Navigation

Un caballo 'made in Switzerland'

En la región de Saignelégier, el caballo "Franche -Montagne" es rey. swissinfo.ch

El caballo de “Franche-Montagne” es desde hace siglos el único ejemplar de raza suiza y constituye el símbolo más representativo del cantón del Jura.

Este contenido fue publicado el 08 agosto 2003 - 20:11

La feria del ‘Marché-Concours’ se transforma en un templo de adoración del equino helvético.

El “Marché-Concours” nació en 1897. En sus orígenes asemejaba más una exposición agrícola destinada a la promoción de la ganadería local, que a una gran ceremonia en honor del caballo, como se le conoce hoy. El orgulloso animal se exponía junto a otros compañeros de granjas, mezclado con vacas, cabras y gallinas.

Pero la reputación de la raza equina “Franche-Montagne (Montañas francas, en traducción literal) sobrepasó rápidamente las fronteras cantonales. No tardó en suplantar a otras razas conocidas del país.

Sus cualidades de animal resistente, con carácter y docilidad sedujeron a los campesinos y a los militares. Al punto que este caballo se convirtió en la única estrella de la feria.

La gran época

En 1923, el Marché-Concours (Feria Competencia) se vio atribuir el título de “evento nacional”. Poco a poco perdió su vocación comercial para convertirse con el tiempo en una exposición ecuestre.

Hay que señalar que durante mucho tiempo, los ganaderos de la región no encontraron ningún problema en comercializar este tipo de caballos.

“Diez años atrás el ejército suizo compraba todavía entre 130 y 150 caballos por año. Pero con la desaparición de las tropas de transportes de caballería, el año pasado sólo compró 19”, señala Roger Bidermann, funcionario del Servicio de Economía Rural del cantón del Jura.

Reducción de las subvenciones

Además de la pérdida de uno de sus mejores clientes, los ganaderos de la región tienen ahora que lamentar, una drástica reducción de las subvenciones federales.

“Hasta en 1995 la Confederación nos entregaba una “prima militar” de alrededor de 500 francos suizos por animal,” explica Vincent Wermeille, criador de caballos de Saignelégier.

“Se consideraba que la región de Franches-Montagnes podía ser requisada en todo momento por el ejército en caso de guerra”, agrega.

“Los remates oficiales permitían de vender entre 250 a 300 animales por año. Estábamos protegidos por los cupos a las importaciones. Hasta 1998 había que comprar 5 caballos suizos para tener la autorización de comprar uno extranjero. No caben dudas de que este sistema contribuyó a desnaturalizar el mercado interno”, concluye Vincent Wermeille.

Una raza en observación

Pero esta bella época ya no existe. Berna se limita ahora sólo a apoyar el trabajo que realiza la Federación Suiza de Criaderos de la raza “Franche-Montagnes”. Tanto el cantón de Jura como la Confederación otorgan a los ganaderos una prima de 400 francos por cada yegua reproductora.

Es una contribución destinada a salvar esta raza de caballos helvéticos. La región cuenta sólo en la actualidad de 4000 yeguas y los expertos en genética consideran que una raza se debilita cuando sus efectivos cuentan con menos de 5.000 yeguas reproductoras.

Es decir, actualmente la raza de Franches-Montagnes no se encuentra en peligro de extinción, pero si corre el riesgo de debilitarse.

Mercado bajo presión

Con el fin de proteger esta raza, la selección es cada vez más exigente. Cada año entre el 50% y 60% de los potrillos terminan sus días en el matadero. Pero el mercado de la carne equina es cada vez menos rentable.

“Actualmente los precios se negocian a 5 francos el kilo, lo que representa una caída del 18% en comparación a los precios de 1994”, afirma Roger Bidermann.

“Hasta hoy, los importadores de carne deben adquirir carne indígena antes que productos importados, pero a partir del 2005 no habrá más proteccionismo y los cupos irán despareciendo. En el 2007 habrá que batirse con un mercado totalmente liberalizado”, precisa Luc Jallon, gerente de la Federación de Franches-Montagnes.

Sin embargo, los ganaderos no han perdido todas las esperanzas. Desde ahora están en búsqueda de nuevos mercados, y las exportaciones aumentan poco a poco. El año pasado logramos vender en el extranjero 180 caballos”, agrega Luc Jallon.

Y no es más que un comienzo, afirman los ganaderos del Jura, que cuentan sacarle mucho provecho a la fama que tiene la feria del “Marché Concours” para aumentar sus ventas.

swissinfo, Vanda Janka
(Traducción, adaptación: Alberto Dufey)

Datos clave

El caballo de raza "Franche-Montagne" es el símbolo del cantón del Jura.
El animal hizo historia en las tropas de caballería del ejército suizo.
La feria de Sagnelégier le rinde un culto al equino suizo.

End of insertion

Contexto

- En 1923, el Marché-Concours se convirtió en “evento nacional”.
- Actualmente es una exposición ecuestre dedicada enteramente a la raza de caballos "Franche-Montagne".
- Ante la disminución del mercado interno, los ganaderos del Jura han iniciado la exportación del equino suizo.
- Una raza fuerte, resistente y muy dócil, sos sus principales características.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.