Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Un cosmopolita en el paraíso: Canetti en Zúrich

Elias Canetti, junto a su esposa Hera, en la biblioteca de su casa en Zúrich. 

(Elias Canetti Erben durch Carl Hanser Verlag)

Elias Canetti, Premio Nobel de Literatura 1981, llega por primera vez a Zúrich en 1916, a los once años de edad. Ávido de saber, la ciudad le resultó un paraíso.

El escritor, judío sefardí de lejanos orígenes españoles y nacido en Bulgaria, vivió en media Europa y es una de las voces más singulares del siglo XX.

En un periodo, los últimos treinta años del siglo XX, en el que los intelectuales helvéticos revisan con ojos críticos la historia de Suiza, Elias Canetti manifiesta sus sentimientos respecto al país que lo acogió en dos etapas importantes de su vida: "Adoro Suiza".

Estudió en uno de los bachilleratos de Zúrich y, años después, regresó a esta ciudad para vivir junto a su segunda esposa, la museóloga Hera Buschor, y su hija Johanna, nacida en 1972.

Su peregrinaje por Europa – que concluyó en la ciudad suiza – hizo de Elias Canetti un autor alejado de las corrientes literarias del siglo XX. No se le puede asignar una nacionalidad. Tiene sangre austrohúngara, algo de la cultura de los cafés vieneses, pero las etapas de su vida fueron tantas y tan distintas que resulta fácil entender por qué pensó en "unir Europa a través del relato de su infancia".

Entre lenguas y culturas

Fue precisamente un libro sobre su juventud - La lengua salvada (Die gerettete Zunge, 1977) – con el que Elias Canetti se consagró como un escritor conocido. En esta obra el escritor, convencido de que los caracteres de la existencia humana y espiritual de una persona se revelan ya durante la infancia, hace un estudio sobre sus orígenes.

Aunque escrito en alemán, en el libro están presentes el español del siglo XV que hablaban los judíos sefardíes, el búlgaro de los habitantes de la ciudad natal de Canetti y el inglés de Manchester, ciudad que él asocia con el triste recuerdo de la muerte de su padre.

Curioso por naturaleza, escuchador atento y rector apasionado, Canetti siempre sintió fascinación por las biografías. Pero la idea de que alguien pudiera "entrometerse en la historia de su vida lo llenaba de contrariedad".

Quizás por ello escribió tres libros autobiográficos. Pero no logró llevar a cabo todos sus proyectos: el relato de su vida se detiene en 1937 y el panfleto contra la muerte, odiada y nunca entendida, fue un deseo que jamás se llegó a realizar.

Homenaje de Zúrich

Sven Hanuschek colmó la laguna biográfica con la publicación de un libro con motivo del centenario del nacimiento de Elias Canetti. El mismo Hanuschek es el curador de la muestra en el museo Strauhof de Zúrich dedicada al escritor (17 de marzo–29 de mayo del 2005). Asimismo están previstas otras manifestaciones para rendir homenaje a Canetti que falleció en esa ciudad suiza en 1994.

"Hoy se cuestionan la recepción y popularidad de Canetti", afirma Werner Morlang, autor de un libro que reúne los testimonios de personas que conocieron al escritor durante su etapa zuriquesa (Canetti in Zürich, Nagel&Kimche, 2005). "Para la gente de mi generación la confrontación con Canetti es algo natural, pero espero que los eventos conmemorativos contribuyan a que lo lean la gente que todavía no lo ha descubierto."

"La literatura tiene una fuerte presencia en Zúrich", prosigue Morlang. "Canetti es la continuación de una corriente literaria que dio origen a movimientos importantes como el dadaísmo."

Personalidad reservada

Aunque vivió en Zúrich, Canetti nunca participó activamente en la vida cultural de la ciudad. "Llevaba una vida reservada", cuenta Werner Morlang. "Sorprende constatar que pese a ello haya logrado entablar contacto con mucha gente".

Canetti no manifestó jamás su opinión sobre la política suiza. Escuchaba con interés a sus amigos helvéticos y las discusiones sobre los aspectos negativos del país, como el escándalo de las fichas que los servicios secretos establecieron sobre cientos de miles de ciudadanos. Pero estos sucesos no le impidieron conservar un vínculo afectivo positivo con Suiza.

"El amor por Suiza se remonta a los años 1916-1921, años que Canetti pasó en Zúrich", explica Morlang. En La lengua salvada el escritor habla de aquellos años como del "único periodo completamente feliz" de su vida, del "paraíso" de su adolescencia, un paraíso en gran parte identificado con los estudios cursados en el bachillerato de Rämibühl, donde pudo saciar su sed de saber.

El hombre detrás del bigote

En los años posteriores, Zúrich – residencia de un premio Nobel de Literatura – brindó a Canetti la posibilidad de continuar ocupándose de sus cosas sin ser excesivamente molestado. "Los zuriqueses lo dejaron en paz", señala Morlang.

Y por lo demás, quienes lo conocieron afirman que no era un hombre que dejase incomodarse. Bajo de estatura, con densa cabellera y una mirada intensa, Canetti era capaz de imponer respeto y no le gustaba que la gente se le acercara demasiado.

"El bigote no se podía tocar", recuerda su barbero y vecino. "Si para cortar el pelo ya nos acercábamos bastante, cuando se corta el bigote bordeando la línea de los labios uno se acerca aún más. Era demasiada proximidad para él."

swissinfo, Doris Lucini
(Traducción del italiano: Belén Couceiro)

Datos clave

25 de julio de 1905: Elias Canetti nace en Ruscuk, Bulgaria, en el seno de una familia de judíos sefardíes.

1916-1921: Tras vivir algunos años en Manchester y Viena, la familia de Elias Canetti, huérfano de padre, se traslada a Zúrich. Posteriormente vive en Alemania y Austria.

1938: Durante el nazismo se refugia en Inglaterra y obtiene la nacionalidad al término de la guerra

1971-1994: Pasa los últimos años de su vida en Zúrich, ciudad de su segunda esposa, Hera Buschor.

Fin del recuadro

Contexto

La trayectoria literaria de Elias Canetti, licenciado en Química, comienza en 1935 con la publicación de su primera y única novela Auto de fe (Die Blendung). Sigue algunas obras de teatro y el ensayo sobre la psicología del control social Masa y poder (1960).

El éxito le llega después de 1977, con la publicación de La lengua salvada, libro en el que cuenta la historia de su infancia. Siguen otros dos volúmenes autobiográficos. En 1981 recibe el Premio Nobel.

Canetti dejó sus archivos a la Biblioteca Central de Zúrich, donde está enterrado también James Joyce. Desde el 2002 se puede consultar el material de trabajo. A partir del 2024 se podrá acceder también a la correspondencia privada y los diarios.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes