Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Tamiflu, un fenómeno económico

El antiviral cuya demanda crece.

(Keystone)

Roche recibió pedidos para surtir más de 100 millones de dosis del único antigripal –según la OMS- capaz de paliar brotes de gripe aviar entre humanos.

La farmacéutica suiza, dueña de la patente hasta el 2016, concederá licencias temporales a otros laboratorios para responder a pedidos de unos 30 gobiernos.

El fenómeno económico y social del "Tamiflu" está servido sobre la mesa. En menos de 30 días, la población de los cinco continentes se aprendió de memoria el nombre y las virtudes del antiviral fabricado por el gigante farmacéutico helvético Roche.

La razón: la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó a finales de septiembre que el Tamiflu es el único producto que existe en el mercado capaz de limitar el alcance de una posible pandemia mundial de gripe aviar.

Antes, la cepa H5N1 -que normalmente ataca sólo a aves salvajes y de criadero- tendría que sufrir una mutación que le hiciera capaz de vulnerar a los humanos.

Sin embargo, en este esfuerzo por prevenir estragos mundiales, la medicina y la economía sufren una revolución cuyo epicentro está estrechamente ligado a Suiza.

Cuentas desorbitadas

Por donde se mire, las cuentas ligadas al Tamiflu se dirigen al cielo.

La facturación mundial del antiviral aumentó 263% durante los primeros nueve meses del año, con lo que le generó a Roche ingresos por 859 millones de francos suizos durante este periodo.

Estados Unidos y los vecinos de la Unión Europea (UE) son los principales consumidores, ya que durante ese periodo elevaron la demanda de Tamiflu en 297 y 273%, según el balance financiero al tercer trimestre del 2005 dado a conocer el miércoles pasado (19.10) por el Grupo Roche.

En consecuencia, el precio de sus acciones se ha visto revaluado 50% en lo que va del año (de 145 a 218 francos suizos), según confirma el valor de sus títulos en la bolsa de valores de Zúrich (SWX Swiss Exchange).

Y aunque la oferta se esfuerza por seguirle el ritmo a la demanda, es imposible.

Roche donó en septiembre 30 millones de dosis de Tamiflu a la Organización Mundial de la Salud (OMS) como "reserva" para ofrecer una respuesta ágil ante un hipotético brote de gripe aviar en humanos.

Sin embargo, la propia Roche reconoció que aunque multiplicara su producción de Tamiflu por 10, apenas sería capaz de proteger a menos del 20% de los afectados potenciales.

Ahora mismo tiene frente a sí un pedido de 14,6 millones de dosis de Gran Bretaña, uno de 10 millones de dosis de España, otro de 13 millones de dosis de Francia, y la interminable lista es engrosada por los requerimientos de una treintena de países de Europa, América y Asia que conjuntamente solicitan más de 100 millones de dosis.

El valor de una patente

El génesis del Tamiflu se encuentra en el laboratorio del investigador australiano Peter Colman -Centro de Investigación Científica e Industrial de Commonwealth-, quien creó el primer antigripal del mundo a finales de los 80.

Su nombre científico fue zanamivir y comenzó a comercializarse bajo el nombre de Relenza por la británica GlaxoSmithKline.

El mérito de Roche fue dedicarse en los 90 a realizar investigaciones propias para mejorar el trabajo del australiano hasta obtener una versión mucho más eficaz, a la que se llamó oseltamivir (cuyo nombre comercial es Tamiflu).

Y aunque la patente exclusiva le pertenece a Roche hasta el 2016, lo que le garantiza 100% de los beneficios de la venta de dicho producto, la helvética se ha visto rebasada por las circunstancias.

A pesar de tratarse de la segunda farmacéutica más importante de Suiza (65.300 empleados y presencia en 150 países), su capacidad instalada no le permite responder a la demanda actual del producto, razón por la que este domingo (23.10) hizo dos anuncios:

1.- Durante las próximas semanas se limitará el suministro a las farmacias de Tamiflu para que el antiviral se utilice sólo en casos realmente necesarios.

2.- Aceptó iniciar negociaciones con cuatro laboratorios internacionales –no reveló los nombres- para otorgarles sublicencias que les permitan coproducir el Tamiflu.

