Navigation

Aplausos palestinos para Suiza

Nabil Shaat se felicita del trabajo de la diplomacia suiza en favor de la paz. Keystone

Durante su visita a Berna, el ministro palestino de Exteriores, Nabil Shaat, invitó a su homóloga suiza a proseguir los esfuerzos para impulsar el proceso de paz en Oriente Medio.

Este contenido fue publicado el 12 diciembre 2003 - 17:56

Según Micheline Calmy-Rey, la Iniciativa de Ginebra ya es un éxito.

La jefa de la diplomacia helvética puede estar contenta. Su huésped palestino elogió por todo lo alto los esfuerzos de Micheline Calmy-Rey.

“Más vale correr un millón de riesgos por la paz que un solo riesgo por la guerra”, señaló Nabil Shaat.

El titular palestino de Asuntos Exteriores agradeció a Suiza la “ayuda amistosa” a favor de la paz en Oriente Medio y de la independencia del pueblo palestino.

Nabil Shaat espera que Berna prosiga los esfuerzos emprendidos. No obstante, quiso precisar que la Autoridad Palestina no respalda oficialmente la Iniciativa de Ginebra.

“Es un apoyo, un ejercicio (...) son ideas y esfuerzos” para “recrear un ambiente propicio para la paz”, señaló el ministro palestino.

Un modelo para el futuro

Según Nabil Shaat, falta que la Autoridad Palestina reconozca la importancia de iniciativas tales como la de Ginebra, adoptada oficialmente hace once días en la ciudad de Calvino.

Nabil Shaat comparte con su homóloga helvética la esperanza de que esa iniciativa sirva de modelo para las futuras negociaciones entre israelíes y palestinos.

En ese sentido, el ministro lamentó la “actitud negativa” del Gobierno israelí frente a la Iniciativa de Ginebra.

Al término de las conversaciones sostenidas con su homólogo palestino, Micheline Calmy-Rey declaró que “el camino es original, se ha desatado un debate y las cosas están en marcha. Y esto ya es un éxito en sí.”

Extender el diálogo

Micheline Calmy-Rey se refirió a la Iniciativa de Ginebra como un acuerdo destinado a “respaldar un proceso de extensión del diálogo a otros segmentos de la sociedad.”

Para la titular helvética el acuerdo muestra que hay soluciones, aunque sólo tiene carácter vinculante para sus signatarios.

Finalmente, Micheline Calmy-Rey reiteró una vez más que Suiza no tuvo influencia sobre el contenido del acuerdo.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.