Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Votaciones del 19 de mayo Impuesto de sociedades y seguro de vejez: una votación popular compleja

Los ministros suizos del Interior, Alain Berset, y de Hacienda, Ueli Maurer

El pasado 18 de febrero, los ministros del Interior, Alain Berset, (izquierda) y de Hacienda, Ueli Maurer, presentaron conjuntamente ante los medios las ventajas de su proyecto, en el que se vincula la fiscalidad de las empresas y la financiación del seguro de vejez y supervivencia (AHV/AVS).

(© Keystone / Peter Klaunzer)

El 19 de mayo se votará en referéndum popular la nueva versión de la reforma sobre la tributación de las empresas. Este proyecto, considerado por el Gobierno de máxima prioridad, está vinculado a otro expediente importante: la financiación del seguro de vejez y supervivencia (AHV/AVS).

“Un compromiso típicamente suizo”. Con estos términos se refería el Ejecutivo al complejo paquete legislativo que será sometido a votación popular el 19 de mayo próximo. La votación aborda una reforma muy técnica de la fiscalidad empresarial y su relación con la financiación del seguro de vejez y supervivencia (AHV/AVS).

Se trata de una arquitectura política que tiene por objeto presentar en un solo paquete dos expedientes importantes que, por separado, fueron ya rechazados una vez en las urnas: la última revisión de la tributación de las empresas (RIE IIIEnlace externo) fue rechazada en febrero de 2017Enlace externo por el 59% de los suizos, mientras que el proyecto Previsión vejez 2020Enlace externo obtuvo un 53% de votosEnlace externo en contra en septiembre de 2017.

Este nuevo paquete se denomina Ley Federal sobre Reforma Tributaria y Financiación del AHV/AVS, en forma abreviada RTFAEnlace externo. Sin embargo, el proyecto no suscita una opinión unánime entre las fuerzas políticas, por lo que algunos partidos de izquierda y los sindicatos han lanzado un referéndum para que sea el pueblo el que tenga la última palabra.

¿En qué se diferencia esta reforma de la RIE III?

Después del rechazo popular de la RIE III en las urnas, el Gobierno se puso a trabajar rápidamente para elaborar una nueva propuesta. Y es que el tiempo apremia, ya que Suiza se ha comprometido a respetar las reglas internacionales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que exigen la supresión de estatutos fiscales particulares concedidos a empresas extranjeras. De momento, la Unión Europea (UE) ha puesto a Suiza en la lista grisEnlace externo de paraísos fiscales, pero el país podría volver a la lista negra si no adapta rápidamente su legislación.

El proyecto RTFAEnlace externo pretende ser más equitativo y transparente que la RIE III. El principio básico sigue siendo el mismo: eliminar los privilegios otorgados a ciertas compañías y aplicar las mismas reglas a todo el mundo, manteniendo el atractivo de Suiza con impuestos relativamente bajos.

Graphique places financières

Países europeos fiscalmente más atractivos para las empresas

Los descuentos sobre beneficios procedentes de patentes y las deducciones por gastos de investigación y desarrollo se describen con precisión en la ley y no podrán superar el 70% de la ganancia fiscal. Los dividendos cobrados por los accionistas se gravarán al 70% a escala federal y al menos al 50% a escala cantonal.

El proyecto prevé también una mayor compensación para ayudar a los cantones a hacer frente a la disminución de los ingresos fiscales. Además, se ha tenido también en cuenta a los municipios, obligando a los cantones a concederles una compensación adecuada.

¿Por qué la reforma de la fiscalidad de las empresas está vinculada a la financiación del AHV/AVS?

Este paquete es el resultado de un compromiso político sin precedentes en Suiza. Dado que la reforma fiscal de las empresas supondrá a las arcas públicas una pérdida de cerca de 2 mil millones de francos en ingresos, el Gobierno temió un nuevo ataque de la izquierda y un nuevo fracaso en las urnas.

