Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Un país de pequeños especuladores

Casi un cuarto de la población adulta en Suiza invierte en acciones.

(Keystone)

La fiebre bursátil parece atraer nuevamente en Suiza. La buena salud de los mercados financieros seduce a muchas personas para invertir su patrimonio en acciones.

Tras la debacle de hace algunos años, los inversionistas muestran hoy un comportamiento más racional y menos inclinado al azar.

Entre 2001 y 2003, la dura ley bursátil provocó grandes desilusiones a un buen número de suizos que se habían aventurado por primera vez al terreno insidioso de los mercados financieros.

A finales de la década de los años 90, cientos de miles de personas buscaron fortuna en la bolsa, atraídos por el crecimiento eufórico de las cotizaciones y de las nuevas tecnologías electrónicas que facilitaron considerablemente las transacciones.

El proceso de democratización del comercio de los títulos de nuevo se encuentra en plena expansión. Desde el verano pasado, los índices se encuentran en un buen nivel y su estabilidad genera esperanzas para aquellos interesados en obtener ganancias con facilidad.

Alto porcentaje de inversionistas

En 2005, el mercado bursátil suizo registró un incremento espectacular del 31%, superior a las previsiones más optimistas de los expertos.

El valor de capitalización de la bolsa suiza rebasó el billón de francos en estos últimos meses. Y como no parece que haya nubes en el horizonte, los niveles de participación en el mercado bursátil registrados en el 2000 podrían ser rebasados próximamente.

En este clima, casi ideal, miles de ahorradores se convierten en pequeños especuladores.

"Actualmente entre el 20 y el 25% de la población adulta en Suiza invierte en acciones. Se trata de un porcentaje muy elevado en comparación con los niveles registrados en los países vecinos. En Alemania, por ejemplo, este porcentaje es del 13% y en Francia del 10%", observa Mark Bürki, director de 'Swissquote'.

El líder suizo del comercio en títulos en línea vio aumentar el número de sus clientes en 24% el año pasado. Las inversiones crecieron 48% en ese periodo. Y el repunte continúa.

"Suiza se acerca al nivel de los países anglosajones, donde hay una larga tradición para invertir en los mercados financieros", agrega Bürki.

Confianza en las grandes empresas

La fiebre bursátil es un fenómeno que no deja de sorprender en el caso de Suiza. En el sector económico, los suizos tienen la reputación -con razón o sin ella- de ser muy prudentes.

"Suiza tiene una fuerte concentración de empresas multinacionales, bien enraizadas en todo el territorio. Presentes un poco en todas partes, participan también en la vida social y son la fuente laboral de mucha gente. A esto se suma que los suizos otorgan una gran confianza a sus grandes empresas", constata el director de 'Swissquote'.

Las 26 multinacionales que cotizan en el 'Swiss Market Index' (SMI), el índice de valores de las industrias de primer orden en Suiza, representan más del 80% del volumen de capitalización.

¿Nueva desilusión?

Falta por saber si esta vez se evitará una desilusión como la de hace unos años... "El movimiento a la alza registrado actualmente se basa en principios mucho más sanos, comenzando porque se sostienen en el buen camino de los negocios", calma Marc Bürki.

"En el período 1999/2000, se asistió a una especulación a ultranza. Casi todos exageraban. Bastaba con decir que a través de Internet se podía ver cómo se inflaban los valores bursátiles propios."

Comportamiento más prudente

De acuerdo a los especialistas, el comportamiento actual de los pequeños inversionistas es más prudente y más maduro en comparación con el observado hace unos años, cuando la bolsa se volvió como un gran casino.

"Muchos clientes revenderán sus acciones en cuanto aparezcan los primeros beneficios para evitar mayores riesgos y muchos de ellos buscan equilibrar sus inversiones a través de la diversificación", confirma el director de 'Swissquote'.

"Hay muchos pequeños inversionistas que eligen modelos financieros más estables. Se informan, se interesan por los análisis sobre la evolución de la economía, las tendencias de los mercados financieros o el estado de salud de las empresas."

Un fenómeno que se ha confirmado con el éxito de la feria de fondos 'Fondsmesse' de Zúrich o de 'Investissima' en Lausana/Ginebra, surgidas hace poco. Estos salones del mundo de las inversiones que proponen varios cursos didácticos sobre el sector financiero llaman la atención a un público cada vez mayor.

"Incluso aquel que invierte 20.000 o 30.000 francos quiere saber qué devendrá de su dinero. Para él significa su patrimonio", subraya Olivier Ferrari, responsable de 'Investissima'.

"Mucha gente ya no quiere invertir a ciegas su peculio. Pero tampoco desean esperar toda su vida para ver aumentar su capital."

swissinfo, Armando Mombelli
(Traducido del francés por P. Islas)

Contexto

En Suiza, alrededor de un millón de personas, es decir, un cuarto de la población adulta, invierte en acciones, fondos y otros productos bursátiles.

Al principio de 2006, cerca de 600 millones de francos fueron invertidos en fondos, aquí en Suiza o en el extranjero.

El valor de capitalización de la bolsa suiza rebasó el mes pasado el billón de francos, una suma que representa más del doble del PIB.

El récord histórico fue alcanzado en diciembre de 2000 con un volumen de un billón 257 mil millones de francos. En marzo de 2003 el valor de los títulos suizos descendió a 567 mil millones de francos.

Fin del recuadro

Datos clave

El índice SMI (Swiss Market Index), que reúne a los 26 principales títulos suizos, aumentó 31% en 2005.

Las cuentas de ahorros, por el contrario, reportaron beneficios de entre 0,5% y 1% a sus detentores.

En este 2006, el SMI ha progresado más de 6%.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×