Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

WEF 2019 Estudiantes suizos adhieren reclamo de Greta

La joven activista sueca Greta Thurnberg sentada en la nieve, en Davos

Como lo hace cada viernes ante el Parlamento en Estocolmo, la joven activista sueca Greta Thurnberg se manifestó este viernes cerca del centro de convenciones de Davos en el marco del WEF. La acompañó medio centenar de estudiantes suizos en su reclamo en contra del calentamiento del planeta.  

(Keystone)

La joven activista sueca Greta Thurnberg se manifestó este viernes en Davos junto con unos 50 estudiantes suizos. Poco antes reiteró su reclamo de aplicar medidas drásticas para limitar el calentamiento global.

“Quiero que entren en pánico y actúen como si nuestra casa estuviera en llamas porque lo está”, dijo a una multitud de medios de comunicación nacionales e internacionales reunidos en un pabellón en la calle principal de Davos. “Tenemos menos de 12 años para corregir nuestros errores, alertó.

La adolescente repitió en la calle el discurso que había pronunciado en horas de la mañana en el centro de convenciones durante una mesa redonda sobre el medio ambiente cerrada al público. Está convencida de que todavía se pueden cambiar las cosas. “Nunca se es demasiado pequeño para hacer una diferencia”, insistió. Por supuesto, también son necesarios cambios políticos.

“Yo les diría que han cometido un crimen contra la humanidad”: esa fue la respuesta de Greta Thunberg a un periodista que le preguntó qué les diría a los representantes de la industria del petróleo y el gas. Especificó que conocen desde hace décadas las consecuencias de su industria, pero han continuado de todos modos.

Con estudiantes suizos

La joven sueca, seguida por numerosos periodistas, avanzó un poco más lejos de la avenida principal de Davos. Se sentó en la nieve en un cruce de caminos cerca del centro de congresos para manifestarse, acompañada de su habitual cartel con las palabras “huelga escolar por el clima”.

Inicialmente se unieron a ella una decena de estudiantes suizos. Otros vinieron después. En total, eran unos cincuenta. En los carteles que portaban había consignas como “No hay planeta B” o “No podemos resolver el problema con el sistema que lo creó”.

Una voluntad inquebrantable

Para Greta Thunberg, la huelga se ha convertido en una actividad semanal. Desde agosto de 2018, se ha manifestado todos los viernes ante el Parlamento en Estocolmo para exigir medidas concretas para luchar contra el cambio climático.

“No me considero fuerte, pero tengo una fuerte voluntad”, dijo la adolescente, que se describe a sí misma como sensible e introvertida. En su tiempo libre, le gusta pasar tiempo con sus dos perros, Moses y Roxy, y escribir.

Vocación temprana

Su preocupación por los problemas climáticos comenzó cuando tenía 7 u 8 años después de ver películas sobre la contaminación y los osos polares en la escuela. “Me entristeció mucho. Cómo puede haber una crisis existencial que amenaza toda nuestra existencia y de la que apenas hablamos”, dijo con voz plena de emoción. En ese entonces se quedó completamente deprimida, incapaz de comer o de ir a la escuela.

La situación mejoró cuando habló a sus padres de sus preocupaciones, luego los forzó a informarse sobre el tema y, finalmente, a cambiar su estilo de vida. Su madre, cantante de ópera, dejó de viajar en avión e incluso tuvo que cambiar de carrera.

Debido a su notoriedad, la vida de la adolescente ha cambiado mucho en los últimos meses, un cambio que ella considera positivo: “Tengo más energía. Soy más feliz porque he encontrado un significado, algo que hacer”.


swissinfo.ch/Keystone-ATS/mar

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes