Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Viaje de Pascal Couchepin a Irán, un mercado de alto interés

(swissinfo.ch)

El titular suizo de Economía efectúa este fin de semana una visita a Teherán. El periplo, que buscaría mostrar el interés helvético hacia ese país, se produce en un contexto mundial delicado, luego de los atentados terroristas del pasado 11 de septiembre contra Estados Unidos.

"Irán es un mercado en plena apertura", señaló Pascal Couchepin . "Los iraníes, que cuentan con un nivel más bien elevado de instrucción, contactan cada vez con mayor frecuencia a potenciales socios en Suiza". La visita responde a una necesidad de los empresarios suizos, estima el ministro.

"Esta visita tiene un carácter simbólico, es significativa del interés que nos despierta Irán", subrayaron por su parte fuentes allegadas al Ministerio de Economía.

Acompañado por una delegación de una veintena de representantes del mundo de la economía, el ministro se entrevistará con el presidente de la República Islámica de Irán, Mohammed Jatamí, así como con los responsables de diversas carteras gubernamentales.

El objetivo de la visita parece evidente: promover a las empresas suizas en aquel país. "Pero está claro que las discusiones sobre la situación política internacional, marcada por los acontecimientos del mes pasado en Estados Unidos, ocuparán buena parte de las entrevistas que sostendrá el ministro", reconoce Robin Tickle, vocero del Ministerio.

Un mercado interesante

Aun cuando Irán es un país pobre - de Oriente Medio al norte de Africa sólo Siria, Yemen y Sudán tienen un ingreso per cápita inferior- sus 64 millones de habitantes y, por tanto, de consumidores potenciales, despiertan la codicia. Además, el país lleva a cabo un proceso de apertura económica.

Las ventas de petróleo - Irán es el segundo productor de la OPEP y el oro negro ha generado ingresos por 30 mil millones de dólares en 2000 - así como un fondo de estabilización por 8.000 millones de dólares, garantizan un potencial de inversión. Además, se trata de un Estado muy poco endeudado.

"Potencialmente, si todo va bien, Irán será cada vez más interesante", explica Mamad-Reza Djalli, profesor del Instituto Universitario de Altos Estudios de Ginebra. "Suiza cuenta con simpatías en Irán. Es un país muy apreciado", destaca.

Escasa presencia física

Actualmente, sólo nueve grandes empresas suizas disponen de su propia agencia en Irán, las demás pasan a través de representantes locales. Con excepción de la firma Bühler, fabricante de maquinaria, ninguna sociedad helvética produce en el terreno.

"Las condiciones fiscales son complejas y más bien arbitrarias. Por ahora, las relaciones comerciales bilaterales se limitan a intercambios comerciales", subraya Florent Roduit de economiesuisse, la asociación patronal suiza. La visita del ministro helvético debe mejorar ese estado de cosas.

Concretamente, las condiciones estructurales se mejoran, explicó Rudolf Kummer, encargado de la sección de Africa y Medio Oriente de la Secretaría de Estado de Economía (Seco).

Un acuerdo de protección de las inversiones suizas en el terreno debe entrar en vigor el primero de noviembre, mientras que un convenio que regula las cuestiones de doble imposición de las empresas se encuentra "en buen camino".

También está en proceso un acuerdo comercial. "No faltan sino algunos puntos, pero con frecuencia esos aspectos son los que toman más tiempo", subrayó Kummer.

swissinfo y agencias


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes