Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Un fenómeno creciente Monedas alternativas para impulsar la economía local

Los billetes Farinet, una moneda local en el Valais, estarán en circulación en abril próximo.

Los billetes Farinet, una moneda local en el Valais, estarán en circulación en abril próximo.

(Keystone)

En Suiza se multiplican las monedas complementarias (o sociales). Esta primavera, los consumidores y negocios del cantón del Valais comenzarán a utilizar los billetes denominados 'Farinet'. La asociación que lanzó el Leman (una moneda que comenzó a circular en Ginebra en 2015 para estimular las transacciones locales) acaba de celebrar su primer aniversario.

Monedas como el Isenau, que ya circulan en el pueblo alpino de Les Diablerets, se inspiraron en el 'Sablier', una divisa conmemorativa que se usó durante las Fiestas de Ginebra en el año 2000.

El 'Farinet' es una moneda local muy parecida a una que se introdujo en Sion, en el cantón del Valais, para apoyar la candidatura para los Juegos Olímpicos de Invierno 2006.

El interés por este tipo de divisas crece cada vez más en Suiza.

El ‘FarinetEnlace externo’ renacerá este mes de abril, después de que una asociación consiguiera reunir, gracias al micromecenazgo, 25 600 francos para imprimir billetes de ‘Farinet’ que utilizarán las empresas locales del Valais.

Se espera que sean puestos en circulación 80 000 billetes que permitirán dinamizar la economía local a través de transacciones en un centenar de negocios (cafés, tiendas, traslados en taxi e incluso servicios de arquitectura podrán ser pagados con esta moneda).

"El objetivo no es solo aumentar los intercambios comerciales, sino la pertenencia a una red de negocios”, dijo la portavoz del proyecto Cathy Berthouzoz.

El ‘Farinet’ se unirá al LemanEnlace externo, una moneda lanzada en Ginebra en 2015 para estimular las transacciones locales, que también tiene unos 80 000 billetes en circulación y es aceptada por 350 empresas alrededor del Lago Leman.

Pero existe al menos una decena adicional de proyectos en gestación.

"El creciente interés en las monedas locales proviene de la sensación de que nuestro actual sistema económico sigue siendo frágil y que las economías locales están en riesgo de crisis sistémicas. Las monedas locales resisten mejor las crisis y ayudan a crear vínculos entre los diferentes socios económicos”, dijo Jean Rossiaud, portavoz del proyecto Leman.

Pero, ¿podrían las monedas locales ser solo una moda pasajera? Christian ArnspergerEnlace externo, profesor de Sostenibilidad y Antropología Económica de la Universidad de Lausana, duda de su solidez y de su impacto económico.

Argumenta que tienen un efecto débil y de corto plazo. Pero reconoce que el entusiasmo que despiertan las monedas sociales prueba que “una divisa es un objeto político, no una herramienta neutral. La gente quiere tomar decisiones sobre su estilo de vida. Por ello es un movimiento que cobra fuerza”, expresó a la radio pública suiza RTS.

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook


Traducción del inglés: Andrea Ornelas, swissinfo.ch

×