Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Obama debe mostrar que es el presidente de todos"

Los iraquíes siguen las elecciones estadounidenses en las pantallas de una tienda electrónica en Najaf.

(Keystone)

Tras la victoria en las elecciones, Barack Obama tendrá que afrontar desafíos enormes. Para Jürg Siegenthaler, un profesor suizo que vive desde hace cuatro décadas en EE UU, la elección del demócrata supone un hito histórico.

Entrevistado por swissinfo, Siegenthaler se pronuncia sobre las tareas que le esperan a Obama y sobre el significado de la victoria electoral demócrata para las relaciones entre EE UU y Suiza.

swissinfo: ¿Cuáles son los mayores desafíos que tendrá que afrontar el nuevo presidente?

Jürg Siegenthaler: En primer lugar la situación económica actual, es decir, no sólo la crisis financiera, sino la recesión, en la que ya estamos inmersos. Encontrar una salida y llegar a controlar esta situación, va a ser una tarea enorme.

Además, Barack Obama tiene que cumplir su promesa de convertirse en el presidente de todos los estadounidenses.

swissinfo: ¿Cuáles son los campos dónde podemos contar con los mayores cambios?

J. S.: El asunto más espinoso en política exterior que el nuevo gobierno tendrá que resolver es Irak. Mucha gente, no solamente aquí, sino en todo el mundo, quiere una solución. También en política energética se precisan decisiones.

Con Obama, la política de EE UU será más multilateral. Obama tiene otra visión del mundo, y el mundo mirará con otros ojos a EE UU.

swissinfo: ¿Cuáles son los puntos fuertes y débiles del nuevo presidente?

J. S.: Uno de sus puntos fuertes es su manera de tomar decisiones. Esto lo digo partiendo de lo que he observado a lo largo de la campaña de Obama y cómo la dirigió. Su personalidad es, en mi opinión, uno de sus fuertes más importantes.

Tal vez no aporta mucha experiencia en algunos campos. Con el tiempo también conoceremos sus puntos débiles. El nuevo presidente tendrá que someterse a prueba y deberá aprender muy rápido porque tiene que tomar decisiones importantes. Ya veremos si será capaz de hacerlo bien o no, aunque yo tengo mucha confianza.

swissinfo: Ya antes de los comicios se decía que iban a ser elecciones históricas. ¿Se puede realmente hablar de un cambio histórico?

J. S.: ¡Por supuesto! Estados Unidos está viviendo un cambio profundo, no sólo simbólico. El hecho de que sea el primer negro en ser elegido a la presidencia, demuestra que el país ha pasado por un proceso de aprendizaje y que ha cambiado.

swissinfo: En Europa y en Suiza, la gran mayoría de la población se inclinó a favor de Obama. ¿Cómo se explica usted esto?

J. S.: La frustración con la administración Bush y los republicanos fue grande en todo el mundo. Me sorprendió que Suiza fuera el país con la cuota más alta de partidarios de Obama, superando con el 80% de los encuestados los demás países europeos. Quizás se deba al hecho que la gente ve en él una alternativa real, un político joven que representa algo nuevo. Parece que la gente lo considera una persona 'cool', para emplear un término inglés.

swissinfo: Muchos europeos se opusieron al Gobierno Bush sobre todo por la guerra en Irak. ¿Cómo puede mejorar la situación en Irak y en Afganistán con Obama?

J. S.: Ésta es una pregunta difícil, porque esto no depende sólo de los EE UU sino también de Irak y Afganistán. En las campañas electorales se suelen presentar los temas y las soluciones de manera muy genérica. En todo caso va a ser un juego de equilibrio muy difícil. Tengo mis dudas sobre si el plan de Obama de retirar las tropas de Irak para despacharlos a Afganistán es la solución justa.

swissinfo: ¿Vamos a vivir en un mundo más pacífico con Obama?

J. S.: Obama tendrá que superar los primeros exámenes muy pronto. Pero creo que podemos contar con que la política exterior estadounidense será más multilateral, que habrá menos blanquinegros, que se forzará la diplomacia y el diálogo.

