Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Una red de esperanza entre Suiza y Guatemala

Madeleine Rumpf (izquierda) viajó a finales del 2005 a Guatemala. 

(Red Guatemala en Berna)

La Red Guatemala en Berna realiza una labor de sensibilización a favor de los esfuerzos que organizaciones suizas emprenden en el país centroamericano.

También es plataforma de voces guatemaltecas, como la de Magalí Rey en defensa del pueblo de Sipacapa, que se opone a la explotación minera en su territorio.

Suiza tiene un programa específico, pequeño pero constante, a favor del proceso de paz guatemalteco, coordinado por la División Política IV de Seguridad Humana del Ministerio de Exteriores en Berna y la Embajada de Suiza en Managua.

Un programa iniciado en 2003 respondiendo a "una presencia muy activa y constructiva de la sociedad civil en Suiza, que por años está trabajando en ese país", explicó en su momento Mô Bleeker, coordinadora del programa desde Berna y especialista en la resolución de conflictos. (Ver en MÁS SOBRE EL TEMA: Puentes suizos de diálogo para Guatemala)

Este apoyo solidario de base continúa en Suiza. Recientemente, la Red Guatemala en Berna organizó el seminario 'Fuentes de conflicto y derechos humanos'.

Madeleine Rumpf, coordinadora de la Red y conocida por su incesante esfuerzo de mantener una plataforma helvética para las voces guatemaltecas que reclaman apoyo, invitó a este encuentro a Magalí Rey Rosa, del Colectivo Madre Selva.

Minas, un tema actual

Rey Rosa abordó un tema de actualidad en Latinoamérica: la explotación minera en manos de empresas transnacionales con un ejemplo concreto:

"El gobierno de Guatemala ignoró el título de propiedad de la tierra de la comunidad de Sipacapa y su oposición a la concesión de explotación de oro, otorgada a una transnacional."

El caso de la mina Marlin de la empresa Montana Exploradora, subsidiaria de la canadiense Glamis Gold, ha dado de qué hablar dentro y fuera de Guatemala porque afectaría la reputación del Banco Mundial.

La Corporación Financiera Internacional (IFC en sus siglas en inglés) -una subdivisión del Banco Mundial que se encarga de otorgar préstamos para proyectos privados- abrió una línea de crédito de 45 millones de dólares para Marlin.

Un año de silencio tras el 'no' de Sipacapa

La explotación de esta mina en el departamento de San Marcos "atenta contra el derecho básico al alimento para la comunidad sipacapense, como explicó Martin Wolpold, de la organización internacional FIAN, quien también participó en nuestro seminario", indicó Madeleine Rumpf al respecto.

El 18 de junio próximo se cumple un año de la consulta popular del pueblo sipacapense que rechazó la actividad minera en su territorio, un proceso legítimo sobre el que el Congreso de Guatemala y la Presidencia parecen hacer oídos sordos. (Ver en MAS SOBRE EL TEMA: 'Sipacapa no se vende'

La voz de la defensora ecologista guatemalteca también se escuchó en Zúrich, con el respaldo de la Red de Guatemala en esa ciudad.

Además, Madeleine Rumpf organizó un encuentro entre Magalí Rey Rosa y representantes del Ministerio de Exteriores, de la Secretaria de Estado de Economía (Seco) y de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

Con rostro en Suiza

Sobre la tarea central de la Red Guatemala en Berna, Rumpf indicó: "Lo que buscamos es que estos actores de la defensa de los derechos humanos en Guatemala tengan un rostro en Suiza".

"Uno de los objetivos principales de la Red es hacer un trabajo de información y sensibilización sobre derechos humanos", añadió esta suiza que se muestra orgullosa de sus esfuerzos para seguir manteniendo los "lazos de esperanza y solidaridad con Guatemala".

20 años de los inicios de la red

En 1987, las semillas de la Red Guatemala en Berna se sembraron en el marco de una conversación entre Madelaine Rumph y dos mujeres guatemaltecas invitadas a este país por la Ayuda de las Iglesias Evangélicas de Suiza (HEKS, en sus siglas en alemán).

"Las dos guatemaltecas subrayaron que el respaldo de HEKS a su trabajo era muy importante, pero que también se requería del acompañamiento y apoyo de las personas y grupos que llegaban a Suiza", recordó.

La Red en Berna nació en 1992 y los vínculos entre suizos y guatemaltecos se mantienen.

¿A qué se debe esa disposición de ayuda hacia Guatemala desde un país tan lejano?, preguntó swissinfo a Karl Heuberger, responsable de los proyectos de HEKS en ese país centroamericano.

