Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

Templo de piedra y agua deleita los sentidos

El balneario está construido en la cuesta de la montaña (Termal de Vals)

Quizás la eterna primavera de la vida nunca pueda ser encontrada, pero en un remoto pueblo de montaña en el cantón de los Grisones, se ha estado cerca.

La gente del pueblo de Vals vive de las aguas termales y de la roca de donde brotan.

La estrecha ruta que conduce al valle de Vals fue extraída por la voladura de la dura ladera de granito de la montaña y serpentea por encima de un desfiladero del río.

El agua y la piedra son los únicos recursos naturales en este primitivo paisaje alpino. Sin embargo, de allí ha surgido una economía próspera.

Más de 400 litros de agua termal por minuto fluyen de los dos manantiales de Vals. La mitad es llevada a la planta de embotellamiento del agua mineral "Valser" y el resto al balneario de Vals.

Desde hace 40 años hubo aquí una estación termal, pero fue sólo hasta 1969, cuando el pueblo abrió un nuevo balneario, que comenzó a llamar la atención.

Construido con el cuarzo local por el reputado arquitecto suizo Peter Zumthor, el balneario combina el champán de las aguas minerales suizas, con la preciosa piedra de la cual surge.

Zumthor utilizó cerca de 40.000 losas de piedra y las amontonó una sobre otra para formar muros alrededor de una catacumba de cámaras de diferentes tamaños en algo que se parece mucho a los espacios interiores de un templo consagrado a los sentidos.

"Al principio, él quiso construir un balneario dentro de la montaña", dice Annalisa Zumthor, directora del centro y esposa del arquitecto.

"Otra idea era la de tallar rocas gigantescas para bañarse dentro, pero estos proyectos no eran factibles. Finalmente pensó también desmontar la montaña y construirla de nuevo, capa por capa. Así pues, al final, su idea de tener un balneario dentro de la montaña, fue acertada", añade.

Hito histórico

Sólo dos años después de su inauguración el balneario termal fue declarado jalón histórico y la gente sigue visitándolo para maravillarse con su arquitectura y con el reposo que ofrecen sus aguas curativas.

"El diseño fue motivado por el deseo de establecer una relación especial entre los baños, la energía y la geología originales del paisaje montañoso", explica el arquitecto en el prólogo de un folleto sobre el balneario.

"Es fascinante con las propiedades místicas del mundo de la piedra dentro de las montañas... con la luz reflejada en el agua o irradiada en el aire vaporoso... con la acústica particular del agua burbujeante en un mundo de piedra".

La creación de Zumthor ha contribuido también notablemente al bienestar del pueblo, dándole un impulso económico muy necesario.

Cuando la ciudad compró el viejo balneario y el hotel, los iniciadores del proyecto decidieron descartar claramente la tendencia a convertir el balneario en parques de atracciones completados con artefactos de agua y toboganes.

Construyeron en cambio algo que se ajustó al carácter del valle.

Destaques geológicos

Cuando Zumthor llegó al lugar comprendió la necesidad de destacar la geología local y aprovechó lo que estaba disponible en la cantera de los Truffer.

"Son los colores variados del sitio de cuarzo en la roca los que lo hacen tan precioso", indica Pius Truffer que dirige la empresa familiar.

"Se parece al mármol, de modo que puede ser empleado dentro de los edificios y además tiene muy alta resistencia al congelamiento, de modo que también es ideal para usos exteriores", agrega.

El más reciente contrato importante de Truffer fue con el gobierno suizo. Él suministró las losas de piedra que cubren la superficie cuadrada de la remodelada plaza federal, frente al edificio del parlamento, en Berna.

Corte transversal alpino

"La intención ha sido mostrar un corte transversal de los Alpes suizos. La geología de nuestras montañas puede ser vista en los diferentes colores de cuarzo que aparecen en nuestra piedra", afirma Truffer.

Con esta experiencia Vals tiene otra tarjeta de visita de primera clase, además de su conocida agua mineral y de su reputado balneario.

swissinfo, Dale Bechtel, en Vals
(Traducción : J.Ortega)

Datos clave

Vals tiene una población de casi 1.000 habitantes.

Es mejor conocido por su balneario y por el agua mineral Valser

El centro es más popular durante el invierno, cuando los turistas combinan una visita al balneario termal con la actividad de esquí en las pendientes de Vals.

Contexto

El balneario termal de Vals fue construido por el reputado arquitecto suizo Peter Zumthor. Vals tiene los únicos manantiales de aguas termales en el cantón de los Grisones. El agua brota de la profundidad a 25 grados centígrados en una de las fuentes y a 28,8, en la otra.

El balneario fue construido utilizando piedra de cuarzo de una cantera local.

Vals tiene también una planta de embotellamiento de agua mineral, Valser, que fue comprada por Coca-Cola, hace dos años.


Enlaces

×