Veloland: la travesía de Suiza en bicicleta

A cada uno su trayecto y su distancia (Svizzera Turismo) swiss-image

Desde Montreux, hasta el Lago de Constanza; desde Chiasso, hasta Basilea. Siguiendo la ruta del Rin, del Ródano o del Ticino. A través de los Alpes, el altiplano o el Jura. Rigurosamente en bicicleta.

Este contenido fue publicado el 22 julio 2004 - 18:19

Suiza está atravesada por una red de nueve ciclorutas nacionales. Es una oferta alternativa para vacaciones saludables y ecológicas.

A paso de hombre, en contacto con la naturaleza, entre los colores, maravillas y asperezas del paisaje suizo, avanzando metro a metro con mayor o menor fatiga. Esta es una posibilidad completamente distinta a los precipitados viajes por las autopistas y las miradas distraídas a través de las ventanas de los automóviles.

Las nueve rutas para las bicicletas se extienden en una longitud de 3.300 kilómetros. A lo largo de este recorrido es posible disfrutar de medios públicos de transporte, un buen refugio en caso de alergia a las escaladas, hoteles, albergues, pequeños talleres de reparación y unos 15.000 letreros de señalización en rojo-azul.

Además, para cada recorrido se puede contar con guías, mapas y perfiles topográficos detallados. “Veloland dispone desde ahora de una posición fija en la oferta turística suiza”, señala Peter Anrig, miembro de la dirección de Veloland y vicedirector de Swiss Tourism, organización que engloba todo el sector.

Acceso para todos

Durante el 2002, sobre la red total de Veloland fueron recorridos 200 millones de kilómetros. Es decir, casi 5.000 veces la circunferencia de la Tierra. La mayor parte de los ciclistas ( más de 4 millones durante el 2001) había realizado excursiones de sólo una jornada, con una media de 30 kilómetros recorridos.

Las distancias de la red Veloland son accesibles prácticamente a todo el mundo. 270.000 personas habían preferido verdaderas vacaciones para pedaleare durante más de 5 días y recorrer un promedio de 43 kilómetros diarios. Hace dos años, Veloland había generado 600.000 pernoctaciones y casi 240 millones de francos suizos de ingresos.

Un proyecto que tiene 10 años

“La idea de crear una red nacional de ciclorutas remonta a casi una década. Entonces, bajo el impulso del Velobüro de Olten, habíamos elaborado el proyecto y habíamos entrado en contacto con numerosos socios potenciales: cantones, asociaciones y grupos privados”, recuerda Peter Anrig.

Con una inversión de casi 10 millones de francos suizos, incluido el marketing, Veloland Suiza fue inaugurado en mayo de 1998. En aquella época ya existían redes de rutas para bicicletas en Dinamarca y Holanda.

“Actualmente nuestra oferta es muy conocida en nuestro propio país y en los países del norte de Europa, aunque mucho menos en dos países latinos limítrofes: Francia e Italia”, subraya el representante de Swiss Tourism.

Nicho de mercado

El objetivo de Veloland es favorecer una movilidad de propulsión humana, sostenible desde el punto de vista económico, ecológico y social. La idea ha tenido un buen éxito.

“El producto - puramente estival- es de calidad, bien cuidado y bien promovido. Además, es importante desde el punto de vista de la imagen, aunque el mercado ha sido y sigue siendo un nicho”, agrega Anrig. ”Desde luego, el turismo suizo no vive de Veloland. En Suiza se registran 65 millones de pernoctaciones por año. Veloland representa menos del 1% de éstas”, precisa.

5.000 kilómetros más

En los últimos meses Veloland conquistó el Premio Evenir, atribuido por la Unión Petrolera suiza a proyectos de mérito por su sostenibilidad ambiental. “Este ha sido un reconocimiento importante, una confirmación de que hemos logrado concretizar aquello en que habíamos pensado”, comenta Peter Anrig.

¿Cuáles son entonces las próximas etapas? Aunque ahora se considera que la red está completa, para el año 2008 serán integrados en la estructura otros 5.000 kilómetros de ciclorutas regionales. Y, paso a paso, la oferta será ampliada y adaptada a otras formas de movilidad ‘suave’ como el patinaje, los paseos y la canoa. Vamos hacia una nación entera...a propulsión humana.

swissinfo, Marzio Pescia
(Traducción: Jaime Ortega)

Datos clave

Veloland incluye 3.300 kilómetros de rutas para bicicleta.
En el 2002 se recorrieron 200 millones de kilómetros sobre el total de la red Veloland.
Pedalear en la red Veloland es gratuito.

End of insertion

Contexto

Recorrido del Ródano (1): de Andermatt a Ginebra. 310 kilómetros. Fácil (sin el Paso del Furka).
Recorrido del Rin (2): de Andermatt a Basilea. 425 kilómetros. Fácil (sin el Paso del Oberalp).
Recorrido Norte-Sur (3): de Chiasso a Basilea. 365 kilómetros. Medio.
Recorrido panorámico de los Alpes (4) de Santa Margrethen a Aigle.483 kilómetros. Difícil.
Recorrido del Altiplano (5): de Romanshorn a Lausana. 369 kilómetros. Fácil.
Recorrido de los Grisones (6): de Martina a Bellinzona. 260 kilómetros. Difícil.
Recorrido del Jura (7): de Basilea a Nyon. 275 kilómetros. Difícil.
Recorrido del Aar (8): de Oberwald a Kolbenz.305 kilómetros. Fácil (sin el Paso del Grimsel).
Recorrido de los lagos (9) de Montreux a Rorschach. 497 kilómetros. Fácil-medio.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo