Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Una versión moderna de 'Romeo y Julieta'

Los suizos Philippe Graber y Anna Egger interpretan a Romeo y Julieta. (Foto: Gentileza de Alejandro Tantanian)

La obra más famosa de Shakespeare se estrena este viernes, 13 de enero, en el Teatro de Lucerna, bajo la dirección del dramaturgo y actor argentino Alejandro Tantanian.

Sin balcones ni callejuelas veronesas, la idea del 'suicidio' adquiere un protagonismo que relega el amor a un segundo plano.

Alejandro Tantanian es el responsable de un libreto bastante poco tradicional, que se atreve a releer y a recrear una de las historias de amor y suicidio más famosas de la literatura universal.

El joven director apostó siempre por trabajar sobre clásicos, jugando con la premisa de que cuando se trata de obras muy conocidas, ni el espectador ni el lector necesitan de un andamiaje 'ad hoc' para encontrarse con el texto o con el espectáculo, y se jugó a ambientar su 'Romeo y Julieta' en una cancha de básquet, desafiando cualquier espíritu conservador.

swissinfo conversó con el prestigioso artista, quien se encuentra haciendo los últimos ajustes a la puesta en escena que en pocos días saldrá a la luz en la ciudad de Lucerna.

"Llegué a Suiza invitado por Peter Carp, el director de la parte de teatro, quien está hace un año y medio dirigiendo el Teatro de Lucerna, y con quien fuimos compañeros hace unos años en una beca de la Academia de Stuttgart, en Alemania", comienza relatando Tantanian.

El dramaturgo explica que la puesta es con actores alemanes y suizos que conforman el elenco estable del teatro, y lo acompañan asistentes argentinos y una traductora que cumple un importante papel para ayudar a optimizar el trabajo en conjunto, ya que toda la preparación de la obra se maneja en inglés:

"Yo me manejo en inglés y diría que el 80 por ciento de los actores, que son todos de habla alemana, entienden muy bien el idioma, y la traductora –que siempre es necesaria- ayuda muchas veces a comprender mejor las directivas del inglés al alemán"

¿Una cancha de básquet?

La idea de usar una cancha de básquet como escenario único surgió del argentino Jorge Macchi, a cargo de la dirección de escenografía, quien había visto una foto de refugiados del tsunami en una pista de baloncesto y de allí tomó el diseño espacial.

Tantanian apunta que trabaja bajo el supuesto de que el público ya conoce la obra y utiliza el material para otro desarrollo que escapa a la tradicional representación de 'Romeo y Julieta'.

"Pensé partir de lo que 'Romeo y Julieta' significa para cada actor, lo que significó en su vida y en su carrera, cómo se acercó cada uno a ella por primera vez", sostiene el director.

"La idea es tratar de desviar el sentido único que tiene la obra, sobre todo por la gran tradición que existe sobre ella. Quería que la gente pudiera pensar el material sin atarse a balcones ni a callecitas de Verona", agrega.

"Digamos que la idea, el punto de partida, es que los actores están en un sitio del que no pueden salir porque algo afuera es amenazante. Desde ese lugar es que comienzan a contar historias, un poco como en el 'Decamerón'".

"Así se va armando el argumento que se impone en esa noche, hasta que en el final no se sabe si los que mueren son los personajes o esos actores que cuentan sobre los personajes"

A lo largo de la historia, comienza a descubrirse una vocación suicida de todo el grupo de gente que se encuentra refugiado en la cancha de básquet, y la tragedia shakespeariana contamina el espacio.

"A partir del juego de 'Romeo y Julieta', los protagonistas empiezan a construir vínculos que tienen que ver directamente con el suicidio que la obra plantea".

"No olvidemos que Romeo y Julieta' es una exaltación del suicidio amoroso. Ellos pueden unirse únicamente en la muerte, por eso la última escena de este clásico se da en una tumba. Es una especie de 'necrofilia' romántica", puntualiza Tantanian.

¿Qué verán? Los amores que matan...

Tantanian asegura que quienes vayan a ver la obra se encontrarán con una mirada diferente sobre la obra de Shakespeare. Hasta ahora, asegura, se ha dado un enfoque más psicologista, donde los padres separaban a los amantes por egoísmos, y se perdió el auténtico foco de la obra, que es una especie de 'celebración de la muerte':

"Obviamente la historia de amor está claramente reflejada. Pero en esta versión hay un énfasis más vinculado a la muerte que el amor. La obra es una celebración de ambas cosas: Romeo y Julieta pueden estar únicamente unidos, a través del amor, en la muerte. Y es así que el cuerpo, lo carnal, juegan un rol más fuerte, dejando de lado lo más platónico".

Basado en textos de varios suicidas conocidos (Alejandra Pizarnik, John Donne, Heinrich von Kleist, Silvia Plath, Paul Celan), Tantanian revisa los mitos a través de los cuales se piensa la muerte y el amor con un discurso predeterminado, y los confronta con el suicidio como voluntad.

swissinfo, Norma Domínguez, Buenos Aires

Datos clave

Philippe Graber y Anna Egger interpretan a Romeo y Julieta.

Son los únicos actores suizos en la obra.

Estreno: 13 de enero

Otras representaciones: 15, 18, 26, 29 de enero; 2, 11, 16 de febrero; 3 y 10 de marzo.

Fin del recuadro


Enlaces

×