Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza se suma a la política ambiental europea

Las radiaciones de los teléfonos celulares, entre los temas de interés de la AEMA.

(Keystone)

Suiza se unió oficialmente a la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), que evalúa la situación de ese rubro en el continente.

Entre los propósitos helvéticos: acentuar el interés en la protección de la contaminación por ruido, la radiación de los teléfonos celulares y la tecnología genética.

En la carta europea de la contaminación de origen industrial, Suiza figura hasta ahora como un punto blanco. No tanto porque la industria suiza sea absolutamente limpia, sino más bien porque las bases de datos de la Unión Europea contienen muy poca información sobre el país.

Con la adhesión de Suiza a la AEMA, el 1º de abril, esa situación va a cambiar. En el futuro, los datos sobre Suiza -en particular acerca de los sitios y los responsables del mayor deterioro del ambiente-, serán añadidos a la base de datos de la agencia.

"Nuestra colaboración con la AEMA nos permitirá comparar el medio ambiente suizo con el del resto de Europa", dijo Markus Wüest de la Agencia Suiza para el Medio Ambiente. Esto también dará al país un acceso directo a las estadísticas e informes de la AEMA.

Alrededor de 150 personas trabajan en las oficinas de la AEMA en Copenhague, en el establecimiento de las políticas ambientales de la Unión Europea y en la colaboración con otras siete naciones, incluyendo a Noruega y Turquía.

En los últimos tres años, la agencia se ha dedicado a compilar las informaciones sobre los hechos y las estadísticas para la Comisión Europea. También ha evaluado las políticas ambientales de la Unión Europea y la manera en que son aplicadas; es decir, ha tenido más bien un papel de controlador.

Influencia

Como nuevo miembro, Suiza quiere influir en el trabajo de la agencia. "Queremos convencer a la AEMA para que asuma una postura más determinante en los temas que nos interesan", dijo Wüest a swissinfo.

Algunos de ellos podrían ser la radiación, la contaminación acústica y la vigilancia de la tecnología genética.

Aun cuando Suiza votó el año pasado en favor de una moratoria para los organismos genéticamente modificados (OGM), Wüest considera necesario comprender el impacto de esa tecnología.

"La moratoria concluye en cinco años", añadió. " Nosotros deberíamos usar este tiempo para evaluar científicamente el impacto del creciente empleo de OGM en la agricultura a través de Europa".

Eficiencia

Los ciudadanos suizos también serán capaces de solicitar empleos en la agencia. "Queremos asegurarnos de que científicos suizos calificados sean considerados cuando la agencia emprenda acciones en el exterior", señaló Wüest a swissinfo.

La membresía de la AEMA costará a Suiza 2 millones de francos (de 1.5 millones de dólares). Para Wüest ese dinero está bien invertido, sobre todo si se tiene en cuenta que el gasto de los sectores público y privado suizos para la protección del medio ambiente asciende a 6.000 millones de francos anuales.

swissinfo, Simon Thönen, Bruselas
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

Contexto

El AEMA es el cuerpo de la Unión Europea dedicado al suministro de la información independiente sobre el medio ambiente.

Se trata de una fuente de información para todos aquellos implicados en el desarrollo, adopción, realización y evaluación de la política ambiental, así como para el gran público.

El AEMA proporciona una amplia gama de información y evaluaciones sobre el estado del medio ambiente: sus tendencias, las presiones que sufre, así como las políticas en la materia y su eficacia.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×