Navigation

Un 2010 positivo para la cooperación suiza

Niños oxaqueños en plena lección en el marco del proyecto CANICAS, apoyado por Suiza. swissinfo.ch

La decisión del Parlamento suizo de aumentar el presupuesto para la cooperación al desarrollo constituye uno de los principales logros del 2010.

Este contenido fue publicado el 30 diciembre 2010 - 09:00
Sergio Ferrari, swissinfo.ch

Para diversas organizaciones no gubernamentales (ONG) helvéticas esa decisión de la clase política es una señal alentadora de cara al futuro.








El 9 de diciembre pasado el Consejo de Estado (Cámara Alta) aprobó el mensaje complementario del Ejecutivo y decidió el aumento de manera obligatoria de la ayuda al desarrollo al 0.5% del ingreso nacional bruto hasta 2015.

Como primer paso dispuso incrementar 640 millones de francos  para los gastos de ese sector para el 2011. El 40% de esos medios suplementarios se destinará a la ayuda multilateral, mientras que el restante 60%, a la protección del clima y al agua.

En la sesión de marzo próximo el Consejo Nacional (Cámara Baja) debatirá sobre esa propuesta y deberá pronunciarse al respecto. “Las posibilidades de una aprobación son buenas…” señalaba la Alianza Sur en un comunicado de prensa.

En el texto, “se congratulaba por la decisión del Parlamento”. Con su voto, el Senado confirmó el compromiso asumido por casi todos los partidos políticos al día siguiente de ser presentada la Petición ‘0.7 %, juntos contra la pobreza’, evaluaba Alianza Sur, plataforma que reúne a Helvetas, Caritas, Acción Cuaresmal, Swissaid, Pan para el Prójimo y  EPER (ONG protestante) .

Más de 200 mil personas firmaron dicha demanda en el 2008 exigiendo un aumento de la ayuda al desarrollo al 0.7% del Ingreso Nacional Bruto, coherente con el compromiso asumido por Suiza al firmar los Objetivos del Milenio de las Naciones Unidas.

 

Decisión positiva, desafíos abiertos

“El aumento logrado casi al finalizar el año es una victoria del conjunto de la sociedad civil helvética y constituye uno de los principales logros en el sector de la cooperación del año en curso”, afirmó a swissinfo.ch Beat Wehrle, secretario general de E-CHANGER (E-CH), ONG de intercambio de personas que cuenta con una cuarentena de cooperantes en cinco países de América Latina y África.

Sin embargo, comenta Wehrle, “el objetivo máximo seguirá siendo llegar al 0.7%. Suiza que es uno de los países más ricos entre las naciones desarrolladas, no puede quedarse en una media discreta, …debe dar pasos todavía más decididos hacia adelante”.

Ese aumento exige también “mayor coherencia”. Tal como lo establece la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) que ha señalado a Suiza “la necesidad de una armonización mayor entre las políticas externas diferenciadas. Es decir, entre los sectores económicos, el desarrollo agrícola, la cooperación al desarrollo etc.”, apunta Wehrle.

Ciertamente, el refuerzo de esta coherencia dentro de la perspectiva de los Objetivos del Milenio y de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, “posibilitará trascender el objetivo único de la reducción de la pobreza”, explica.

En un futuro inmediato, se debería  pasar “a combatir activamente las causas que están en la base de esa pobreza. Especialmente en lo que se refiere a las relaciones político-económicas  planetarias actuales condicionadas por la  desigualdad estructural entre Norte y Sur”, concluye.

 

Mayor coherencia

“El aumento del presupuesto  para la cooperación” es también un aspecto  esencial del balance de Martín Schreiber, secretario general de la Plataforma UNITE que aglutina a 24 organizaciones no-gubernamentales suizas dedicadas al intercambio de personas en la cooperación internacional.

Subraya a swissinfo.ch los logros durante 2010 en el sector específico del voluntariado internacional. “Entre ellos, el reciente seminario latinoamericano realizado en octubre pasado en Bogotá, Colombia, y en el cual participaron todos los coordinadores de UNITE de ese continente, cooperantes suizos, personalidades políticas y sociales colombianas así como contrapartes latinoamericanas”.

“La cooperación helvética en este ramo va ganando en claridad de visión y las diversas ONG con personal expatriado desarrollan cada vez más objetivos comunes”, enfatiza Schreiber.

Se da una constante promoción de sinergias entre redes del sur y entre actores del Sur y del Norte; se actúa con coherencia, por ejemplo  en países como Colombia, reforzando los Derechos Humanos y los procesos de paz para un desarrollo sostenible social y económico, argumenta.

“Los cooperantes suizos, a la base de este tipo de cooperación, ofrecen muy altas competencias profesionales y sociales; acompañan y aconsejan a copartes y comunidades desfavorecidas del Sur, aportándoles un plus valor cualitativo”, reflexiona.

Schreiber indica como un elemento esencial positivo del año a punto de concluir, “el ambiente general favorable  hacia la cooperación y en particular de parte de la juventud tal como lo muestra un estudio que acaba de ser presentado públicamente”.

 

Interés juvenil en la cooperación

7 de cada 10 jóvenes suizos se muestran favorables a un desarrollo durable y sostenible, tal como lo indica una encuesta representativa encargada por la Coalición de Educación de las ONG helvéticas.

Los jóvenes expresan su interés en estar mejor informados y preparados sobre temas globales de gran trascendencia como el hambre en el mundo, la pobreza y  los cambios climáticos.

“Esta encuesta constituye una señal precisa de la sociedad helvética y un punto de partida novedoso para el trabajo que debe darse con los jóvenes en su etapa de formación básica”, concluye Martin Schreiber.

Encuesta reveladora

En el marco de la escuela y  más ampliamente de la formación, sería necesario transmitir más  conocimientos en relación a los problemas planetarios y a la responsabilidad individual en esa temática.

Tal es la opinión de 72% de jóvenes, en edades comprendidas entre los 14 y 18 años, que viven en Suiza, y que fueron interrogados por el ISOPUBLIC, un instituto de pesquisas mandatado por la Coalición Educación de las ONG. Los resultados fueron conocidos a mitad de diciembre.

Los encuestados consideran la falta de alimento y de agua potable, los cambios climáticos, la pobreza de numerosos países, la destrucción del medio ambiente, entre otros, como los principales desafíos futuros.

La gran mayoría de los jóvenes estarían dispuestos a comprometerse para cooperar en la resolución de esos problemas.

Según el sondeo, 84 % de los jóvenes entre 14 y 18 años se muestran anuentes a comprometerse en esas temáticas, durante  su tiempo libre, si supieran en qué forma concreta podrían aportar a un cambio de situación.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.