Acuerdo para luchar contra el dopaje en la Eurocopa

Ralph Zloczower, presidente de la ASF (izquierda), con el presidente de la UEFA, Michel Platini, y el máximo responsable de la Eurocopa, Martin Kallen. Keystone

Por primera vez en un torneo europeo se realizarán análisis de sangre a los jugadores, según ha quedado establecido en una carta signada por las selecciones finalistas de la Eurocopa 2008.

Este contenido fue publicado el 13 marzo 2008 - 10:23

Los controles tendrán lugar antes del campeonato, después de cada uno de los 31 partidos y además se efectuarán 10 análisis hechos por sorpresa a cada una de las 16 selecciones.

Los principales dirigentes de las federaciones nacionales de los 16 conjuntos participantes suscribieron el acuerdo en Viena, teniendo en cuenta que tanto las muestras de sangre como de orina han sido aceptadas, por primera vez.

Antes y durante el torneo que se jugará en Austria y Suiza en verano, se realizarán unas 300 pruebas.

El presidente de la UEFA, Michel Platini, manifestó antes de la firma de la carta contra el dopaje por las 16 federaciones finalistas del torneo que la UEFA "quiere mostrarle al mundo que se toma en serio la lucha contra el dopaje".

EPO y hormonas

Las nuevas medidas permitirán la identificación de sustancias prohibidas, incluyendo la EPO, mientras que una nueva técnica para localizar las hormonas de crecimiento se utilizará en un acontecimiento internacional por vez primera.

Los expertos podrán también determinar si la sangre de un jugador ha sido manipulada irregularmente por medio de una transfusión.

Se tomarán muestras a diez jugadores de cada equipo en las concentraciones preparatorias de la Eurocopa de Austria y Suiza, por lo que se realizarán 160 pruebas sin anuncio previo antes del inicio del campeonato.

También después de cada unos de los 31 encuentros de la Eurocopa, la UEFA someterá a pruebas antidopaje a dos jugadores de cada equipo que serán elegidos al azar.

Después del encuentro, los jugadores requeridos deberán acudir inmediatamente al centro antidopaje, donde se les tomará muestras de orina y sangre.

Un asunto serio

"La Asociación Suiza de Fútbol lucha contra el dopaje desde hace muchos años", comentó el presidente del organismo, Ralph Zloczower, a swissinfo. "Compartimos plenamente la voluntad de la UEFA en esta materia".

"Es algo simbólico pero existe una voluntad real de actuar. Nos hemos tomado muy en serio la situación, aunque esperamos no enfrentarnos con ningún caso de este tipo", señaló Zloczower.

El entrenador de la selección suiza, Köbi Kuhn, dijo a swissinfo que los controles existen desde el Mundial de 1966 celebrado en Gran Bretaña, en el que Kuhn participó como jugador.

"El control es algo normal, aunque el fútbol no es como otros deportes. Pienso que es más difícil doparse en el balompie".

"No sé lo que pasa en otros equipos, pero estoy seguro que en la selección suiza no se dopa nadie".

swissinfo y agencias

Laboratorio de lausana

Después de cada unos de los 31 encuentros de la Eurocopa, la UEFA someterá a pruebas antidopaje a dos jugadores de cada equipo que serán elegidos al azar.

Después de cada encuentro, los deportistas requeridos deberán acudir inmediatamente al centro antidopaje, donde se les tomará muestras de orina y sangre.

Los jugadores serán acompañados en todo momento por funcionarios de la UEFA, todos médicos.

Las muestras serán analizadas en el laboratorio de la UEFA en Lausana, Suiza, que trabajará las 24 horas al día, siete días a la semana, durante las tres semanas del torneo, para garantizar que se tengan los resultados 48 horas después de la prueba.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo