Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Visión de una sociedad justa

En lugar de ir al colegio, los niños trabajan en la zafra en Bolivia. (Foto: AOS)

Con motivo de su 70° aniversario, la Ayuda Obrera Suiza (AOS) se centra en reivindicar los derechos de los trabajadores en el Tercer Mundo.

En Suiza, la organización brinda ayuda a los pobres y desfavorecidos, así como asesoramiento a los solicitantes de asilo.

La Ayuda Obrera Suiza ha elegido un lema provocador para conmemorar su 70° aniversario: "Hoy hay más personas explotadas como esclavos que hace un siglo".

La ONG, con sede en Zúrich, muestra a un joven boliviano que trabaja en la zafra para ilustrar cuál van a ser su campo de acción prioritario en este aniversario: defender los derechos laborales en los países en desarrollo.

"Los defensores libre mercado pretenden que la globalización puede reducir la pobreza", señala la directora de la AOS, Ruth Daellenbach. Pero el crecimiento no es suficiente para generar empleo y mejores condiciones laborales.

El crecimiento económico en África y América Latina han creado relaciones laborales que no conocen contratos laborales, que no reconocen los derechos de los trabajadores ni respetan los estándares sociales mínimos, afirma Daellenbach.

Lo que reivindica hoy la AOS en el extranjero son situaciones que se daban hace un siglo en Suiza.

No fue en el Tercer Mundo donde se inventó la explotación de la mano de obra. La explotación y la pobreza eran moneda corriente hace un siglo en Suiza.

Y esas situaciones no se superaron "con la ayuda de instituciones benéficas, sino mediante la lucha política y sindical", puntualizó el presidente del Partido Socialista Suizo (PSS), Hans-Jürg Fehr, en la rueda de prensa convocada para informar sobre el aniversario de la AOS.

Compromiso de izquierda

Aún hoy la AOS sigue fiel a su compromiso de izquierda. "Izquierda en el sentido de solidaridad con los más débiles", precisa la portavoz de la organización Lisa Ibscher. "La labor de la Ayuda Obrera Suiza se centra en la transformación de la sociedad, lo que para nosotros significa distribución de recursos y poder".

En el extranjero la AOS trabaja con organizaciones locales para reivindicar los derechos sociales de los trabajadores con el fin de que algún día se haga realidad la premisa de "menos pobreza, más paz social".

Y es que las relaciones han cambiado fundamentalmente. Las empresas se establecen en países, donde pueden producir a bajo coste. "Es lo que se justifica en aras de la globalización".

Otro aspecto que perjudica a las poblaciones más desfavorecidas son las privatizaciones. "¿Es el agua un producto comerciable o un bien de todos?". La AOS responde sin titubeos: "El agua es de todos. Nosotros apoyamos a la gente que lucha por tener acceso al agua".

Aunque queda mucho camino por recorrer, también hay progresos. Una empresa, que emplea a trabajadores en la zafra, está construyendo un centro de salud. Ahora los hijos de los trabajadores pueden acudir a la escuela, señala Lisa Ibscher.

Hijo de la crisis económica

La AOS fue fundada en 1936 por la Unión Sindical Suiza y el Partido Socialista Suizo como respuesta a la crisis económica mundial. El objetivo era respaldar a familias obreras dentro y fuera de las fronteras helvéticas.

Durante la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial la AOS socorrió a los refugiados. Los numerosos contactos internacionales que se gestaron durante el conflicto bélico llevaron a la organización a extender su labor a otros países.

La revolución popular de 1956 en Hungría, la guerra civil en Biafra, la alfabetización tras la revolución sandinista en Nicaragua fueron los principales campos de actividad entre los años 50 y 70.

Tras la llegada al poder de Pinochet en Chile y el golpe militar en Turquía, se multiplicó el número de exiliados que pedían asilo en Suiza. Así la ayuda a los refugiados adquirió un creciente peso y fue determinante en la década de los años 80.

Hoy la Ayuda Obrera Suiza está presente en 16 países donde trabaja en el ámbito de la cooperación al desarrollo. Desde el 2005 brinda también ayuda a la reconstrucción en Sri Lanka, en las zonas devastadas por el tsunami.

swissinfo y agencias

Datos clave

En el 2005 la AOS destinó cerca de 12 millones de francos a su labor internacional.

Cerca de 3 millones de francos se invirtieron en Suiza.

El 30% del presupuesto de la AOS provienen de donaciones o cuotas de afiliación.

El 70% son contribuciones de instituciones privadas o públicas.

Fin del recuadro

Contexto

Fundada en 1936 a raíz de la crisis económica mundial, la Ayuda Obrera Suiza (AOS) lucha por una sociedad más justa dentro y fuera de las fronteras helvéticas.

En Suiza brinda ayuda a personas socialmente desfavorecidas: gente que ha perdido su empleo, receptores de asistencia social, inmigrantes y solicitantes de asilo.

En el extranjero la AOS trabaja hoy organizaciones locales en proyectos de desarrollo repartidos en tres continentes.

La Unión Sindical Suiza (USS) y el Partido Socialista Suizo (PSS) son los fundadores de la AOS.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×