Navigation

Terre des Hommes asume la responsabilidad de niños del Etireno

Había sido destinada a la esclavitud; una de las pequeñas rescatadas del Etireno. Keystone

La organización humanitaria suiza confirmó que ha tomado bajo su cargo en Benin, a 23 niños rescatados del barco carguero hace dos semanas, cuando se descubrió el ilícito tráfico humano.

Este contenido fue publicado el 01 mayo 2001 - 16:21

Delegados de esa organización, cuya sede está en Lausana, acogieron a 16 niñas y siete pequeños a pedido de las autoridades de Benin. Los menores proceden de Benin, Togo y Mali y sus edades fluctúan entre 3 y 14 años.

"Aunque las declaraciones de los pequeños son frecuentemente inciertas y algunas veces contradictorias, se ha establecido claramente que en la mayoría de los casos se trata de menores sujetos a operaciones de tráfico", señaló la organización en un comunicado.

Añadió que algunos de esos niños hablaron de transacciones financieras anteriores a su salida. Aquellos que eran suficientemente grandes para entender lo que pasaba dijeron que iban a Gabón para trabajar.

La organización humanitaria confirmó que sólo uno de los menores rescatados del Etireno fue reclamado por un acompañante adulto y precisó que las condiciones a bordo semejaban a las de una prisión.

"Terres des Hommes hará todo lo que esté en su poder para restituir estos niños a sus familias y a sus comunidades", precisó el comunicado.

Así como los 23 menores fueron tomados a cargo por la entidad caritativa, la organización SOS Children's Village asumió la responsabilidad de otros 17 jovencitos entre 14 y 18 años.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) estima que al menos 200.000 niños, con frecuencia procedentes de los países más pobres, son sujetos de tráfico cada año en Africa Central y Occidental. Muchos son conducidos a plantaciones de café y cacao en Costa de Marfil y Gabón. Otros menores son empleados en fábricas o como servidores domésticos y algunos más son obligados a prostituirse.

Con frecuencia, las familias más pobres son el banco de esas maniobras. Se les engaña con la idea de que los pequeños van a recibir educación o un empleo bien remunerado.

En su texto, la mayor entidad suiza de ayuda a la niñez con operaciones en el extranjero reiteró su determinación de intensificar sus acciones contra todas las formas de tráfico de niños para asistir a la policía y a las autoridades judiciales en el seguimiento y condena de los responsables.


Roy Probert

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.