Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza y el nazismo: controvertido libro escolar

El discutido libro.

(swissinfo.ch)

Suiza en tiempos del nacionalsocialismo es el tema de un nuevo libro de historia, parte del material didáctico optativo del cantón de Zúrich.

'Fijarse e informarse' es el título de la controvertida publicación que toma en cuenta los resultados de las nuevas investigaciones y debates sobre el tema.

El nuevo material didáctico para estudiantes de entre 14 y 18 años no es un mero resumen del trabajo de la comisión de expertos que evaluó a Suiza durante la Segunda Guerra Mundial, conocida bajo el nombre de Bergier.

De acuerdo a la directora de Educación de Zúrich, Regine Aeppli, el libro se ocupa de presentar las diversas interpretaciones históricas sobre ese episodio y menciona los nuevos conocimientos que con el paso del tiempo cambiaron la visión del fenómeno.

Competencias para aprender sobre historia

En opinión del experto en el sector de la educación, Peter Gautschi, el nuevo material didáctico busca proporcionar un contenido histórico básico y las competencias elementales para el estudio de la historia.

Junto con la historiadora Barbara Bonhage, Gautschi dirigió el equipo de autores del libro. Un consejo consultivo compuesto por reconocidos historiadores acompañó el trabajo de edición.

Bonhage indica que en el libro han sido tomadas en cuenta las recientes informaciones proporcionadas por la Comisión de expertos Bergier sobre el papel de Suiza durante la Segunda Guerra Mundial.

Interés del profesorado

"Estamos sorprendidos de que tan sólo algunos días después de su presentación, ya hayan partido 1.200 ejemplares", dice a swissinfo Peter Feller, encargado de la casa editorial de material didáctico del cantón de Zúrich.

Feller no descarta un papel pionero de ese cantón. "Me puedo imaginar que tras los primeros debates acalorados, cuando hayan bajado los ánimos, otros cantones mirarán el libro con calma y lo utilizarán."

Duras críticas de la derecha

Antes y después de su publicación, los círculos políticos de derecha criticaron que el libro se basara ampliamente en las conclusiones de la Comisión Bergier.

Para la diputada Luzi Stamm, de la Unión Democrática del Centro (UDC/derecha dura) el nuevo libro escolar es "peor que el mismo informe Bergier". El "tono fundamentalmente autoacusador" proporciona un "marco histórico erróneo".

Prohibición de material didáctico facultativo

El sector zuriqués de la UDC no quiere que este libro de historia llegue a las aulas. Según este partido, el texto no sirve para esclarecer la verdad, sino que se trata de una "historiografía de izquierda".

La UDC quiere interpelar en el parlamento cantonal para que su uso sea prohibido en las lecciones escolares.

Cabe decir que 'Fijarse e informarse' es un material facultativo y no obligatorio, y que el profesorado puede utilizarlo en clase, si lo desea.

Primera vez que ocurre esta ola de críticas

Peter Feller, responsable de la editorial encargada de los libros de enseñanza en Zúrich, no se imaginó que surgiría tal resistencia contra el libro. El volumen y el tono de las críticas le han sorprendido. "Nos esmeramos mucho en la edición de esta obra." El esfuerzo por obtener un producto armonioso fue enorme.

"Participo desde hace 37 años en la edición de material didáctico, pero es la primera vez que vivo una ola de críticas como ésta. Incluso nos han llegado amenazas para dinamitar la editorial", comenta Feller.

No sorprende

Al reconocido historiador Hans-Ulrich Jost no sorprenden las numerosas críticas de derecha: "Desde hace más de veinte años la mirada a la Segunda Guerra Mundial provoca fuertes emociones."

"Y, evidentemente, provoca a los círculos radicales, de derecha, que responden con medidas desmesuradas como las amenazas", reconoce Jost.

Una polémica que sigue la tradición de lo ocurrido en 1983 cuando apareció su "Historia de Suiza y los suizos", que por primera vez abordaba de manera crítica el papel de la Confederación Helvética durante la Segunda Guerra Mundial.

"Esa lucha continúa ahora con la UDC, que es plenamente consciente al avivar el debate con voces de sus representantes más importantes, como es el caso de Luzi Stamm."

Una mirada hacia el occidente...

En la región occidental del país, el tema de la Segunda Guerra Mundial fue discutido en el sector de la enseñanza ante la publicación de su libro, agrega Jost.

"En ese momento dominaba en la Suiza de expresión francófona un libro de historia realizado por el liberal y antiguo consejero federal, Georges-André Chevallaz". Un material didáctico "muy poco aceptado e incluso inaguantable en lo que se refería a la historia del siglo XX. Mi libro prácticamente lo sustituyó," recuerda.

Desde entonces no se ha publicado nada nuevo, pese a que en algunos cantones se está intentando incluir en las lecciones las conclusiones del informe Bergier.

...y hacia el sur de Suiza

En el cantón del Tesino se aprende la historia suiza dentro de la materia de 'Historia de Europa'. Por cierto, en el cantón de expresión italiana no existe material didáctico como el de los libros 'Fijarse e informarse' o 'Historia de Suiza y los suizos', de las otras regiones lingüísticas del país.

Por orden de la Dirección de Educación Pública del cantón Tesino, a partir del 21 de marzo próximo será introducida la Jornada en recuerdo del holocausto en todas las escuelas de ese estado.

Oficialmente, este día se conmemora el 27 de enero, día de la liberación de los campos de concentración de Auschwitz en 1945.

swissinfo, Jean-Michel Berthoud
(Traducido del alemán por P. Islas)

Datos clave

'Fijarse e informarse – Suiza y la época del nacionalsocialismo a la luz de las interrogantes actuales' (152 páginas) se divide en 5 capítulos:
La gente en Suiza en los tiempos de la Segunda Guerra Mundial,
Guerra Mundial, Suiza en esa época,
Historia controvertida,
Suiza y el imperio alemán 1933-1945, y
Reconocimiento y reparación de errores pasados.

Fin del recuadro

Contexto

En 2001, una iniciativa parlamentaria pidió que se incluyeran las conclusiones de la comisión Bergier en el material de enseñanza de las escuelas suizas.

En 2002, el gobierno helvético indicó que está solicitud no era competencia de las autoridades federales; aunque una decisión cantonal al respecto sería bienvenida.

En 2003, el consejo de educación del cantón de Zúrich aprobó el concepto de un nuevo material didáctico escolar.

A principios de marzo de 2006, la directora de Educación de Zúrich, Regine Aeppli, presentó el nuevo libro 'Fijarse e informarse' como material complementario en la clase de Historia. Su uso no es obligatorio.

Fin del recuadro


Enlaces

×