Navigation

Una de cada 10 suizas sufre cáncer de seno

Octubre, mes de la prevención del cáncer de seno. breastcancer.ch/Margaretha KLS

La cifra se conoce poco y hace pensar. En Suiza, cada año se registran 5.000 nuevos casos.

Este contenido fue publicado el 08 octubre 2004 - 12:49

Desde hace 5 años el mes de octubre se consagra a la prevención a escala nacional.

“El cáncer de seno aumenta en todos los países industrializados y es considerado como el cáncer de los países ricos. La tasa suiza es una de las más altas de Europa. Es un problema de salud pública de primer orden. Sin embargo, el Estado aún no responde adecuadamente”, explica Christine Bouchardy, responsable, en el cantón de Ginebra, de los registros de tumores.

“En Suiza hay mucho que hacer todavía. En las regiones de lengua francesa e italiana los programas de depistaje son una realidad, pero en la Suiza de expresión alemana el mensaje tiene dificultades para pasar”, explica la médico.

“Suiza, es conocida por tener una óptima medicina curativa en la cual se invierte entre el 80 y el 90% de los recursos”, dice a Swissinfo la patóloga Bettina Borish, profesora de la Universidad de Ginebra, presidente de la Comisión de expertos de cáncer de seno. “Sin embargo, la medicina preventiva es generalmente descuidada, también cuando se trata de cánceres de seno”, añade.

“Nadie duda de que el depistaje cuesta, pero aún no se ha querido calcular cuánto cuesta una mujer enferma de cáncer en la fase activa de su vida, y no sólo en términos financieros”, advierte Bettina Borish.

Factores de riesgo

“La investigación ha puesto en evidencia que en la manifestación de la enfermedad, el factor hereditario tiene un papel relevante. Otro factor importante es la edad. El 46% de las mujeres que se enferman tiene entre 50 y 70 años de edad. Entre las mujeres jóvenes el cáncer de seno es menos frecuente, aunque es más virulento y, a menudo, mortal”, explica a Swissinfo Inès Binggeli, de la Liga suiza contra el cáncer.

Es difícil decir cuáles son exactamente los factores de riesgo. Basada en estudios actualmente disponibles, la Liga suiza contra el cáncer puede citar algunos: ciclo menstrual precoz, ausencia de gravidez y menopausia tardía, antecedentes de tumores en el útero y ovarios. También el sobrepeso y la obesidad pueden incidir en el surgimiento de la enfermedad.

“Una alimentación rica en grasas animales puede favorecer la aparición del tumor”, precisa Binggeli. “No debe olvidarse tampoco que las terapias hormonales sustitutivas son mencionadas actualmente como uno de los mayores factores de riesgo de cáncer de seno”, observa la doctora. “Sin embargo, muchas mujeres, tienen absoluta ncesidad de estas terapias”, agrega.

Importancia de la prevención

Si se considera que en Suiza el cáncer de seno afecta a una de cada 10 mujeres, podemos calcular la gran importancia que tiene la prevención. Por esta razón el depistaje es el tema central de las campañas durante este mes de octubre.

“A las mujeres jóvenes aconsejamos vivamente el autoexamen mediante la palpación del seno. Cualquier mujer pude hacerlo”, indica Binggeli. Los programas de depistaje sistemáticos a través de la mamografía se refieren, por el contrario, a las mujeres mayores de 50 años de edad. La Liga recomienda además someterse a una primera mamografía preventiva a la edad de 40 años.

Curas y terapias

El cáncer de seno es una enfermedad cuyo rostro cambia incluso en el campo de las terapias y curas. “Gracias al depistaje se pueden determinar y retirar pequeños tumores. Por otra parte, cada día se practica menos la mastectomía y sólo se inteviene en las partes enfermas. Gracias a las nuevas modalidades de intervención quirúrgica las operaciones resultan menos mutilantes. Además, hay nuevas formas de quimioterapia”, explica Christine Bouchardy.

“Se han registrado también progresos con la terapia antiestrogénica mediante el farmaco Tamoxifene, cuya acción, comprobada en mujeres ancianas, arroja buenos resultados también en las mujeres jóvenes. La acción combinada del depistaje precoz y de la cura, nos permite hoy ofrecer mayores esperanzas de sobrevivencia a las mujeres”, agrega Bouchardy.

“Hay sin embargo un problema social que no debe olvidarse al analizar la falta de medios en la lucha contra el cáncer de seno: se trata de una enfermedad esencialmente femenina. Una norteamericana ha dicho que si el cáncer de seno fuera una dolencia masculina, se consagrarían miles de millones de dólares a la investigación”. La profesora Borish conlcuye: “Es un hecho que no puede ignorarse, quiérase o nó”.

Bettina Borish, Universidad de Ginebra
(Traducción, Jaime Ortega)

Datos clave

Cerca de una de cada 10 mujeres suizas sufre cáncer de seno.
En la Unión Europea más de 300.000 mujeres se enferman cada año.
Cerca del 70% de las mujeres que sufren un cáncer de seno viven aún 5 años después del diagnóstico.

End of insertion

Contexto

Durante la campaña preventiva, la Liga suiza contra el cáncer y las ligas cantonales organizan diversos encuentros y eventos en todo el país. Un autobus de información, con un equipo de especialistas, circula en las principales localidades

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.