Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

VERDAD Y JUSTICIA Audiciones en Ginebra de víctimas colombianas de guerra

Un hombre pasa junto a una parada en la que se lee: PAZ

El acuerdo de paz de 2016 que puso fin al conflicto más prolongado de América Latina estableció la creación de una comisión de la verdad independiente, una unidad para los desaparecidos y un tribunal de paz.

(Keystone / Christian Escobar Mora)

Las víctimas colombianas de violaciones de derechos humanos cometidas durante una guerra que se prolongó por espacio de cinco décadas y que los llevó a exiliarse en Europa compartieron sus testimonios en audiencias únicas en Ginebra esta semana.

“Dieciséis víctimas residentes en seis países europeos (Suiza, España, Suecia, Noruega, Bélgica y Portugal) han acudido a Ginebra para darnos su voz, tiempo y esfuerzo, pese a que han sido muy maltratadas por las instituciones judiciales durante muchas décadas”, señaló el jueves Catalina Díaz, jueza del Tribunal de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) de Colombia, a los periodistas en Ginebra.

Díaz integra la misión de un equipo de funcionarios estatales y expertos de la Comisión de la Verdad de Colombia. El grupo viajó a Europa para escuchar los testimonios de los exiliados colombianos víctimas de la guerra entre rebeldes de izquierda por una parte y fuerzas gubernamentales y grupos paramilitares de derecha, por la otra.

El acuerdo de paz de 2016 entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) estableció el JEP para investigar, juzgar y dictar sentencias por los crímenes de guerra más graves. También creó la Comisión de la Verdad para examinar por qué ocurrió el conflicto, las atrocidades cometidas y cómo se puede evitar un futuro derramamiento de sangre, e implementó una Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas.

+En Colombia, más que un proceso de paz, “paces parciales

El acuerdo aún es controvertido en Colombia, donde algunos creen que los rebeldes se libraron fácilmente. Los excombatientes que confiesen plenamente cualquier delito que hayan cometido durante el conflicto evitarán la cárcel.

La Organización Mundial contra la TorturaEnlace externo (OMCT), con sede en Ginebra, que ayudó a coordinar la misión a Ginebra financiada por el Gobierno suizo, describió las audiencias como un “intento sin precedentes de involucrar a la diáspora en un proceso de verdad y rendición de cuentas tras un conflicto armado interno”.

“Creo que ustedes han escrito historia aquí en Ginebra”, dijo el secretario general de la OMCT, Gerald Staberock. “Tengo que aplaudir el hecho de realizar audiencias para buscar la verdad y la justicia para las personas en el exilio en Europa. No he visto esto en otras comisiones de la verdad, y creo que es excepcional y único”.

El equipo ha realizado audiencias similares en Canadá y está previsto que viaje a Argentina a finales de noviembre.

Unión Patriótica

Catalina Díaz informó que el tribunal de JEP ha abierto siete grandes casos que abarcan los secuestros de civiles por parte de las FARC, las ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas militares, el reclutamiento de niños por parte de las FARC y el exterminio de parlamentarios y simpatizantes de la Unión Patriótica. Ese partido político de izquierda logró buenos resultados a mediados de la década de 1980, pero más tarde, entre 2 000 y 5 000 personas vinculadas fueron atacadas y asesinadas, desaparecidas u obligadas a exiliarse.

Las audiencias en Europa se centraron en los colombianos exiliados que habían sido víctimas de la sangrienta represión sufrida por la Unión Patriótica.

+¡En Suiza recobré la vida!

“Nunca pensé que tendría derecho a expresarme”, señaló Andrés Pérez Berrio, de 59 años, que fue obligado a exiliarse en Ginebra en 1995.

Después de unirse a la Unión Patriótica en la década de 1980, el agricultor se convirtió en el alcalde de su pueblo ubicado en el noroeste de Colombia, cerca de la frontera con Panamá. Arrestado, detenido y torturado por el ejército, debió exiliarse en Suiza con su esposa, sus hijos y su hermano.

Berrio dijo que su testimonio en Ginebra se prolongó por espacio de tres horas, durante las cuales lloró varias veces frente a los jueces y comisionados al describir los sufrimientos infligidos. Pudo regresar a Colombia por primera vez unos 20 años después, pero cree que actualmente no hay “garantías” de normalidad en su país de origen.

+Arrecian paramilitarización y asesinatos en Colombia

+”Salí de Colombia para preservar la vida”

La guerra de cinco décadas en Colombia causó 200 000 muertos, 7,7 millones de desplazados y 60 000 desaparecidos, según cifras del Gobierno. Alrededor de 500 000 colombianos fueron forzados al exilio.

Unos 4 900 ciudadanos colombianos estaban registrados en Suiza en 2018.


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes