Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Es hora de que Gaddafi se vaya"

Funeral en Bengasi de una de las víctimas de los combates entre opositores y defensores del régimen de Gaddafi.

Funeral en Bengasi de una de las víctimas de los combates entre opositores y defensores del régimen de Gaddafi.

(Keystone)

Los representantes de la diplomacia internacional pidieron este lunes en Ginebra la salida de Gaddafi de Libia y condenaron los “crímenes contra la humanidad” cometidos por el dictador africano, en la reunión anual del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

La presidenta de la Confederación, Micheline Calmy-Rey, inauguró esta 16º sesión donde todos los participantes aumentaron la presión sobre el líder libio.































































Calmy Rey apoyó la decisión de expulsar a Libia del organismo internacional y dijo que en Libia se cometen y se siguen cometiendo crímenes contra la humanidad, hechos que Suiza condena con firmeza.

Es “impensable” que un Estado que comete atrocidades contra su pueblo que pueden ser crímenes de lesa humanidad, sea miembro de nuestro Consejo, pronunció, quien encomió el valor del pueblo libio de salir a defender sus libertades. La determinación del pueblo libio dará la esperanza de una vida mejor a las generaciones venideras, consideró la presidenta de la Confederación Helvética.

“El número de muertos y heridos entre los manifestantes pacíficos como resultado del uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades es impactante. Ya sea en el Oriente Medio, Norte de África o en cualquier otro lugar del mundo, esta evolución se inaceptable. Suiza, los condena con firmeza”, dijo Calmy-Rey en declaraciones recogidas por la agencia suiza ATS.

“Suiza condena especialmente las ejecuciones extrajudiciales de los manifestantes por parte de las fuerzas de seguridad libias”, añadió.

 

“Mercenarios y matones”

Por su parte, el presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, el suizo Joseph Deiss, destacó el valor de la sesión de emergencia del Consejo sobre Libia del viernes pasado, que recomendó la expulsión de Libia de este órgano de Derechos Humanos, y anunció que será considerado por la Asamblea que encabeza en Nueva York, este martes 1 de marzo.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo que Muammar Gaddafi estaba utilizando “mercenarios y matones” para reprimir a su propio pueblo y señaló que el líder libio debe dimitir inmediatamente, citó Reuters.

“Gaddafi y los que le rodean deben ser considerados responsables de estos actos, que violan las obligaciones jurídicas internacionales y la decencia común”, subrayó Clinton en su discurso ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra. Agregó que no se ha descartado nada, por parte de la comunidad internacional, que estudia las medidas a emprender.

“Es hora de que Gaddafi se vaya, ahora, sin más violencia o retrasos”, añadió.

Asimismo, Clinton mostró el respado de su país a otros países de la región. El apoyo a las transiciones hacia la democracia en progreso en el mundo árabe es “un imperativo estratégico”, con especial énfasis en Egipto, indicó Clinton, según informó AFP.

Estrechar la vigilancia

En la apertura de la sesión anual del Consejo de Derechos Humanos, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para Derechos Humanos, Navi Pillay, llamó a estrechar la vigilancia sobre Libia y apoyar las reformas en Oriente Medio.

“Nuestros interlocutores en Oriente Medio saben que cuando la euforia haya pasado, debe empezar rápido la difícil tarea de restablecer la confianza en las instituciones de gobierno y con las comunidades. La comunidad internacional tiene la gran responsabilidad de aportar su apoyo con palabras y con hechos para ayudar a poner en marcha estas reformas indispensables”, dijo Pillay, en palabras ofrecidas por AFP.

“El Consejo no debe relajar su vigilancia sobre Libia, ya que todavía se cierne la amenaza de represalias violentas contra la población civil”, afirmó Pillay. Reiteró que el uso excesivo de la fuerza ilegal contra civiles es “inaceptable” y la represión a expresiones pacíficas de los gobiernos es “intolerable”.

En ese sentido recordó a todos los involucrados en la violencia en el país del Magreb, que el uso generalizado y sistemático de la fuerza puede constituir crímenes contra la humanidad.

Exclusión aérea y moratoria

Por su parte, la Unión Europea discute establecer una zona de exclusión aérea sobre Libia, según afirmó este lunes en Ginebra la Alta Representante de Relaciones Exteriores de la UE, Catherine Ashton. Es “un tema complicado”, dijo Ashton, quien añadió que se está discutiendo sobre la zona de exclusión aérea y que no se ha tomado “una decisión al respecto”, reseñó AFP.

Ashton, tras intervenir en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, señaló a la prensa que la UE iba a implementar este mismo lunes las medidas acordadas el pasado sábado en el Consejo de Seguridad de la ONU.

“Además, adoptaremos medidas adicionales como el embargo al equipamiento que puede usarse para reprimir a los manifestantes, así como prohibiciones de viajar a varias personas del régimen de Gaddafi”, indicó. Asimismo, dijo que se congelarán los haberes de varias autoridades libias, aunque no especificó cuáles.

En Ginebra también se trató una posible moratoria completa de pagos a Libia durante 60 días. Este punto marcó el debate entre los europeos y Estados Unidos, como reconoci el ministro italiano de Exteriores, Franco Frattini. “Debemos garantizar que el dinero no llega a Gaddafi”, cita ATS.

Rusia deploró hoy la violencia en Libia, pero al mismo tiempo rechazó injerencias en sus asuntos internos y ponderó soluciones “sin coacción, de manera pacífica y por la vía del diálogo nacional y el consenso”, según declaró el canciller ruso, Serguei Lavrov.

Unión Europea

Los gobiernos de la Unión Europea aprobaron el lunes un paquete de sanciones contra el líder libio Muammar Gaddafi y su administración, incluyendo un embargo de armas y prohibiciones de viajar al bloque.

Los estados de la UE también dijeron que congelarían los activos de Gaddafi, su familia y sus aliados en el Gobierno, y prohibirían la venta de productos como gases lacrimógenos y equipos antimotines que puedan ser usados contra manifestantes, informaron varios diplomáticos a Reuters.

Fin del recuadro

Consejo de Seguridad

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas impuso este sábado, de manera unánime, prohibiciones de viaje y congelamiento de activos al líder libio, Muammar Gaddafi, miembros de su familia y su círculo más cercano.

La resolución adoptada por el consejo de 15 países también pidió la presentación inmediata de la letal represión contra los manifestantes que se oponen al Gobierno en Libia a la Corte Penal Internacional en La Haya para que investigue y posiblemente procese a cualquiera que sea responsable de la muerte de civiles.

El viernes pasado, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, recomendó  suspender a Libia y establecer una misión internacional de investigación. La Asamblea General deberá adoptar una decisión el martes 1 de marzo.

Fin del recuadro

swissinfo.ch y agencias


Enlaces

×