Navigation

Una buena noticia para la imagen de Suiza en el extranjero

Excluido del Gobierno suizo, Christoph Blocher pasa a la oposición. Keystone

Los cambios que se produjeron esta semana en la política suiza son saludables para la imagen del país y sus relaciones con la Unión Europea, sostiene Roger de Weck.

Este contenido fue publicado el 16 diciembre 2007 - 10:02

El editorialista de varios diarios helvéticos de lengua francesa y alemana considera que el Parlamento aprovechó la oportunidad para corregir la imagen de una Suiza populista inquietante a los ojos de la prensa extranjera.

"Seísmo", "tempestad": Los términos utilizados en la prensa europea para describir la no reelección, el 12 de diciembre, del ministro de la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha nacionalista), Christoph Blocher, revelan la sorpresa que causó la noticia también en el extranjero.

Para Roger de Weck, sin embargo, los comentaristas se equivocan cuando predicen el fin del sistema político suizo y su modelo de consenso.

swissinfo: Generalmente, la prensa internacional no presta mucha atención a la política suiza. ¿Cómo explica usted el interés que despertaron estas elecciones?

Roger de Weck: El fenómeno de un partido populista que gana el 30% de los escaños parlamentarios y, por ende, es el más fuerte en Europa ha causado impacto. Hasta ahora se veía a Suiza como un país moderado; el país del equilibrio, la ponderación. El avance de la UDC ha abierto muchos interrogantes.

swissinfo: Varios medios europeos, pero también estadounidenses, se manifestaron preocupados por el contexto político y el tono de la campaña electoral. ¿La exclusión de Christoph Blocher mejorará la imagen de Suiza en el extranjero?

R.d.W.: La no reelección del ministro de la UDC es una buena noticia para Suiza y su imagen en el exterior, porque Suiza toleró que los populistas llegaran demasiado lejos, mucho más lejos que en otros países.

Tras la decisión que acaba de adoptar el Parlamento, creo que se va a corregir esta imagen. La gente se va a dar cuenta de que Suiza es capaz de volver las cosas a su lugar. Y esto se valorará positivamente en el extranjero.

swissinfo. La UDC ha anunciado que pasa a la oposición. ¿La escena política suiza va a ser comparable a la de otros países?

R.d.W.: Para nada. Este paso a la oposición de la UDC no va a cambiar nada, puesto que la política en Suiza se rige más por los temas que por la ideología o la lucha de poder.

Obviamente, los que hoy se declaran en la oposición tendrán que buscar un entendimiento y socios para defender sus intereses. El anuncio ha provocado un gran revuelo mediático, pero no acarreará cambios fundamentales.

swissinfo: Usted no cree que el sistema político suizo avanza, en cierta forma, hacia una alternancia...

R.d.W.: Es imposible en un sistema de democracia directa como el suizo donde conviven tantas minorías lingüísticas, religiosas y regionales. La heterogeneidad del país es tal que exige tomar en cuenta un sinfín de factores.

De hecho, resulta difícil imaginarse una transposición a Suiza de un sistema político diferente al suyo.

swissinfo: En Europa, parece que el populismo se debilita. ¿Se observa esta tendencia también en Suiza?

R.d.W.: Sin duda, el populismo ha superado su cenit también en Suiza. Ciertamente, se seguirá hablando y mucho de Christoph Blocher, pero dejará de ser el pivote de la política suiza. Creo que tendremos a un 'semi-Blocher – calificativo despectivo que los partidarios del ala derechista de la UDC utilizan para referirse a Samuel Schmid (ministro de Defensa, ala moderada de la UDC) – cuyo peso disminuirá progresivamente.

Es una situación comparable a la de Austria y Jörg Haider, aunque con diferentes matices. Después de vivir un auge, hoy el populismo es un fenómeno marginal en Austria. No podemos decir lo mismo de Suiza, pero en los próximos años se producirá un retorno a la normalidad.

swissinfo: economiesuisse, la patronal suiza, ha manifestado que teme por la estabilidad del país. ¿Un temor justificado?

R.d.W.: No hay que tomar demasiado en serio las declaraciones de economiesuisse, que actualmente pasa por una fase extremadamente defensiva, por no decir reaccionaria, y que teme cualquier evolución hacia una apertura del país.

Tenemos una nueva ministra que ocupó la cartera de Finanzas en el cantón de los Grisones y que desempeñó su cargo con rigor. La idea de que este cambio en el gobierno pueda desestabilizar el país no es muy concreta.

swissinfo: ¿Mejorarán las relaciones entre Suiza y la Unión Europea con Christoph Blocher en la oposición y no en el gobierno?

R.d.W.: No se puede descartar que Blocher, que ahora practicará una oposición clara y firme, lance un referéndum contra la extensión de la libre circulación a Rumania y Bulgaria. Pero también creo que los suizos son sensatos y no lo apoyarán. De no ser así, se pondrían en cuestión nuestras relaciones con la Unión Europea, lo cual dañaría intereses económicos vitales.

Entrevista swissinfo: Carole Wälti
(Traducción del francés: Belén Couceiro)

Contexto

El nuevo Parlamento suizo, salido de los comicios del pasado 21 de octubre, eligió a su vez al nuevo Gobierno el 12 de diciembre.

La elección se prolongó hasta el jueves, día 13, tras la no confirmación en el cargo de Christoph Blocher, ministro de Justicia y Policía saliente y candidato oficial de la Unión Democrática del Centro (UDC).

En su lugar, el Legislativo prefirió – por 125 votos frente a 115 – a Eveline Widmer-Schlumpf, miembro del ala moderada del partido.

La política oriunda de los Grisones, en cuyo gobierno cantonal ocupaba hasta ahora la cartera de Finanzas, fue elegida el miércoles, pero solicitó un tiempo de reflexión para meditar si aceptaba o no el cargo.

La UDC ha decidido pasar a la oposición y ha retirado a sus dos ministros electos – Eveline Widmer-Schlumpf y Samuel Schmid – el apoyo de su grupo parlamentario.

End of insertion

Datos biograficos

Roger de Weck nace en 1953 en el cantón de Friburgo.

Después de estudiar Economía y Ciencias Sociales en la Universidad de San Gall, se inicia en el periodismo.

Es corresponsal en París para varios diarios suizos. Luego se adentra en el mundo editorial. Regresa al periodismo como redactor jefe del rotativo 'TagesAnzeiger', de Zúrich, y a partir de 1997, del semanario alemán 'Die Zeit'.

Tras esta experiencia se convierte en publicista independiente. Escribe para varios periódicos suizos de expresión francesa y alemana, e interviene regularmente en programas de radio y televisión. Asimismo preside el consejo de fundación del Instituto de Altos Estudios Internacionales y de Desarrollo, de Ginebra.

En 2004, Roger de Weck recibe el Premio de la Prensa de la Oficina de Turismo de Davos (cantón Grisones) por la calidad de su labor periodística.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.