Y esto es seguramente el interés de Suiza, que acentúa precisamente estos ámbitos en su política exterior. Mucho dependerá también de la persona que se encargará de la Secretaría de Estado. Está claro que se necesita una persona con mucha experiencia, conocimientos y carisma.

swissinfo: ¿Qué debe esperar Europa, y en particular Suiza, de los EE UU bajo la presidencia de Obama?

J. S.: No debemos tener demasiadas esperanzas. Pero si Obama propone soluciones interesantes para la gestión internacional de los mercados financieros, entonces puede ser interesante para Suiza, porque este país juega un papel importante en el sector financiero internacional.

En lo que respecta la política comercial, creo que Obama se inclina más bien hacia el proteccionismo.

Una buena señal para la comunidad internacional sería, por ejemplo, si decidiera el cierre de la prisión de Guantánamo, con lo cual podría dar por zanjado un capítulo que ha contribuido mucho al decaimiento de la reputación mundial de EE UU. Sería sin duda una decisión que Suiza aplaudiría.

Además, existe un gran potencial para la economía suiza, si con Obama se moviliza el sector energético y se fomenta la comercialización de nuevas tecnologías. Tenemos la suerte de que la industria suiza es muy innovadora. Las relaciones entre ambos estados podrían ser más dinámicas en este campo.

swissinfo: ¿Hay que contar con cambios concretos en las relaciones bilaterales entre EE UU y Suiza bajo la presidencia de Obama?

J. S.: En el fondo, las relaciones son buenas y estrechas, esto no va a cambiar. Temas como el paraíso fiscal y el secreto bancario seguirán ocupando la agenda. No obstante, ello dependerá en mayor medida de las autoridades fiscales, como el Servicio de Impuestos Internos (IRS), y no tanto del presidente.

swissinfo: ¿Cómo se siente usted después de esta larga y extraordinaria campaña electoral?

J. S.: Siento alivio y exaltación, sobre todo desde el punto de vista del sociólogo que soy. Tras un largo período de inmovilidad en política social, espero que los próximos años sean mejores. Pienso, en primer lugar, en el sistema de pensiones. En este terreno, Obama y el nuevo Congreso tendrán mucho por hacer.

swissinfo, Rita Emch, Nueva York
(Traducción del alemán: Antonio Suárez Varela)

Jürg Siegenthaler

Jürg Siegenthaler vive desde 1967 en EE UU.

Estudió Ciencias Económicas en la Universidad de Berna y se doctoró en 1966. Luego fue profesor de Análisis Sociopolíticos en la 'American University de Washington'.

Su actividad científica y docente comprendieron la historia económica, la teoría social y los métodos científicos. A lo largo de su carrera académica ha seguido con gran interés los desarrollos en estos campos, tanto en EE UU como en Suiza.

Siegenthaler es socio del Instituto de Estudios Socio-Financieros (ISFS), una organización sin afán de lucro que se compromete a fortalecer los conocimientos financieros de ayuntamientos, asociaciones y otras organizaciones.

Desde que es emérito se dedica a actividades culturales y comunales. Está casado y vive con su esposa Linda en Silver Spring, Maryland, cerca de la capital Washington.

Fin del recuadro

Barack H. Obama

Nace el 4 de agosto de 1961, en Honolulu.

Hijo de Barack Obama, economista negro de Kenia formado en la Universidad de Harvard y de Shirley Ana Dunham, estudiante blanca de Kansas.

Sus padres se divorcian cuando tiene dos años. Vive con su progenitora y los padres de ésta en Hawai, y a los seis años viaja con su madre y su padrastro a Indonesia, donde permanece hasta los 10 años.

De regreso en Estados Unidos asiste a la Universidad de Columbia, en Nueva York.

En 1985 se muda a Chicago donde colabora con una entidad de ayuda a gente desfavorecida de barrios asolados por el desempleo y la delincuencia.

Retoma sus estudios y se gradúa en Derecho en la Universidad de Harvard en 1991.

En 1996 es electo senador en Illinois, donde permanece 8 años antes de convertirse en el quinto afroamericano de la historia del país en ocupar un escaño en la cámara alta, por el mismo estado.

En 2007 declara su candidatura a la investidura demócrata, que obtiene en agosto pasado, de cara a las presidenciales de este 4 de noviembre.

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×