Por esa razón, ha introducido el concepto de compensación social proponiendo aumentar las ayudas familiares. Durante el análisis del proyecto, el Parlamento prefirió establecer un mecanismo que permitiera rescatar a las cajas de pensiones: por cada franco perdido por la reforma de la tributación empresarial se pagará un franco al AHV/AVS. En todo caso, conviene no olvidar que el pueblo no se pronuncia el 19 de mayo sobre la reforma de las pensiones como tal. La nueva versiónEnlace externo de ese proyecto se encuentra aún en fase de elaboración.

¿Cuál es exactamente la relación entre los dos proyectos?

El paquete prevé la modificación de varias leyes fiscales, así como de algunos textos legislativos que regulan la financiación del seguro de vejez y supervivencia. Estos cambios supondrán unos ingresos de cerca de dos mil millones de francos anualesEnlace externo a los fondos del AHV/AVS, gracias a una mayor contribución de la Confederación, las empresas y los trabajadores.

La revisión de la tributación de las empresas y el mecanismo de financiación del seguro de vejez se presentan como un paquete único: el pueblo suizo está obligado a aceptar o rechazar el conjunto de las modificaciones legislativas propuestas. Esta manera de proceder disgusta a muchos juristas porque los temas sometidos a votación popular en Suiza deben respetar el principio de unidad de materia. La Oficina Federal de JusticiaEnlace externo considera que vincular la fiscalidad empresarial al seguro de vejez es “un caso límite”, pero aceptable.

Quién da qué a quién
(swissinfo.ch)

¿Qué argumentos esgrimen el Gobierno y el Parlamento a favor de este paquete?

Para el GobiernoEnlace externo el proyecto “ofrece una solución equilibrada a dos problemas inaplazables”. Urge revisar la fiscalidad empresarial para que Suiza siga siendo competitiva y, por otra parte, el seguro de vejez y supervivencia necesita recursos adicionales para poder pagar las pensiones, cada vez más numerosas.

El Consejo Federal asegura haber aprendido la lección del rechazo a la RIE III en la consulta popular. De este modo, el nuevo proyecto concede más ayudas a los cantones y municipios, que son los que sufrirán las pérdidas fiscales más importantes. Además, el proyecto no beneficia solo a las empresas sino también a la población, a través de esta compensación social que permite rescatar a las cajas de pensiones.

Aunque sin gran entusiasmo, la mayoría del Parlamento ha apoyado este paquete, creyendo que se trata de un compromiso aceptable para avanzar en estos dos temas cruciales para Suiza. La Unión Democrática de Centro (UDC, derecha conservadora), Los Verdes (izquierda ecologista) y Los Verdes Liberales (centro) se han manifestado en contra porque eran partidarios de separar claramente ambos temas, con objeto de dar a los ciudadanos la posibilidad de pronunciarse sobre ellos independientemente.

Graphique évolution AVS

Previsión del fondo AHV/AVS hasta 2040

¿Cuáles son los argumentos de los adversarios de la propuesta?

Los Jóvenes VerdesEnlace externo fueron los primeros en anunciar su voluntad de lanzar un referéndum contra el proyecto RTFA. A ellos se unieron Los Verdes, las Juventudes Socialistas, solidaritéS (izquierda) y el sindicato de Servicios Públicos. La solicitud de referéndumEnlace externo se presentó a mediados de enero, avalada por más de 61 000 firmas.

Los adversariosEnlace externo del proyecto lo consideran una propuesta gemela de la RIE III y acusan al Gobierno de no respetar la voluntad popular. Ven esta reforma como un regalo fiscal a las grandes empresas y a sus accionistas a costa de las administraciones públicas que se verán así obligadas a recortar sus prestaciones sociales.

Los promotores del referéndum lamentan que Suiza continúe alimentando la evasión fiscal de las empresas internacionales. Reconocen no obstante que el mecanismo de financiación para la AHV/AVS es un punto positivo, pero añaden al mismo tiempo que no se trata de una compensación social ya que los pensionistas no cobrarán un franco más. Consideran también inaceptable que el rescate del seguro de vejez se haga a expensas de los servicios públicos.


Traducción del francés: José M. Wolff

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes