Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"La gente de Gstaad quiere a Polanski"

El cineasta franco-polaco está ingresado en un celda "rudimentaria" de una prisión suiza y recibe cinco francos diarios, según declaró el cónsul de Polonia en Berna al diario suizo Le Matin.

Su detención ha indignado y decepcionado a muchos suizos, en especial a los habitantes de Gstaad, la estación invernal en la que Roman Polanski pasa sus vacaciones desde hace más de 40 años.

La ministra suiza de Justicia Eveline Widmer-Schlumpf fue avisada el viernes pasado de que Roman Polanski iba a ser detenido el sábado en el aeropuerto de Zúrich. La Oficina Federal de Justicia advirtió a Eveline Widmer-Schlumpf de manera excepcional.

"La Oficina hizo una excepción porque creyó que se trataba de una caso especial que podría acarrear reacciones políticas", explica la ministra este miércoles en el diario Neue Zürcher Zeitung (NZZ).

Widmer-Schlumpf subraya que esta decisión no tiene influencia en el proceso jurídico-policial. También indica que no hay "por principio" ninguna intervención política en un procedimiento de este tipo. La ministra ha vuelto a repetir que no existe ninguna razón para no ejecutar la orden de detención emitida por los Estados Unidos. En un caso similar, Suiza hubiera esperado la misma actitud de otro país.

Por su parte, Paul Seger, embajador y jefe de la Dirección de Derecho Internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores, insistió ayer en la necesidad de Suiza de respetar sus compromisos. "Hemos analizado el acuerdo suscrito con los Estados Unidos. Si se presenta una demanda como es debido, Suiza no tiene otra opción que ejecutarla. De no hacerlo, violaríamos nuestras obligaciones internacionales".

Según Paul Seger, el hecho de que se tratara "de un asunto entre Suiza y los Estados Unidos hizo jurídicamente imposible una notificación a Francia", país de residencia de Polanski.

Vacaciones en Suiza

El cineasta es un habitual de las pistas de esquí de la zona de Gstaad, junto con sus amigos Jack Nicholson y Günter Sachs. Se mezclaba con los ciudadanos e incluso adquirió un modesto chalet en la renombrada estación invernal del cantón de Berna.

"Era siempre un hombre simpático, encantador", cuenta a swissinfo.ch Kerstin Sonnekalb, relaciones públicas de la Oficina de Turismo de Gstaad-Saanenland. "Aquí tenemos a gente famosa y la respetamos."

Franz Wehren todavía conserva los esquíes de madera que le regaló Polanski después de rodar 'Drácula' en los años 70. Y explica que el director es una persona "agradable y con un buen sentido del humor".

Este vecino de Gstaad habló con Polanski hace dos semanas, cuando el cineasta le comentó que iba a ir a Zúrich para recoger el premio honorífico del Festival de Cine de la ciudad concedido por su carrera.

"Ha estado viniendo a Gstaad durante más de 40 años, desde que volvió de los Estados Unidos", indica Wehren por teléfono a swissinfo.ch. "La gente de Gstaad le quiere. Sería terrible si no pudiera volver más".

En 1975 Polanski esquió en Gstaad con su amigo Jack Nicholson. Dos años después fue declarado culpable de haber mantenido relaciones sexuales con una menor de 13 años en el domicilio del propio Nicholson, en Hollywood Hills, cuando el actor estaba fuera de su domicilio. Polanski se instaló en Francia en 1978 poco después de haber sido condenado por el mencionado delito.

Solía pasar sus vacaciones en Austria, pero el país centroeuropeo estaba muy lejos de sus casa de París. Así que decidió trasladarse a Gstaad, villa situada a una hora de distancia del Lago Leman. La estación invernal tiene 250 kilómetros de pistas, campos de golf y un mínimo de anonimato.

Celda "rudimentaria"

El cineasta franco-polaco detenido el sábado pasado en el aeropuerto de Zúrich está ingresado en un celda "rudimentaria" y recibe cinco francos diarios según los testimonios aparecidos en la prensa suiza. "Nos hemos encontrado con él en su celda", comentó Marek Wieruszewski, el cónsul de Polonia en Berna, al diario suizo Le Matin.

"Nos ha hecho saber que no le faltaba nada y que lo trataban bien, lo que no significa que esté feliz por su situación", añadió.

Según el diario de Lausana, el célebre director dispone de una celda "rudimentaria, compuesta de una mesa, una cama, un armario, un lavabo, un aseo y un aparato de televisión".

El nombre de la prisión sigue por el momento sin conocerse. Fuentes cercanas al caso indicaron que estaría detenido en una de las nueve prisiones del cantón de Zúrich, aunque por petición del cineasta no se ha revelado el lugar exacto , relata Le Matin.

Tribunal Penal Federal

El Tribunal Penal Federal (TPF) es uno de los dos tribunales federales de primera instancia (el otro es el Tribunal Administrativo Federal) ...

Petición de libertad

Los abogados de Roman Polanski pidieron ayer martes a las autoridades suizas que el cineasta sea puesto en libertad, indicó su abogado, Hervé Temime.

"Presentamos un recurso contra la notificación de la orden de captura internacional ante el Tribunal de Bellinzona y la Oficina fFederal (de Justicia) de Berna", precisó el letrado.

"Pedimos su liberación, eventualmente condicional. No hay un plazo legal para esta decisión, pero esperamos que se produzca lo más rápido posible", agregó.

La justicia suiza confirmó haber recibido un recurso contra la extradición del cineasta a Estados Unidos, indicó el Tribunal Penal Federal de Bellinzona.

Tim Neville, Iván Turmo, swissnfo.ch

Arresto con poco tacto

La ministra suiza de Asuntos Exteriores, Micheline Calmy-Rey, dijo en una rueda de prensa celebrada en Berna que su oficina no había recibido por anticipado la información sobre el arresto de Polanski, al cual le "faltó diplomacia".

Suiza actuó de acuerdo a la ley, pero podría haber tenido más tacto, debido a que Polanski viajó al país para asistir a un festival de cine donde también iba a hablar el ministro suizo de Cultura, afirmó.

Micheline Calmy-Rey, no obstante, subrayó el débil margen de maniobra de Suiza. "La vía es de todos modos estricta, ya que no se puede tratar de forma diferente a las personas conocidas y a los que no lo son. Eso, en Suiza, no se acepta", a la vez que estimó que el país "puede estar orgulloso".

También reaccionó a "las vinculaciones hechas por algunos" entre los casos de Polanski y del banco suizo UBS en los Estados Unidos: "No estamos a las órdenes de los Estados Unidos".

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×