de los cantones tendrán agentes entrenados en la deportación de refugiados o de personas que están en situación ilegal en Suiza.

La formación de los agentes debe incluir el conocimiento de las leyes relativas a los refugiados, sicología, aspectos específicos del tráfico aéreo e incluso formas de comportarse en público.

Ya existe un acuerdo de principio entre los responsables cantonales de la justicia sobre la necesidad de esta formación unificada. La reunión del 11 de abril decidirá también si esa preparación debe o no ser incluida en la nueva ley de extranjería, cuyo proyecto acaba de ser enviado por el gobierno federal al parlamento.

Más transparencia

La Organización suiza de Ayuda a los Refugiados (OSAR), independiente del gobierno, prefiere tener una base legal para los procedimientos de expulsión, pero pide mayor transparencia.

Exige la presencia de observadores independientes cuando se proceda a expulsiones y la creación de un cargo de mediación a quien podrían recurrir los interesados.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.