Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza quiere reformar el Consejo de Seguridad

El derecho de veto de los cinco miembros permanentes podría verse limitado.

(Keystone)

Suiza, junto con otros cuatro países, aboga por un Consejo de Seguridad más transparente y que rinda cuentas de las decisiones que adopta.

El proyecto de resolución propone, entre otras reformas, limitar el derecho de veto de los cinco miembros permanentes.

Suscrito por Suiza, Singapur, el Principado de Liechtenstein, Jordania y Costa Rica, el proyecto de resolución fue presentado este lunes (20.03.) ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

"El objetivo no es limitar el poder del Consejo de Seguridad, sino incrementar la colaboración entre el Consejo y el conjunto de sus miembros", explica Ruedi Christen, portavoz de la misión suiza ante la ONU en Nueva York.

Según fuentes diplomáticas, la resolución cuenta con el respaldo de gran parte de los miembros de la ONU, aunque podría encontrar oposición por parte de algunos de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad: Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China y Rusia.

En noviembre pasado, por temor a ver mermada su influencia, Rusia y China habían rechazado un primer proyecto.

La nueva resolución reclama que el Consejo de Seguridad adopte 19 medidas encaminadas a acrecentar su legitimidad y su eficacia.

Informar mejor

Las propuestas formuladas incluyen una mayor colaboración con los miembros de la ONU que no integran el Consejo de Seguridad, así como una mayor transparencia respecto a las sanciones y las operaciones de mantenimiento de la paz.

"El 70% del trabajo del Consejo de Seguridad tiene que ver con cuestiones de seguridad, fundamentalmente con operaciones de mantenimiento de la paz", puntualiza Ruedi Christen.

"Los países que contribuyen a esas operaciones con tropas o recursos económicos tienen el derecho de recibir una información más rápida y más precisa", prosigue el portavoz.

El proyecto de resolución solicita también que se restringa el derecho de veto en el caso de violaciones graves de los derechos humanos, como son por ejemplo el genocidio y el exterminio étnico.

Asimismo sugiere que los cinco miembros permanentes tengan la obligación de explicar por qué razones vetan una resolución específica.

Nada respecto a la configuración

Por el contrario, la propuesta de Suiza y sus asociados guarda silencio sobre la ampliación del Consejo de Seguridad.

Cabe recordar que India, Japón, Alemania y Brasil están haciendo campaña para integrar de forma permanente el Consejo de Seguridad.

Aunque no han presentado candidaturas específicas, los países africanos sostienen que en el órgano debe haber al menos un miembro del continente negro. Por el momento, no se han adoptado decisiones.

"No tenemos la sensación de que el proyecto de ampliación esté avanzando", explica Ruedi Christen. "Lo que podemos llevar adelante – y para ello contamos con el apoyo de la mayoría de los Estados miembros – es un cambio en el estilo de trabajo, en la transparencia y en la responsabilidad del Consejo de Seguridad".

swissinfo, Adam Beaumont
(Traducción: Belén Couceiro)

Datos clave

El Consejo de Seguridad de la ONU se compone de 5 miembros permanentes y 10 miembros elegidos para un periodo de dos años.

El órgano decide sobre el despliegue de tropas de paz en caso de conflicto.

Puede autorizar medidas coercitivas, sanciones económicas y acciones militares conjuntas.

Suiza, miembro de la ONU desde el 2002, no es miembro del Consejo de Seguridad.

end of infobox

Contexto

Suiza ingresó en Naciones Unidas en el 2002. Desde entonces la reforma del Consejo de Seguridad ha sido una de sus prioridades.

El país sostiene que debe aumentarse el número de miembros del órgano con el fin de que en él estén mejor representadas todas las regiones del mundo. Sólo debería recurrirse al derecho de veto, reservado a los miembros permanentes, en casos excepcionales.

A mediados de marzo, la Asamblea General de la ONU aceptó otra propuesta helvética. Se trata de la creación de un Consejo de Derechos Humanos, que reemplazará a la Comisión homónima, hoy muy desacreditada.

end of infobox


Enlaces

×