Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

A punto de concluir las investigaciones sobre el accidente de un avión de Swissair

Depósito con piezas del avión de Swissair accidentado en 1998 en la costa canadiense. 

(Keystone)

A dos años del accidente aéreo que costó la vida a los 229 ocupantes de un avión de Swissair MD-11 en la costa oriental de Canadá, las investigaciones están casi terminadas. El informe final será conocido en el año 2001.

El carácter delicado y minucioso de las investigaciones exigió mucho tiempo y dinero (unos 85 millones de francos suizos). Según las autoridades de la Oficina de Seguridad de los Transportes de Canadá, una parte de las averiguaciones será concluída en este otoño, pero aún quedan aspectos que son analizados cuidadosamente.

El avión MD-11 de Swissair se precipitó a las aguas del Atlántico canadiense el 3 de septiembre de 1998. Antes de que ello ocurriera, los pilotos de la nave advirtieron humo en la cabina de mando y anunciaron un aterrizaje de emergencia en Halifax. Poco antes de hacerlo, el avión cayó en Peggy's Cove, en la provincia canadiense de Nueva Escocia, en el Atlántico Norte.

Cómo, cuándo y por qué se produjo el incendio a bordo son las preguntas que ocupan el primer lugar de las investigaciones. Examinando unos 20 pedazos de cable se trata de establecer si, como se supone, uno de ellos provocó la llama fatal, y cuáles fueron los cambios en el sistema de circulación de aire dentro de la máquina.

Piezas diminutas

Unos dos millones de pedazos de la nave accidentada - algunos tan pequeños como una moneda - fueron recuperados para reconstruir la trompa de diez metros del avión: un total de 127.090 kilos de retazos equivalentes al 98 por ciento del avión. Esta labor minuciosa es costosa en tiempo y dinero.

Además, basándose en diversas fuentes, los investigadores han establecido una nueva cronología de los sucesos que precedieron a la caída del MD-11 a las aguas del Atlántico en Pegg's Cove.

Medidas y recomendaciones

Aún no se conocen los resultados conclusivos, pero las investigaciones ya han demostrado que los materiales de aislamiento "Mylar" no son suficientemente anti-inflamables y causaron el incendio en la cabina de mando.

Las autoridades de aeronáutica de Estados Unidos ordenaron la sustitución de los materiales Mylar en determinados aviones de línea, el control de los interruptores y el aislamiento de los cables en la cabina de mando.

Swissair retiró de sus aviones MD-11 y Boeing 747 el sistema de control de vuelo "Ifen", tras enterarse que las autoridades de la Oficina Federal de Aeronáutica Civil constataron algunas irregularidades en la autorización de dicho sistema.

swissinfo y agencias

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes