Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

¿El proceso de paz sobrevivirá a Sharon?

Ariel Sharon (der) con el presidente egipcio Mahmoud Abbas.

(Keystone)

La probable desaparición del primer ministro israelí cubre de incertidumbre el proceso de paz en el Oriente Cercano.

Para los observadores suizos entrevistados por swissinfo, predecir lo que va a pasar ahora es peligroso.

En noviembre pasado, Ariel Sharon había dejado el bloque conservador del Likoud para crear un partido con tendencia moderada situado en el centro del espectro político. Kadima era considerado como el vencedor potencial de las elecciones del 28 de marzo próximo.

En los últimos meses, muchos israelíes depositaron sus esperanzas en Sharon. A sus ojos, el antiguo jefe militar, ex ministro de la Defensa, era el único capaz de fijar las fronteras definitivas del Estado de Israel.

Un momento crítico

Para la diputada y presidenta de la Asociación Suiza-Israelí (ASI) Vreni Müller-Hemmi, la era Sharon se termina y no es realmente una sorpresa dado el estado de salud y la avanzada edad del primer ministro. Sin embargo, se produce "en un momento muy crítico".

En vista de las próximas elecciones en Israel y en las regiones palestinas autónomas, en la zona se avecina un cambio radical.

A corto plazo, hay que esperar fuertes turbulencias, "pero eso no necesariamente debe ser negativo para el proceso de paz -estima Vreni Müller-Hemmi-, puesto que en Israel, la mayoría de la población apoya el retiro de Gaza y el proyectado en Cisjordania".

Dado el paisaje político israelí, es posible que se llegue a un "arreglo" del asunto, estima la diputada suiza. La legisladora socialista espera que bajo la dirección de su nuevo jefe, Amir Peretz, el partido laborista israelí asuma un rol creciente y constructivo.

Una situación abierta

"Israel no caerá en el caos tras la partida de Ariel Sharon", prevé Daniel Vischer, presidente de la Asociación Suiza-Palestina (ASP). "Lo anterior, aun cuando el primer ministro israelí era el único en poder establecer la paz con los palestinos, dado su peso en la política y el ejército".

El diputado ecologista no vacila en comparar a Ariel Sharon con el ex presidente de la República Francesa, Charles de Gaulle.

Por otra parte, no se conoce aún a cabalidad el cálculo del primer ministro israelí en cuanto al retiro de Gaza. Daniel Vischer se pregunta si Sharon no quería simplemente aumentar el caos del lado palestino apoyando las implantaciones en Cisjordania.

De acuerdo con el diputado de Basilea, la partida de Ariel Sharon deja un vacío en Israel. La disputa para las próximas elecciones se anuncia abierta. "Es de temerse que el jefe del ex bloque del Likoud y antiguo primer ministro, Benjamín Netanyahu se imponga".

Cuanto más se deslice Israel a la derecha, más las fuerzas militantes palestinas del tipo de Hamas podrían adquirir importancia. Pero la situación también se mantiene abierta en Palestina.

"Un cambio a la cabeza de la Autoridad Palestina es también indispensable para la buena continuación del proceso de paz y la estabilización de la región", estima Daniel Vischer.

Pérdida de un punto de referencia

Para Thomas Lissy, portavoz de la Federación Suiza de Comunidades Israelitas, la desaparición de Sharon equivale a la pérdida de "un punto de referencia en la política israelí de los últimos años". Es por ello que la época posterior a Sharon será extremadamente difícil.

"En Israel no hay actualmente otro hombre fuerte con la misma experiencia", continúa. "En cierto que Amir Peretz es un sindicalista de primer plano con un partido que lo apoya. Pero carece de experiencia a escala internacional".

"En cuanto a Benjamín Netanyahu, dispone de esa experiencia internacional, pero le costará mucho trabajo encontrar en Israel una mayoría que apoye su línea dura".