Simultáneamente, en Taiwán, un laboratorio comenzó a manufacturar su propia versión de Tamiflu sin importar si Roche está o no de acuerdo; mientras el ministro de Sanidad de Hungría, Jeno Rácz, anunció este lunes (24.10), que científicos de su país descubrieron una vacuna "con 100% de efectividad para evitar el contagio del virus H5N1, lo que anularía todo riesgo de contagio de la gripa aviar a los humanos". Esta información debe probarse durante las próximas semanas.

Avicultores en crisis

La falta de información puede generar estragos entre los sectores avícolas del mundo para quienes la gripe aviar no es un tema novedoso (su primera manifestación tuvo lugar hace más de un siglo en Italia).

Actualmente existen 15 subtipos de dicha gripe, y todas las aves son susceptibles de contagio.

La última gran epidemia de gripe aviar registrada tuvo lugar en 1984, en Estados Unidos, en donde el subtipo H5N2 alcanzó en seis meses una tasa de mortalidad del 90%, lo que obligó a las autoridades y los productores de aves a sacrificar 17 millones de animales, con pérdidas para el sector superiores a los 75 millones de francos suizos.

En esta ocasión, no hay cifras aún sobre la caída que ha experimentado el consumo de aves en Suiza –en el país vecino de Francia cayó 20% en dos semanas-, pero desde el viernes pasado (21.10) y hasta el 15.12, el gobierno helvético prohibió los criaderos de pollos al aire libre (para reducir el riesgo de contagio por aves migratorias).

De continuar la alarma entre la gente, o de registrarse brotes de gripa aviar en Europa, las pérdidas para los productores avícolas serán millonarias.

Tomarlo con calma

La Oficina Federal de Salud Pública de Suiza dejó claro el viernes (21.10) que es inútil realizar reservas personales de Tamiflu, ya que los gobiernos del Viejo Continente tienen como misión hacer acopio de los mismos para –en el caso de una hipotética pandemia- atender al 25% de sus poblaciones.

Pero cabe recordar que la transmisión de la gripe aviar se da sólo a través del contacto directo y/o la respiración de las heces de los animales enfermos, por lo tanto, el riesgo de contagio para la mayor parte de la población del mundo es muy baja.

Por otra parte, la gripe aviar no se contagia por el consumo de carne de aves infectadas ni por los huevos de las mismas, ya que el calor de la cocción aniquila al virus.

Más aún, la OMS ha dejado claro que las probabilidades de contagio en los humanos son mínimas. Primero tendría que mutar la cepa H5N1 hacia un virus más agresivo y transmisible a los humanos.

Una vez registrados los primeros e hipotéticos casos, tendría que desarrollarse una vacuna expresa, proceso que toma un mínimo de cuatro meses, según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estocolmo.

Y de todas maneras, el consumo de este último es una medida de protección que no garantiza inmunidad absoluta, ya que hay cepas de la gripe que no son frenadas por el antiviral.

swissinfo/Andrea Ornelas

Datos clave

· Los suizos interesados en informarse sobre la gripe aviar y sus eventuales riesgos pueden comunicarse al 031 322 21 00.
· Roche posee la patente exclusiva del Tamiflu hasta el 2016, pero compartirá sublicencias con otros laboratorios para atender una demanda de más de 100 millones de dosis en el mundo.
· Gracias al antiviral, las acciones de Roche se han revaluado 50% en un año
· En Suiza, el precio del Tamiflu es de 86 francos suizos, aunque su valor de producción es de sólo 23 francos.

Fin del recuadro

Contexto

· La mayoría de los virus de la gripe aviar no son infecciosos para el ser humano.
· El contagio de la gripe aviar se da sólo a través del contacto con heces de los animales infectados, no a través del consumo de su carne o huevos, ya que el calor mata al virus.
· No existe aún vacuna para la gripe aviar "humana", porque no existe el virus mismo. Sólo existe el riesgo hipotético latente de una mutación de la cepa H5N1.
· El Tamiflu es considerado por la OMS un antiviral poderoso, pero no es garantía absoluta de inmunidad para aquellos que lo consuman.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×