Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza y los Países Bajos apuestan por el riel

El objetivo es tranferir el tránsito transalpino de la carretera a la vía férrea. (Foto: Ferrocarriles Federales Suizos)

Los ministros de Transporte helvético y holandesa firmaron este lunes un memorándum de entendimiento para favorecer el tránsito pesado por la vía férrea entre el norte y el sur de Europa.

Moritz Leuenberger y su homóloga holandesa, Tineke Netelenbos, coincidieron en que la política de transporte requiere una estrecha colaboración entre los diferentes países europeos.

El memorándum de entendimiento que suscribieron prevé la creación de un grupo de trabajo, integrado por expertos suizos y holandeses y encargado de elaborar soluciones para mejorar el tráfico internacional de mercancías por vía férrea.

Analizar la capacidad de transporte, las dificultades en los cruces de la frontera, los retrasos y las divergentes normas técnicas será el objetivo del grupo de trabajo, que presentará los primeros resultados de sus investigaciones de aquí a noviembre próximo y al que se sumarán expertos alemanes e italianos.

Tineke Netelenbos visitó Sedrun (cantón Grisones), donde los expertos suizos le explicaron cómo evolucionan los trabajos de construcción de las dos galerías (San Gotardo y Lötschberg) y se mostró muy interesada en las modalidades de financiación del modelo suizo que prevé transferir de la carretera al riel el transporte de mercancías.

Para hacer frente al creciente volumen de tránsito pesado y en cumplimiento de los principios de desarrollo sostenible, los Países Bajos se proponen incrementar la competitividad de sus ferrocarriles con la construcción de una línea de alta velocidad entre Rótterdam y Zevenaar que se llamará 'Betuweline'.

swissinfo y agencias


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×