Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Visita a Nigeria: el ministro Couchepin se unirá más tarde a la delegación

(swissinfo.ch)

Debía partir este miércoles con la delegación oficial suiza en viaje a Nigeria, pero el fallecimiento de su señora madre obliga al ministro de Economía, Pascal Couchepin a hacerlo recién el sábado próximo. Este percance lamentable no altera, empero, el programa de la gira que comienza en Lagos y concluirá en la nación de Benin.

El embajador suizo de la Secretaría de Estado para la Economía, Jörg Reding, asume en esta inesperada circunstancia la función de vice-ministro de Economía y la representación del consejero federal Couchepin durante los primeros días de la visita a Nigeria.

No obstante, casi todos los encuentros concertados serán mantenidos. Uno de ellosestá señalado para el lunes con el presidente nigeriano, Olusegun Abasanjo, tras la participación de éste en la reunión de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo, OPEP, en Indonesia.

Pascal Couchepin y Olusegun Obasanjo ya tuvieron la oportunidad de conversar en enero último, con ocasión del Foro Económico Mundial de Davos, en el centro turístico invernal suizo del mismo nombre.

El refinanciamiento de la deuda externa de Nigeria, y los términos de un probable acuerdo bilateral de imposición fiscal, semejante al suscrito por Lagos con sus acreedores del "Club de París", son temas que serán abordados.

A pesar de las cuentas bancarias ilegales del fallecido dictador nigeriano, Sani Abacha, Suiza goza de un gran prestigio en el país más rico de África. "Pascal Couchepin cosechará solo elogios" predijo el abogado que se encarga de los trámites jurídicos para conseguir la devolución de unos 645 millones de dólares depositados en cuentas bancarias suizas.

Hasta antes del escándalo de los fondos escamoteados por Abacha al Estado, muy pocos estaban al tanto de la existencia de Suiza, pero hoy "cualquier taxista sabe de Suiza y del buen trato que da a la gente."

La apreciación es compartida por el embajador suizo en Lagos, Rudolf Knoblauch. "Los medios de comunicación han informado ampliamente sobre los dineros de Abacha, y siempre de buena manera con respecto a nuestro país", precisa.

Las autoridades nigerianas valoran sobre todo la celeridad de Suiza en la concesión de asistencia judicial, actitud que ha permitido congelar los fondos cuestionados. Hasta ahora han sido restituidos 66 millones de dólares, pero el abogado de Nigeria espera "conseguir la devolución de unos 150 millones de dólares, dentro de algunos meses."

Más allá de este asunto de blanqueo de dinero, es notable la imagen positiva de Suiza en el país africano. Unas 50 empresas helvéticas operan en Nigeria, entre ellas ABB, Roche, Novartis, Sulzer y Swissair.

Estas firmas ocupan a más de 6.000 empleados y su ampliación es constante desde el retorno del país a la vida democrática en 1998. La derogación de una ley que limitaba a 40% a presencia de firmas extranjeras facilita las perspectivas comerciales. La multinacional suiza de la alimentación Nestlé es una de las que consolida notablemente su presencia.

Nigeria es el quinto país de destino de las inversiones suizas, con 30 millones de francos en 1999, después de Sudáfrica, Costa de Marfil, Uganda y Kenia.

A diferencia de Nigeria, cuya población suma 120 millones de habitantes y dispone de grandes recursos petrolíferos, Benin - segunda etapa de la breve gira -, es un pequeño país, pobre, de seis millones de habitantes. La visita al Instituto de Agricultura Tropical, en la capital de Benin, Cotonou, financiado por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, COSUDE, es uno de los actos centrales.

En ambos países, la delegación económica suiza conversará con representantes de los empresarios helvéticos asentados en aquella región de África occidental.

swissinfo y agencias


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×