Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Últimos retoques a nueva política del FMI

(swissinfo.ch)

La reunión de este fin de semana del Fondo Monetario Internacional (FMI), en la que participan los ministros suizos de Finanzas y Economía, Kaspar Viliger y Pascal Couchepin, tiene por objeto delimitar los efectos de la desaceleración en Estados Unidos sobre el crecimiento mundial.

El FMI afinará también su nueva filosofía basada en una más amplia participación de los gobiernos y el sector privado en caso de crisis financiera.

Uno de los desafíos de las instituciones de Bretton Woods es hacer comprensible el fenómeno de las adaptaciones estructurales, precisa Jean Pierre Roth, presidente del Banco Nacional Suizo. El Fondo Monetario Internacional (FMI) no se ocupa de liberalizar los mercados. Su papel es el de asegurar la estabilidad financiera mundial, recuerda el experto.

"El público no es siempre muy racional en su crítica. Le gusta disfrutar de toda clase productos a buen precio, sin considerar que la liberalización de los intercambios comerciales es la que permite las reducciones", asienta.

Blanco de movimientos contrarios a la globalización, el FMI evoluciona. Menos intervensionista, el organismo respalda ahora a los países solicitantes con base en la voluntad política de los gobiernos.

La nueva filosofía busca también la simplificación de los procedimientos y la colaboración de los medios privados.

Hay un retorno al concepto de ayuda en detrimento de un mero "riesgo financiero", resume Jean-Pierre Roth. Además de las reformas, las reuniones del FMI y del Banco Mundial de este fin de semana en Washington permitirán apreciar la situación de la economía mundial a la luz de los recientes análisis de los expertos del Fondo.

Empero, no faltan las incertidumbres. Para comenzar se encuentra la desaceleración de la economía estadounidense, cuyos efectos no son totalmente previsibles. Enseguida, Japón que no termina con su estancamiento y, finalmente, la Unión Europea, en donde la tasa de inflación supera los objetivos.

Todo ese panorama impide al Banco Central Europeo aflojar su política monetaria. Con esas situaciones tan diversas, cada uno busca terminar el "turning point". Por ello, "habrá que esperar al segundo semestre", señala el experto suizo.

Por el contrario, una situación cierta, es que los banqueros centrales observan cada vez más los mercados de valores como indicadores del clima económico general. Inclusive si "el fenómeno es limpio" en Estados Unidos en donde la cultura del accionista está más desarrollada, relativiza Jean-Pierre Roth.

En su opinión, la irrupción de las bolsas de valores en la vida de los bancos centrales pone a la luz la dimensión psicológica de la política monetaria. Los mercados son reveladores de las anticipaciones económicas. Cuando crece la incertidumbre, puede ser útil dar una señal.

Ese punto de vista tiende a incitar a los actores de la bolsa a modificar sus elementos de apreciación, destaca el presidente del BNS. Empero, en vista de la diferencia de talla, ese factor no pesa tanto en Suiza como en Estados Unidos.

swissinfo y agencias


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×