"Todo el trabajo que se ha hecho en la década de los años 80 y 90 invitando a personas de Guatemala, pero también organizando giras de aquí de Suiza para ir a Guatemala ha contribuido mucho."

Cientos de suizos interesados

Heuberger, con 15 años de labor en HEKS, explicó que a través de estos viajes cientos de suizos han podido tener un contacto directo con la impactante realidad guatemalteca.

Se trata de "una inversión importante para crear este entendimiento y eso me permite reconocer que no es suficiente que las agencias financien sus proyectos de desarrollo, sino al mismo tiempo hay que invertir para que haya esta conciencia de nuestra gente, aquí en Suiza".

Justo en este 2007, la Ayuda de las Iglesias Evangélicas de Suiza (HEKS) cumple 30 años en Guatemala.

Entre un 15% y 20% del presupuesto de HEKS es otorgado por el gobierno a través de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

Además recibe parte de los donativos privados que llegan a la Cadena de la Solidaridad, dedicada a reunir fondos en Suiza ante catástrofes como la del paso de Stan en el territorio guatemalteco.

A lo más profundo de Guatemala

"El caso de Guatemala demuestra que sí estamos cosechando los frutos de esas inversiones. Hay un gran interés, la disponibilidad y el conocimiento de mucha gente sobre lo que está pasando en Guatemala. Ese es un potencial altísimo. Esta tarea es muy importante para seguir manteniendo esta conciencia", concluyó Heuberger.

Una fórmula que también respalda Alma Noser, de Amnistía Internacional sección suiza: "Estos viajes de estudio que hacen las redes de Guatemala van a lo más profundo de Guatemala, a regiones donde no entran turistas normales, esto es algo que sí puede interesar mucho a largo plazo a gente que hace ese tipo de experiencias."

Lectura y análisis para entender lo que ocurre en Guatemala

¿Cómo comprender en Suiza lo que ocurre a siete mil kilómetros de distancia?: "Es casi incomprensible al principio, pero poco a poco y conociendo a personas concretas, preocupándose, leyendo y analizando sí que se entiende algo, aunque nunca se está en la piel de esas personas."

¿Cómo ayudar desde Suiza?: "Si se desea ayudar con dinero, lo mejor será hacerlo a través de las organizaciones; en general, tienen muy buenos proyectos", respondió Noser.

En Guatemala, AI suiza financia una organización especializada en exhumaciones y un proyecto para mujeres que han sido violadas durante la guerra, "pero también hay agencias como Caritas, HEKS y Acción Cuaresma que trabajan desde hace muchos años en Guatemala".

Otra voz suiza que pone su grano de arena para difundir lo que pasa en Guatemala es Barbara Müller, quien escribe informaciones muy detalladas sobre la situación guatemalteca a través de su publicación quincenal 'Fijáte'.

La intermediaria de 'Fijáte'

"Mucha gente me preguntaba allá: '¿Por qué venís a Guatemala? ¿Por qué no haces nada en tu país?' Para mí 'Fijáte' es como un enlace. Al publicar esa revista en alemán informo a la gente de aquí lo que está pasando en Guatemala. Me siento un poco como intermediaria".

Intermediaria además por sus viajes constantes a ese país y como miembro de un Comité de Solidaridad con Guatemala, constituido por cuatro mujeres suizas.

"También es una cuestión de racismo"

La autora de 'Fijáte' estaba en San Marcos cuando surgieron los primeros reclamos sobre la mina de oro de Glamis Gold y ha escrito sobre el tema. Su opinión al respecto:

"La lucha de la comunidad de Sipacapa tiene medidas democráticas, pero no es tomada en cuenta, nunca se le informó. También es una cuestión de racismo porque para el gobierno de Guatemala no vale la vida de esa gente. Yo creo que también está toda la presión de la economía del extranjero", anotó.

A su juicio, "está fallando totalmente el estado de derecho. Se hizo una ley de concesiones de minas a escondidas. Creo que ni el mismo Congreso, que a final de cuentas aprobó la ley, la entendió".

Continúa en MÁS SOBRE EL TEMA

swissinfo, Patricia Islas Züttel, desde Berna

Contexto

Tres puntos abordados en el reciente Informe de Amnistía internacional sobre Guatemala:

El número de homicidios de mujeres cometidos en Guatemala aumentó de 527 en 2004, a 665, en 2005.

También fueron víctimas de homicidio activistas que trabajaban localmente sobre la pobreza rural y el desarrollo, muchas veces en zonas aisladas, y periodistas que cubrían cuestiones como la corrupción.

El uso del sistema judicial con el fin de obstaculizar el trabajo de los defensores y defensoras de los derechos humanos, amenazándolos con investigarlos o detenerlos por cargos infundados, fue un problema grave en varios países, incluido Guatemala.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×