Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Tintinean las cajas registradoras de la Eurocopa

La Eurocopa es un negocio multimillonario en el que todos ganan.

(Keystone)

El próximo domingo concluye el evento deportivo más ambicioso organizado jamás por Suiza, la edición 2008 del máximo torneo del fútbol europeo.

El balance económico: un negocio global de 2.200 millones de francos suizos en el que la UEFA amasa una fortuna y Suiza gana turistas y empleos.

La Eurocopa 2008 se acerca a la recta final y las cajas registradoras afinan su tintineo.

Entre el 7 y el 29 de junio un total de 16 equipos habrán celebrado 30 partidos y un millón de ávidos seguidores los habrán aplaudido y llorado directamente en los estadios.

En el extranjero, más de 270.000 televidentes habrán sido fieles seguidores de la transmisión de los partidos en 178 países.

Una hazaña posible gracias a un enorme ejercito de personas encabezado por los jugadores y los entrenadores -protagonistas de la fiesta-, por los empleados de la UEFA que organizaron el evento; los 9.500 periodistas que lo transmitieron, y los más de 12.500 empleados que se ocuparon de la seguridad en los estadios, la restauración rápida y las comunicaciones.

Equipo monumental que es la punta del iceberg de un multimillonario negocio en el que todos ganan: UEFA, equipos, patrocinadores, gobiernos, hoteles y restaurantes.

La UEFA

La UEFA, en su calidad de organizadora, es el principal inversionista de la Eurocopa 2008.
Durante la cita celebrada en Suiza y Austria, pagó 11,3 millones de francos suizos a cada equipo por el simple hecho de presentarse en la cancha.

Después, durante la fase eliminatoria, otorgó una prima adicional de 760.000 francos a cada equipo, en caso de empate, y de 1,5 millones de francos cuando hubo un vencedor.

Conforme el calendario avanzó hacia los octavos y cuartos de final, las recompensas crecieron. Y a tal ritmo, que el equipo ganador de la final de la Eurocopa se hará acreedor a una prima de 30 millones de francos suizos, además del placer del triunfo.

Pero la nómina de los jugadores no es el desembolso más importante para la UEFA.

Dicho gasto, junto con el pago de estadios, servicios de seguridad, salarios y viáticos de sus empleados, permisos y promoción previa al encuentro, le representaron esta vez un gasto de 920 millones de francos suizos, el más importante que haya hecho la UEFA para un campeonato europeo de fútbol.

Cascada de negocios paralelos

La UEFA gasta en grande, pero también recupera apoteósicamente y permite a muchas otras empresas generar negocios paralelos.

Primero, al cobrar multimillonarios derechos de transmisión de los partidos (unos 1.200 millones de francos suizos en total), que las cadenas de televisión de todo el mundo se disputan, porque saben que obtener la licencia equivale a conseguir un cheque en blanco firmado por sus anunciantes.

Un 'spot' publicitario de 20 segundos transmitido durante la final de la Eurocopa costará 200.000 francos suizos en la televisión francesa y 175.000 francos suizos en la española.

La segunda gran fuente de ingresos de la UEFA son los 10 patrocinadores oficiales que eligió este año.

Gigantes empresariales como Hyunday, Mc Donald´s, JVC o Kia, que pagan entre 10 y 25 millones de francos suizos –según la talla de la compañía-, por el derecho a comercializar o utilizar sus productos en los campos de fútbol con el logotipo del evento grabado, y que le reportarán a la UEFA unos 170 millones de francos.
Su apuesta es por la asociación inconsciente que realizarán los espectadores de todo el mundo entre su producto, el fútbol, el espíritu deportivo, el triunfo, la capacidad de hacer equipo, etcétera.

Y en tercer sitio se ubican los ingresos por la venta de entradas a los estadios y venta de 'souvenirs' oficiales, que permitirán ingresar a las arcas de la UEFA otros 200 millones de francos aproximadamente.

¿Qué gana Suiza?

Prepararse para la Eurocopa implicó para la Confederación Helvética y los cantones un desembolso de 140 millones de francos suizos en los 12 meses previos, según datos de la Secretaria de Estado de Economía (Seco).

Los recursos se utilizaron en la promoción del evento y en la capacitación de unos 500.000 empleados turísticos. Por su parte, hoteles, restaurantes y negocios, en general, invirtieron también para estar a la altura del acontecimiento. ¿Cómo se traduce todo esto para las finanzas de Suiza?

La consultoría helvética Rütter & Partner, responsable de elaborar el trabajo 'Impacto económico de la Eurocopa 2008 en Suiza', coincide con el experto de MasterCard Chimo Chadwick en el sentido de que "el evento deportivo más grande de la historia de Suiza generará una facturación de 2.200 millones de francos suizos".

Según las estimaciones de Rütter & Parner, aproximadamente la mitad va directamente a los organizadores (UEFA), y el resto es parte del efecto multiplicador que beneficia a las dos economías involucradas.

Para Suiza, la Eurocopa significará un flujo de 3,5 millones de turistas que demandan alojamiento (1 millón de noches de hotel), así como servicios de transporte, restauración y esparcimiento. Del mismo modo, implica la generación de un mínimo de 5.300 empleos adicionales.

"Inercia que representará un crecimiento del PIB de hasta 0,2%, y que permitirá generar empleos", cita la empresa.

El gobierno, por su parte, tendrá una derrama financiera del orden de los 110 millones de francos sucios por concepto de pago de impuestos (sobre la renta y TVA).

Cifras que no había visto jamás ninguna otra Eurocopa antes de ésta.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

La Unión de Federaciones de Fútbol Europeas (UEFA por sus siglas en inglés) es la confederación que aglutina a las asociaciones de fútbol de Europa. Su sede se encuentra en Nyon, Suiza.

Como el resto de las organizaciones internacionales basadas en Suiza, la UEFA tiene derecho a un régimen que le libera del pago de impuestos. Sus ganancias sumarán unos 290 millones de francos suizos en la Eurocopa 2008, y la citada exención genera controversia en Suiza.

Los jugadores sí pagan un impuesto fijo de 20% al gobierno suizo durante el evento, lo que genera a la hacienda helvética unos 6 millones de francos suizos.

Fin del recuadro

Datos clave

La UEFA comercializó 1 millón 50.000 entradas; 35% de ellas pertenecían de antemano a patrocinadores y clientes VIP.

Un boleto para la final la Eurocopa cuesta alrededor de 350 francos suizos.

Por cada gol anotado, la UEFA debe transferir 6.000 francos suizos al Comité Internacional de la Cruz Roja.

Las ciudades sede en suiza fueron Basilea, Zúrich, Berna y Ginebra.

Fin del recuadro


Enlaces

×