Navigation

Suiza también critica la operación de Corea del Norte

Los televisores en un centro comercial de Tokio muestran la ruta que tomó el artefacto nordcoreano. Keystone

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Suiza se unió a la condena internacional por el lanzamiento del cohete de largo alcance de Corea del Norte.

Este contenido fue publicado el 06 abril 2009 - 10:31

Varios países, entre ellos Japón y Estados Unidos, advirtieron que esta operación viola la Resolución 1718 del Consejo de Seguridad de la ONU, que prohíbe a Corea del Norte conducir actividades balísticas relacionadas con misiles de cualquier clase.

El gobierno helvético instó "a todas las partes a abstenerse de cualquier acción que pueda agravar la situación " y "a establecer la prioridad en el diálogo y la moderación".

Corea del Norte debe cumplir con la Resolución 1718 inmediatamente y a renunciar armas nucleares y cualquier programa que se relacione con este tipo de artefactos, de forma "verificable e irreversible".

Los Estados Unidos y la Unión Europea (UE) advirtieron que el lanzamiento de misil de Corea del Norte – puesto en órbita el domingo por la mañana, hora suiza-, era una amenaza a los vecinos de ese país.

Los radares japoneses, surcoreanos y rusos confirmaron que el proyectil despegó de la base norcoreana de Musudan-ri, en la costa noreste del país, siguiendo la trayectoria prevista y atravesó Japón sin causar daños.

Rusia y Corea del Sur aseguraron que el misil portaba un satélite de telecomunicaciones, tal como lo indicó Corea del Norte.

Una "provocación"

El presidente estadounidense, Barack Obama, calificó al lanzamiento como una "provocación" a la que hay que responder con fuerza. "Es el momento de dar una respuesta internacional fuerte. Corea del Norte debe saber que el camino de la seguridad y el respeto nunca se hará mediante amenazas y armas ilegales",
afirmó en su discurso en Praga, la capital checa.

Desde allí, la Unión Europea, bajo la presidencia de turno checa, condenó la acción, "en un momento en el que el asunto nuclear sin resolver en la península coreana requiere la construcción de confianza mutua".

El aislado Estado comunista, que realizó pruebas con un artefacto nuclear y forma parte de un estancado diálogo para terminar con su programa atómico, dijo que puso en órbita el satélite, que actualmente gira alrededor de la Tierra transmitiendo canciones revolucionarias.

Estados Unidos y Corea del Sur declararon que el cohete lanzado, denominado Taepodong-2, no logró entrar en órbita. Analistas señalaron que el lanzamiento realmente se trató de la prueba de un misil balístico diseñado para llevar una ojiva tan lejos como hasta el estado de Alaska.

El Consejo de Seguridad de la ONU, compuesto por 15 Estados, celebró una sesión a puerta cerrada en Nueva York en la tarde del domingo, pero dividido, no alcanzó un acuerdo para emitir una reacción dirigida a Pyongyang. China y Rusia ya habían dejado claro que usarían su poder de veto para bloquear cualquier resolución que impusiera nuevas sanciones al gobierno de Corea del Norte.

swissinfo y agencias

Suiza y Corea del Norte

Suiza, junto con Suecia, es miembro de una comisión supervisora del cumplimiento por el armisticio entre dos Coreas.

En la década pasada, ante la situación de miseria y hambre, Suiza fue uno de los primeros en ofrecer ayuda humanitaria a esa zona, lo que se convirtió en su compromiso humanitario de largo alcance a través de un programa de desarrollo, dirigido por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

La mayor parte del programa se dedica a los esfuerzos en el ámbito agrícola, pero también apunta a la integración de Corea del Norte en la comunidad internacional.

Esta tarea ha sido muy criticada por el Legislativo helvético y se planea que concluya en 2011.

El tercer hijo de Kim Jong-il, presidente de Corea del Norte desde 1994, es Kim Jong-un, quien visitó en su adolescencia una escuela cerca de Berna. Se presume que pueda suceder a su padre en el poder de ese país comunista.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.