La seguridad social en Suiza se divide en varias ramas con características y objetivos propios que ayudan a los jubilados a mantener su nivel de vida tras abandonar la vida laboral.

Los empleadores participan en la financiación de la mayoría de esas ramas, con excepción del seguro de enfermedad que, a diferencia de España, es financiado exclusivamente por la persona asegurada, quien paga una prima que varía según la edad y el lugar de residencia.

Básicamente hay tres pilares en el sistema de seguridad social suizo: seguro de vejez y supervivencia/seguro de invalidez, plan de previsión profesional y opciones de inversión privada.

Primer pilar

El primer pilar es un plan estatal de pensiones que consta de varios esquemas de seguros, entre ellos el Seguro de Vejez y Supervivencia (AHV/AVS), Seguro de Invalidez (IV/AI) y Seguro de Desempleo (ALV/AC). Los seguros AHV/AVS e IV/AI son obligatorios para todos los residentes en Suiza.

Los hombres a los 65 años y las mujeres a los 64 tienen derecho a una pensión de vejez. Las prestaciones pueden obtenerlas uno o dos años antes, pero se paga un gravamen por cada año adelantado. De la misma forma, es posible postergar el desembolso de las prestaciones de 1 a 5 años, lo cual permite aumentar la suma de la jubilación de acuerdo al número de meses postergados. Los beneficiarios de una pensión de vejez pueden recibir en algunos casos una pensión para su hijo y/o su esposa.

Encontrará datos básicos sobre el Seguro de Invalidez en la web del Ministerio del Interior.

Todos los trabajadores en Suiza que aún no han llegado a la edad de la jubilación están asegurados contra el desempleo. Las aportaciones se dividen entre el empleador y el empleado. Para recibir las prestaciones deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Haber cotizado al menos durante 12 meses en los dos años de trabajo anteriores al desempleo 
  • Residir en Suiza 
  • Tener un permiso de trabajo
  • Estar inscrito en las oficinas de empleo locales que gestionan las ofertas de trabajo
  • Buscar trabajo por cuenta propia

Las prestaciones por desempleo giran en torno al 70% del salario medio cobrado en los últimos seis meses o un año. El tope de la media salarial es 10.500 francos por mes y hay que haber ganado al menos 500 francos mensualmente. Las personas aseguradas con hijos pueden recibir hasta un 80%.

Para más información sobre la seguridad social consulte la web de la Oficina Suiza de la Seguridad Social.

Segundo pilar

El segundo pilar se asienta en los planes de previsión profesional y seguro de accidentes. Los empleados que ganan más de 20.520 francos por año están automáticamente asegurados por el fondo de pensiones del segundo pilar. Los seguros UVG y BVG son obligatorios para todos los trabajadores desde hace más de 25 años. El empleado autónomo puede adherirse voluntariamente. El segundo pilar combinado con las prestaciones del primer pilar permite a la persona contar con el 60% de su salario para mantener la calidad de vida que tenía antes de jubilarse.

Las personas que trabajan por cuenta propia, así como los asalariados con contrato de empleo de no más de tres meses, miembros de una familia agrícola o las personas que según el seguro de invalidez tienen una discapacidad de al menos el 70% pueden hacer aportaciones voluntariamente al segundo pilar, pero -a diferencia de los otros empleados-, no es obligatorio que lo hagan. 

Para más información sobre la seguridad social en Suiza visite la web de la Oficina Federal de la Seguridad Social.

Tercer pilar

El tercer pilar es privado. Se trata de una opción personal que los trabajadores pueden tomar para reforzar sus ingresos si los dos pilares anteriores no cubren lo esperado. Esos medios de ahorro complementarios están igualmente protegidos por la ley y a menudo ofrecen ventajas tributarias. El tercer pilar tiene comúnmente la forma de una cuenta de ahorro de jubilación (con desgravación fiscal) o de una cuenta de ahorro flexible (con una desgravación fiscal mucho menor). 

Le sugerimos ver  la sección Salarios - Deducciones para conocer más detalles.

Desempleo

Todos los trabajadores en Suiza que aún no han llegado a la edad de la jubilación están asegurados contra el desempleo. Las aportaciones se dividen entre el empleador y el empleado. Para recibir las prestaciones deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Haber cotizado al menos durante 12 meses en los dos años de trabajo anteriores al desempleo
  • Residir en Suiza
  • Tener un permiso de trabajo 
  • Estar inscrito en las oficinas de empleo locales que gestionan las ofertas de trabajo
  • Buscar trabajo por cuenta propia

Las prestaciones por desempleo giran en torno al 70% del salario medio cobrado en los últimos seis meses o un año. El tope de la media salarial es 10.500 francos por mes y hay que haber ganado al menos 500 francos mensualmente. Las personas aseguradas con hijos pueden recibir hasta un 80%.

Para más información sobre el seguro social consulte la web de la Oficina Suiza de la Seguridad Social.

Seguro médico

El seguro médico básico es obligatorio para toda persona domiciliada en Suiza. Las primas del seguro no se calculan con base en los ingresos del contratante. Existen subvenciones públicas destinadas a las personas con bajos ingresos.

Para más información consulte la sección Seguro médico.

swissinfo.ch