"Una clara mayoría de la población israelí mantiene su interés en el seguimiento del proceso de paz ", considera Thomas Lyssy. "Pero esa vía será ciertamente dolorosa".

Para el portavoz de la FSCI, por otra parte, es muy difícil determinar si la eventualidad de una coalición entre el partido laborista y el Kadima (el nuevo partido de Ariel Sharon) podría concretizarse.

Empero, a pesar de esta difícil situación, Thomas Lyssy quiere mantener su optimismo "puesto que Israel es una democracia estable que ha sobrevivido a graves problemas y que superará igualmente la desaparición de Sharon".

El riesgo de implosión

Responsable de la Fundación para la Palestina y miembro del Comité de la Asociación Suiza-Palestina, Saïda Keller-Messahli estima que la desaparición de una personalidad tan dominante como Ariel Sharon es "más bien saludable y podría conducir a un apaciguamiento".

Esta desaparición podría conducir a un cambio fundamental puesto que los israelíes comprenderían "que esta política de la mano de hierro, practicada por Sharon durante años, no hizo avanzar la seguridad y la paz ni un solo centímetro", declara.

En su opinión, Israel no logró acercarse a los palestinos. Sin embargo, confía en Amir Peretz, el nuevo hombre fuerte del partido laborista. "Pertenece a una nueva generación . La diferencia es de casi 50 años con la vieja guardia", precisa.

Multiplicar las colaboraciones

Para Jochi Weil-Goldstein, responsable de proyectos de 'medico international suisse' (antigua Central Sanitaria Suiza), el vacío del poder en Israel amenaza con llevar a una implosión de la sociedad. El interminable conflicto israelo-palestino tiene, ciertamente, efectos negativos en Israel: desempleo, pobreza, tensiones entre diferentes grupos que integran la sociedad.

Del lado palestino, la constatación es la misma, pero la situación es aún peor, y a los problemas evocados respecto a Israel se añaden otros. Por ejemplo, la continuación de las implantaciones de colonias y de la construcción del muro de separación.

La anterior es la razón por la cual Jochi Weil-Goldstein desea que las fuerzas democráticas que, tanto en Israel como en Palestina buscan soluciones de compromiso -como por ejemplo la iniciativa de Ginebra-, participen en las elecciones y multipliquen la colaboración.

swissinfo, Jean-Michel Bertoud
(Traduccón, Marcela Águila Rubín)

Datos clave

1928: Nacimiento de Ariel Sharon -Ariel Scheinerman-, el 26 de febrero.
Desde 1948: Comandante del ejército israelí.
1973: Contra el aviso de sus superiores, rodea con sus tropas al ejército egipcio y toma el Canal de Suez en julio. Será elegido para el Parlamento en diciembre.

1977-1981: Ministro de Agricultura bajo el mandato de Menahem Begin.
1981-1983: Ministro de Defensa, se retira tras las críticas internacionales por su implicación en las masacres de los campos de refugiados de Chatila y Sabra.

2001: Es electo primer ministro el 6 de febrero.

2005: En noviembre, anuncia su retiro del Likoud y su compromiso en un nuevo partido, en vista de las próximas elecciones.

Fin del recuadro

Contexto

De 77 años, Ariel Sharon es el más viejo primer ministro que el joven Estado de Israel haya conocido.

Tras la hemorragia cerebral que impide el retorno de Sharon a sus funciones, el viceprimer ministro, Ehud Olmert, lo reemplaza en su función con caracter interino.

El retiro de Ariel Sharon de la vida política no modifica el calendario israelí: las elecciones anticipadas tendrán lugar el 28 de marzo próximo.

Empero, el retiro de Ariel Sharon repercutirá sin duda en las perspectivas del partido Kadima fundado por él hace apenas unas semanas.

El Kadima reúne a las fuerzas moderadas del Likoud y a las fuerzas liberales del partido laborista.

Fin del recuadro


Enlaces

×