Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Vladimir Petkovic o el éxito de la integración

Vladimir Petkovic, un entrenador exitoso.

El entrenador croata de la Asociación de Fútbol de Bellinzona -en busca de promoción en la Súper Liga y finalista de la Copa de Suiza este domingo-, habla de su concepción del deporte y de la vida.

Domina el italiano, pero la lengua de la familia sigue siendo el croata. "Mis hijos hablan entre ellos en italiano, pero me parece importante preservar nuestra identidad cultural. Es un enriquecimiento y no un obstáculo a la integración y ésta depende de la voluntad de cada uno".

El entrenador de Bellinzona conoce bien el tema ya que llegó a Suiza, procedente de Sarajevo, hace unas dos décadas y dado que jugó como profesional en diversas regiones del país. Desde hace algunos años vive en el cantón Tesino, donde ha obtenido excelentes resultados como entrenador. Pero esta actividad sólo es secundaria, ya que el antiguo futbolista trabaja a tiempo completo para la asociación benéfica Caritas.

swissinfo: ¿Cómo ha evolucionado su manera de entrenar en estos últimos años?

Vladimir Petkovic: Por naturaleza soy preciso, incluso puntilloso. Al principio de mi carrera, desde el banquillo era muy severo y esperaba de mis jugadores que lo fueran también. De un cierto modo vivía en mi mundo. ¡Tenía un equipo de primera liga (Malcantone Agno), pero quería que mis jugadores alcanzaran el nivel de la Liga de Campeones! (Risas)

Con la experiencia comprendí la importancia del diálogo con los jugadores. Es fundamental establecer contactos individuales y específicos. Tomé, pues, esa dirección.

swissinfo: ¿En ese marco, qué papel jugó su actividad profesional en Caritas?

V. P.: Al lado del fútbol, obtuve un diploma en el área de la educación para adultos y trabajé en el campo de la enseñanza, en particular con los desempleados. Es una actividad que me ha permitido encontrar grupos muy heterogéneos, personas con las que hay que establecer relaciones diferenciadas.

Eso me enriqueció mucho a nivel personal, sobre todo en cuanto a la gestión de grupos y de conflictos. Estas experiencias fueron preciosas para mi trabajo de entrenador. Hoy, el fútbol ya no es un trabajo exclusivamente físico. Hace falta también toda una preparación intelectual para estar en condición y transmitir las indicaciones de manera adecuada.

A medio plazo, sin embargo, me gustaría poder concentrarme totalmente en el fútbol, porque la acumulación de ambas actividades es fatigante, sobre todo a nivel mental.

swissinfo: ¿En qué medida el fútbol es un medio de integración?

V. P.: Es un medio muy importante. La gente ve con simpatía a los personajes conocidos y populares, como pueden serlo los futbolistas. Por consiguiente, el lugar de origen de la persona pasa a un segundo plano y la integración se facilita mucho.

Pero atención: eso no basta si el atleta no manifiesta una voluntad efectiva de integración. Para entrar en una nueva realidad hay que adaptarse a situaciones nuevas y aceptar la diferencia, aun cuando haya aspectos que puedan molestarnos. Esto vale para los deportistas y los ciudadanos en general.

Esta actitud es fundamental para lograr una carrera deportiva en un país extranjero, pero también en el desarrollo humano y profesional fuera del terreno de juego.

swissinfo: Cuando un jugador de origen extranjero, pero que creció en Suiza, decide no utilizar la camiseta con la cruz blanca del equipo nacional, provoca polémicas. ¿Es un problema de integración fallida?

V. P.: No. Es un problema ligado típicamente a la carrera deportiva del jugador y, evidentemente, a sus aspectos financieros. De hecho, jugar para ciertos equipos nacionales ofrece un escaparate más interesante a los jóvenes talentos, que procuran sacar provecho de la ocasión.

Sé que en este tipo de situaciones hay un importante aspecto emocional, pero creo que las perspectivas deportivas y financieras son preponderantes en la decisión. No hay que olvidar el papel de los agentes de los jugadores, que los empujan a escoger de la manera más rentable.

swissinfo: El FC Bellinzona está en la carrera para la promoción en la Súper Liga e intentará llevarse la Copa de Suiza. ¿Cuál es la clave del éxito?

V. P.: Cuidar los detalles. En el fútbol moderno, es lo que permite hacer la diferencia a nivel de los resultados. Entre ellos hay un aspecto mental y la gestión de las emociones. Si tomamos, por ejemplo, la final inminente de la Copa: pocos elementos ya entraron en el mismo sitio delante de decenas de millares de hinchas. Pues será esencial mantener una buena concentración, sobre todo al principio del partido.

Es importante no dormirse en los laureles: yo no dejo de repetir a los jugadores que la etapa más importante es la próxima. Está claro que debo planificar a largo plazo, pero les pido concentrarse únicamente en el próximo partido, vivir el presente.

Entrevista swissinfo: Andrea Clementi, Bellinzona
(Traducción: Marcela Águila Rubín)

Vladimir Petkovic

Nacido en 1963 en Sarajevo, de padres profesores, obtiene en 1985 el título de campeón nacional para la escuadra de fútbol de su ciudad.

Dos años más tarde llega a Suiza como jugador profesional. Su hermana, jugadora de balonmano, emigra a Francia.

En el campeonato suizo, Petkovic disputó 17 temporadas como profesional en Coira, Sion, Martigny, Bellinzona y Locarno. Fue luego entrenador en Buochs, Malcantone Agno (convertido luego en AC Lugano) y Bellinzona, donde obtuvo excelentes resultados. Está previsto que en junio próximo obtenga la licencia de entrenador profesional de la UEFA.

Está casado con Liljana y es padre de dos niños. Vive en Locarno y trabaja a tiempo completo para Caritas-Tesino. Posee los pasaportes suizo y croata.

Fin del recuadro


Enlaces

×