Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Turín 2006, conclusión festiva

Los Juegos de Turín concluyeron con una grandiosa ceremonia.

(Keystone)

Toda Italia dijo adiós a los XX JO de invierno y pasó el relevo a la ciudad canadiense de Vancouver en una ceremonia marcada por el espíritu de carnaval.

Precedidos por la campeona olímpica de skeleton Maya Pedersen, los 130 atletas suizos dejaron los Juegos con un extraordinario balance de 14 medallas, 5 de ellas de oro.

Cinco campeones podían haber llevado el estandarte suizo en la ceremonia de clausura. El honor correspondió a la ganadora de la primera medalla de oro suiza en los Juegos Olímpicos piamonteses, Maya Pedersen, quien encabezó la delegación helvética en el viejo "Stadio Communale".

"Llevar la bandera tiene enorme significado para mí, es un gran honor. Esta oportunidad se presenta una sola vez en la vida", dijo feliz la campeona.

Ambiente de carnaval

El ingreso simultáneo de todos los atletas -algunos de los cuales con la típica nariz roja de payaso-, fue uno de los momentos fuertes de la ceremonia de clausura "carnavalesca" presenciada por el jefe del gobierno italiano Silvio Berlusconi y 35.000 espectadores.

Otro de los momentos importantes fue el relevo tomado por la ciudad organizadora de los XXI Juegos Olímpicos de 2010: Vancouver. Patralizado por un accidente de esquí, el alcalde de la ciudad canadiense, Sam Sullivan, pudo agitar el estandarte con los cinco anillos olímpicos gracias a un sistema especialmente instalado en su silla eléctrica.

Dentro de cuatro años, los atletas suizos acudirán a Canadá para "defender" su favorable rendimiento de este año en el Piamonte.

Balance extraoridinario

En los diferentes escenarios deportivos: Turín, Sestrieres y Bardonecchia, Cesena, Pragelato, Pinerolo y Suze 'Oulx, los 130 deportistas suizos seleccionados consiguieron un total de 14 medallas y 24 diplomas olímpicos, equivalentes a un lugar entre los 8 primeros de la clasificación final.

Después de los Juegos de Sapporo, Japón, en 1972 (10 medallas), los suizos registraron una marca superior a la de Turín sólo en los JO de Calgary, en 1988, donde ganaron 15 medallas.

Considerando Alvertiville (3 medallas), Lillehammer (9), Nagano (7) y Salt lake city (11), los deportistas suizos no habían conseguido hasta ahora un resultado tan favorable.

"El balance de Turín es muy positivo. Es una enorme satisfacción porque más del 70% de nuestros atletas obtuvieron una medalla o un diploma. Eso me da cierta satisfacción con respecto a nuestros criterios de selección, que fueron criticados en enero", declaró a swissinfo Werner Augsburger.

Objetivo superado

Antes de los Juegos, el director técnico de Swiss Olympic (Comité Olímpico Suizo) y jefe de la delegación en Piamonte se había fijado como meta la obtención de ocho medallas.

"Nos habíamos fijado un objetivo realista, aun cuando estábamos conscientes de que el potencial de nuestros atletas era algo superior. No pensamos que era posible volver con 14 medallas", añade Werner Augsburger.

"La primera medalla es la más importante para una delegación, y el haberla logrado pronto con la de bronce ganada por Bruno Kernen en descenso alpino permitió a todos liberarse totalmente".

Cuatro años para buscar nuevos campeones

En este año, aparte del esquí alpino, los suizos se distinguieron en snowboard, curling, bobsleigh, skeleton, esquí acrobático y patinaje artístico.

En esquí alpino, los héroes de Turín se llaman Ambrosi Hoffmann (bronce en Super G), Bruno Kernen (bronce en descenso) y Martina Schild (plata en descenso).

En los deportes de canales gélidos: Maya Pederson (oro en skeletosn), Gregor Stähli (bronce en skeleton) y Martin Annen (dos veces bronce en bob a dos y a cuatro).

El campeón del mundo de patinaje artístico Stephane Lambiel ganó la presea olímpica de plata en su disciplina, mientras que en salto acrobático la de oro fue para Evelyne Leu.

En curling, el equipo de Mirjam Ott se inclinó sólo en la final ante las favoritas suecas (7-6) y debieron 'conformarse' con plata.

Finalmente, en snowboard, los hermanos Philipp y Simon Schoch (medallas de oro y plata en slalom gingante paralelo), Daniela Meuli (oro en gigante) y Tanja Frieden (oro en boardercross) completan el tablero.

Varios de ellos acudirán a Vancouver en 2010, pero otros pondrán fin a sus carreras. Aún faltan cuatro años para que Suiza busque, encuentre y prepare a nuevos campeonos.

swissinfo, Mathias Froidevaux

Contexto

- Los XX Juegos Olímpicos de Invierno se desarrollaron en Turín y en el Piamonte italiano desde el 10 hasta el 26 de febrero.

- Suiza ha obtenido 14 medallas (5 de oro, cuatro de plata y 5 de bronce) y 24 diplomas olímpicos. Este balance es el segundo mejor éxito después de los JO de Sapporo, Japón 1972, cuando consiguieron 10 medallas. En 1988 Suiza ganó 15 medallas.

- Suiza figura entre las 10 naciones mejores, inédito desde Lillehammer en 1994.

- Durante la ceremonia de clausura el estandarte suizo fue llevado por Maya Pedersen, medallista de oro en skeleton.

Fin del recuadro

Datos clave

Los partaestandartes de Suiza en las ceremonias de clausura de los últimos cinco JO de invierno:
Turín 2006, Maya Perderson (skeleton).
Salt Lake City 2002, Luzia Ebnöther (curling).
Nagano 1998, Brigitte Albrecht (esquí de fondo).
Lillehammer 1994, Sonny Schönbächler (esquí acrobático).
Albertville 1992, Gustav Weder (bob).

Fin del recuadro


Enlaces

×