Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Un amor extremo por los tatuajes

Por

Tim Steiner, el 'lienzo humano' de Zúrich.

La historia surgió con un curioso contrato de arte que establece fuertes vínculos entre todos los participantes –el artista, su 'lienzo humano', la galería y el comprador.

El pasado septiembre, Tim Steiner suscribió el acuerdo para toda la vida que consiste en la explotación de los derechos del tatuaje que adorna su espalda a un coleccionista alemán por valor de 240.000 francos.

Él también aceptó donarle su piel tras su fallecimiento.

El acuerdo vino facilitado por la galería de Zúrich, De Pury & Luxembourg, que ha sido decisiva en la relación entre Tim, como lienzo humano, junto al artista belga de tatuajes Wim Delvoye, y más tarde, con el comprador Rik Reinking.

Steiner era un 'fan' del trabajo de Delvoye y cuando escuchó la oportunidad de tomar parte en su último proyecto, vender y donar un tatuaje, no dudo en presentarse.

"Estaba buscando una experiencia extrema y me di cuenta que esto era algo en lo que me gustaría participar", dijo a swissinfo el músico de 32 años de Zúrich. "Además era un gran aficionado de los tatuajes".

Su familia tenía muchas dudas al principio y le preguntaron si sabia lo que ello suponía. Su padre comentó que esperaba que su hijo pudiera vivir mucho tiempo y así no tener que cumplir la parte del trato que le obliga a ceder su piel en caso de fallecimiento.

Su madre le apoyó mucho y comentó que era "una oportunidad para experimentar algo salvaje".

Un arte verdadero

El tatuaje de una 'Madonna' rodeado de símbolos rituales de Asia y África comenzó como parte de una 'performance' en 2006.

Delvoye lo considera como el clímax de sus dos previos cuerpos de trabajo: tatuando símbolos en cerdos y el desarrollo de la máquina 'Cloaca', una instalación que simula el sistema digestivo humano.

El proyecto sobre Tim tiene más trascendencia que sus otras creaciones porque es "real".

"No es conceptual para nada. Tampoco tengo control. No puedo controlar a Tim, el coleccionista tampoco puede y hay un montón de elementos que no podemos manejar, es como una sopa".

Wim, Tim y Rik

Un ingrediente extra añadido fue la relación que se desarrolló entre los dos durante los dos años del proyecto. El tatuaje duró 35 meticulosas horas para acabarlo.

"Somos ahora buenos amigos. Desde el comienzo, Tim entendió lo que yo quería", explica Delvoye. Otra de las personas que entró en la dinámica fue el comprador.

El coleccionista de Hamburgo Rik Reinking era un candidato ideal. Este hombre, de 32 años de edad, empezó a recopilar obras desde que tenía 16 años. Pero incluso le llevó varios meses para decidir la parte preferida.

"Es una obra de arte complicada. Supera las barreras de lo aceptable, no sólo en relación con el arte pero también en el ámbito moral y, en este sentido asusta porque es impredecible, pero a la vez hace reflexionar, es estimulante y vanguardista", relata Stephanie Schleiffer, de Pury & Luxembourg.

Durante las negociaciones Steiner pasó un fin de semana con Reinking para conocerse mejor y hablar de todos los detalles.

"Nos convertimos en amigos", indica Steiner. "Me siento seguro y cómodo con él. Cualquier cosa la puedo compartir con él. El hecho de que escuche mis ideas es perfecto para mí".

Al final, Reinking compró los derechos de explotación del tatuaje para toda la vida. Por su parte, Steiner se comprometió a dejar el tatuaje en su lienzo de piel al comprador cuando muera.

Steiner debe exhibir su obra tres veces al año en espacios públicos y privados.

Steiner, Schleiffer y Delvoye estuvieron en Shangai en la primera exposición de Tim en la ShContemporary Art Fair.

Abrumado

Steiner admite que la vida como él la conoce se ha vuelto "muy intensa" con noticias de la venta diseminadas por el mundo, unos días después tras el viaje a China.

"Todo se ha hecho más grande de lo que esperaba. De repente tengo un montón de amigos. Gente que veía hace 10 años me está llamando para salir a tomar algo. Personalmente me siento abrumado".

Schleiffer añade que el sabor especial del proyecto ha significado que todos se han tenido que ayudar mutuamente.

"Fue y todavía es una experiencia maravillosa. Pero no sólo es una pintura. Es un viaje fascinante e interesante".

swissinfo, Jessica Dacey
(Traducción: Iván Turmo)

tatuajes

Según la Real Academia de La Lengua, tatuaje significa: Dibujo indeleble en la epidermis.

Los tatuajes son dibujos, de cualquier índole, los cuales son realizados en diversas zonas del cuerpo humano. Y decimos cualquier tipo de dibujo, ya que no existe una regla sobre que tatuaje realizarse.

Los tatuajes son absolutamente subjetivos. Dependerán del gusto de la persona. No sólo su forma, sino que también su tamaño, colores a utilizar y la zona a tatuar.

La mayoría son de color oscuro, ya que resaltan de mejor manera, en aquellas pieles un tanto oscuras y por sobretodo, en las más pálidas.

Los tatuajes, son realizados, mediante la rotura de la epidermis, con un objeto punzante, o sea, una aguja, la cual en su punta lleva tinta insoluble.

Al ir rompiendo la piel, específicamente la epidermis, que es la primera capa de piel del cuerpo humano, estos tatuajes quedarán de manera indisoluble, en el cuerpo del tatuado.

Es por lo mismo, que hay que comprender que los tatuajes son dibujos permanentes. No existen métodos mágicos para eliminarlos.

En la actualidad existen ciertas cirugías plásticas, que intentan eliminar el tatuaje por medio de láser. Pero al hacerlo, queda una cicatriz vistosa, en el lugar que ocupaba el tatuaje.

O sea, una marca por otra. Es por lo mismo, que al hacerse tatuajes, hay que pensar muy bien, si uno desea realmente hacérselo o no. Ya que una vez terminado el proceso, no se puede echar marcha atrás.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×