"La derecha dura ha olvidado a la Quinta Suiza"

Jean-Paul Aeschlimann, vicepresidente de la OSE. OSE

Después de su victoria del 26 de septiembre, la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha dura) reiteró su intención de lanzar una iniciativa parlamentaria contra la doble nacionalidad.

Este contenido fue publicado el 05 octubre 2004 - 10:49

Jean Paul Aeschlimann, vicepresidente de la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE), estima que si eso se concreta provocará una protesta general.

El vivo debate provocado por el anuncio de la UDC de relanzar una iniciativa que busca prohibir la doble nacionalidad sólo puede crear verdadera estupefacción e incomprensión entre nuestros compatriotas de la Quinta Suiza, señala Jean-Paul Aeschlimann, vicepresidente de la OSE. Entrevista.

swissinfo: La amenaza de prohibir la doble nacionalidad concierne muy de cerca a los suizos del extranjero, porque casi 70% de ellos son binacionales.

Jean Paul Aeschlimann: Sería ciertamente un retroceso serio si las cosas son así. Para los países que no consideran la doble nacionalidad, creo que una simplificación de ese tipo es insostenible a largo plazo. Incluso en Alemania está cambiando la situación.

Creo que la UDC se equivoca de público, porque lo que busca en el fondo es sin duda suprimir la doble nacionalidad para los suizos que viven en Suiza. Pero, al hacerlo, la UDC descuida la importancia de los suizos expatriados.

Desde mi punto de vista es un error de juicio manifiesto. Si la UDC se lanza en una polémica de ese tipo, va a desencadenar una reacción muy fuerte entre la mayor parte de las personas concernidas.

swissinfo: ¿La UDC no debería solicitar la retroactividad de esta medida, lo que significa que los suizos del extranjero, y más precisamente, los que han adquirido el derecho de voto, no serían afectados?

JPA: No veo bien dónde estaría la diferencia. Esa es una cuestión de principio fundamental e, incluso, de una doble absurdidad.

En efecto, cualquiera sea el país en el que residen los dobles nacionales, quienes tienen la nacionalidad del país de residencia son considerados sólo como nacionales, incluida Suiza. Por tanto, el problema está resuelto en los planos administrativo, fiscal y político.

swissinfo: Pero la UDC no parece olvidar a los expatriados y hace esfuerzos para perfilarse. Por ejemplo, presentó una lista ad hoc en el cantón de Basilea Campaña durante las elecciones federales de 2003.

JPA.- Es la razón por la cual pienso que ellos se equivocan de público. Su iniciativa se dirige, ciertamente, más a los suizos del interior. La UDC ha olvidado evidentemente la importancia que representa el 70% de los suizos del exterior que se benefician de la doble nacionalidad.

swissinfo: si el pueblo fuera llevado a pronunciarse, ¿cuál sería la estrategia de la OSE?

JPA.- El congreso de la OSE tomaría sin ninguna duda una postura muy clara para señalar que la medida propuesta por los políticos de la UDC es inútil y profundamente hiriente para los suizos del extranjero.

Si la UDC nos desdeña un poco (dado que los suizos expatriados son, más o menos, casi tantos como los extranjeros que viven en Suiza), es porque ella ha vivido con la impresión de que los expatriados son nostálgicos que tendrían la tendencia a votar por ella. Ahora bien, en este caso también se dará cuenta de que se dispara un escopetazo en el propio pié.

Más aún, la UDC ha analizado los resultados de otras votaciones y ha comprobado que, por ejemplo en las votaciones del 26 de septiembre de 2004, los expatriados, cualesquiera que sea su cantón, respondieron con una fuerte mayoría del "sí" (más del 70%) a dos proyectos relacionados con el derecho a la nacionalidad, y esto incluso en cantones reputados conservadores y cercanos a la UDC, como Appenzell o Lucerna.

En consecuencia, la UDC puede constatar que los suizos del extranjero no votan necesariamente como lo desearía. ¿Y tal vez sacando esa conclusión crea conveniente, en cierto modo, "castigar" a los suizos del extranjero privándoles de la nacionalidad suiza?

swissinfo: ¿Los suizos del extranjero votan mayoritariamente a favor de la apertura?

JPA.- Sí, por supuesto. Y están bien ubicados para eso. Le recuerdo que, durante la votación de marzo 2002, la cuestión de la adhesión a la ONU pasó gracias al voto de los expatriados. Sin ellos, por ejemplo en Lucerna hubiera habido una mayoría de “no”, mientras que fue el 13 cantón en votar “si”. Y, así, en inclinar la balanza del lado de la mayoría de los cantones.

swissinfo: ¿los proyectos de la UDC le preocupan mucho?JPA.- No verdaderamente, porque se encontrará ciertamente una solución para acordar el pasaporte suizos para aquellos que lo deben tener. No es posible de otra manera.

JPA: No demasiado, porque se encontrará sin duda una solución para conceder el pasaporte suizo a quien tenga derecho a tenerlo. No puede ser de otra manera.

Lo que me inquieta más es la suerte de los acuerdos bilaterales II, con Schengen, el acuerdo sobre criminalidad internacional. Ahí es donde los partidos van a tener que ser mucho más prudentes, la publicidad va a hacerse en los dos sentidos y va a haber arreglos de cuentas importantes.

A estas alturas se puede pensar todavía que el ejemplo del 26 de septiembre no cuesta caro a Suiza ya que el doble "no" a las naturalizaciones no sorprende verdaderamente al extranjero. En realidad, si la misma pregunta se hiciera a los electores de los países vecinos, el resultado sería probablemente igual.

Entrevista swissinfo, Isabelle Eichenberger
(Traducción: Luís Vázquez)

Datos clave

Expatriado desde 1973, Jean Paul Aeschlimann ha vivido mas de 30 años en diferentes partes del globo.

En los años 1990’s decidió radicarse en Francia. Ha sido presidente de los suizos en Francia de 1980 a 2002.

Es vicepresidente de la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE) y cónsul de Suiza en Montpellier.

End of insertion

Contexto

Un 70% de los 612.000 suizos del extranjero son binacionales. 90.000 de ellos ejercen su derecho de voto.

Alrededor del 20% de la población (7,3 millones de habitantes) son extranjeros.

Suiza cuenta con poco menos del 9% de dobles nacionales en su territorio.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo