Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Una ley contra la plaga de los 'spam'

Los 'spam' son una plaga a la que Suiza quiere poner fin con medios legales.

(swissinfo.ch)

Suiza se dispone a introducir una ley contra el envío de publicidad no solicitada que llega casi a diario a nuestra cuenta e-mail.

Microsoft se ha sumado a un grupo de políticos para elaborar un proyecto de ley presentado recientemente ante el Parlamento.

El proyecto de ley que se prepara en Suiza prevé declarar ilegal el envío de mensajes de esa índole, sin el consentimiento de los usuarios de Internet o a personas que no figuren en las listas de clientes de las empresas helvéticas que los remiten.

El 62% de todo los e-mail que se envían a través del mundo corresponden a la categoría de los ‘spam’. Significa que unos 10.000 millones de correos electrónicos saturan cada día la Red y nos hacen perder tiempo, dinero y recursos.

Estados Unidos y la Unión Europea ya disponen de leyes contra este fenómeno, mientras que Suiza carece todavía de normas en este campo.

“Uno de los requisitos principales para luchar contra los ‘spam’ es el control legal”, declara a swissinfo Alexander Stüger, responsable de Microsoft Suiza.

“También Suiza tiene que dotarse de medios para perseguir a los ‘spammers’ y de instrumentos legales apropiados para impedir la distribución de estos correos basura”.

Un fenómeno en aumento

El envío de estos mensajes comerciales no solicitados, conocidos como ‘spam’, se ha convertido en una auténtica plaga. Y la situación va de mal en peor.

Según un estudio de la Universidad de Nottingham, los usuarios británicos pierden una hora al día para vaciar sus buzones repletos de correos basura.

Se calcula que en la Unión Europea los costes que ocasiona el fenómeno – filtros, memorias sobrecargadas y pérdida de productividad - rondan los 12.500 millones de euros al año.

En Suiza, la administración federal ha invertido 2 millones de francos para prevenir, bloquear y eliminar los ‘spam’.

La ley europea contempla como un delito la distribución de correos electrónicos y mensajes de esta índole sin el previo consentimiento del destinatario. Y las empresas que siguen distribuyendo ‘spam’ pueden ser multadas o denunciadas.

“Pensamos que es recomendable perseguir no sólo a los remitentes de estos mensajes publicitarios, sino también a quienes sacan beneficio de su distribución. En muchos casos suelen ser terceras personas. De esta forma se evitaría una gran laguna en la legislación europea”, explica Alexander Stüger.

Si la propuesta llegara a incluirse en la ley de las telecomunicaciones que está actualmente en elaboración en el Parlamento, su aplicación podría ser casi inmediata.

De lo contrario, podría transcurrir por lo menos otros dos años hasta la revisión de la ley.

Nueva tecnologías

A parte de promocionar leyes ‘anti-spam’, Microsoft ha creado nuevas tecnologías para mejorar la lucha contra los correos publicitarios no deseados.

Se trata de filtros más eficaces, un programa nuevo que debería dificultar el envío de tales mensajes y restar el beneficio económico que se deriva de su distribución.

Otra solución consiste en identificar al remitente. Esto funcionaría más o menos como un teléfono digital, en el que aparece el número desde donde se realiza la llamada.

Este método serviría para desenmascarar a los ‘spamers’ que ocultan su verdadera identidad y se hacen pasar por otra persona.

Otros programas informáticos obligan a todos los remitentes que no figuran en el directorio del usuario a demostrar que no se trata de un envió de ‘spam’.

Y, finalmente, otra opción consiste en que el remitente de correos basura sea obligado a pagar por los mensajes que envía sin el consentimiento de los destinatarios.

swissinfo, Vincent Landon
(Traducción: Belén Couceiro)

Contexto

Los ‘spam’ son los correos electrónicos no deseados que provienen de un remitente con el que el destinatario no tiene relación alguna, ni personal ni profesional.

El porcentaje de ‘spam’ o correos basura representa el 62% de todos los mensajes que se envían por la Red.

Los costes originados por los ‘spam’ se elevan a miles de millones de euros al año.

El pasado 1 de enero entró en vigor en Estados Unidos la primera normativa ‘anti-spam’ aprobada por el Congreso para frenar el fenómeno.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes