Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ataque a los talibán; diversos países refuerzan vigilancia

(swissinfo.ch)

Estados Unidos y Gran Bretaña iniciaron este domingo una ofensiva militar contra Afganistán. El secretario estadounidense de la Defensa, Donald Rumsfeld, destacó que el primer objetivo militar era el control aéreo afgano. Los talibán calificaron la operación de "acto terrorista" y ratificaron su decisión de no entregar a Osama bin Laden. Diversos países manifestaron su solidaridad con Washington. A lo largo del mundo se han reforzado los mecanismos de seguridad ante eventuales represalias. Suiza se pronuncia por una respuesta proporcionada que preserve a la población civil.

La ofensiva habría causado una veintena de víctimas según informaciones de la AIP. Precisó la agencia cercana al régimen talibán que 10 personas murieron en Qasabah Khana, en los alrededores del aeropuerto de Kabul y unas diez más cerca de las oficinas de la radio estatal, Radio Charia.

"Es posible que el balance sea mayor", destacó la AIP. El cónsul general del régimen taliban en Peshawar, Maulvi Najibullah, por su parte, declaró a la AFP que había víctimas en Kabul y en las ciudades de Kandahar y Jalalabad "pero no tengo cifras".

En sendos mensajes difundidos por los medios electrónicos de comunicación, el presidente estadounidense, George Bush, y el primer ministro británico, Tony Blair, justificaron el ataque con la negativa del gobierno afgano de entregar a Osama bin Laden, a quien se atribuyen los atentados contra EE UU del pasado 11 de septiembre. En Pakistán, el embajador afgano aseguró que Osama bin Laden y el dirigente talibán, Mollah Omar salieron indemnes.

Osama bin Laden, a su vez, advirtió a Estados Unidos "que nunca más conocerá la seguridad". El mensaje del fundamentalista saudita habría sido pregrabado y fue difundido este domingo por la televisión al-Jazira y reproducido por la cadena estadounidense CNN.

Dos oleadas de ataques se registraron contra Afganistán. Violentas explosiones se escucharon la noche de este domingo en la capital afgana, Kabul, y se registró un corte del suministro eléctrico que posteriormente fue parcialmente reestablecido, de acuerdo con informaciones difundidas por al-Jazira.

"Aviones estadounidenses lanzaron un ataque a una zona próxima del aeropuerto de Kabul", declaró un portavoz de los talibán a la agencia Afgani Islamic Press (AIP), cercana al régimen y con base en Afganistán.

La ofensiva habría golpeado las bases aéreas de Kabul y de Kandahar así como los suburbios de Jalalabad.

Pasado el medio día comenzó el ataque

"Los primeros blancos fueron alcanzados hacia las 12:30 horas de Washington (16:30 GMT)", precisó el jefe del Estado Mayor estadounidense, Richard Myers, en una conferencia de prensa presidida por Rumsfeld.

De acuerdo con el titular de la Defensa estadounidense, los primeros ataques aéreos "buscan crear las condiciones para la instrumentación de operaciones antiterroristas y de ayuda humanitaria en Afganistán. "Para eso será necesario, entre otras cosas, que suprimamos la amenaza que representan las defensas aéreas y los aviones de los talibán".

Rumsfeld confirmó el empleo de bombarderos estratégicos B-1, furtivos B-2 y B-52, así como mísiles de crucero y bombas teledirigidas. El funcionario aseguró no haber recibido información en torno a un avión estadounidense que habría sido derribado por los talibán.

"Utilizamos aviones con base en tierra y en el mar, navíos y submarinos", precisó Rumsfeld.

"Una quincena de bombarderos con base en tierra, unos 25 aviones de combate basados en portaviones estadounidenses y submarinos británicos fueron empleados para golpear los blancos terroristas y tiraron alrededor de 50 misíles Tomahawk", asentó Myers.

"Blancos precisos": Bush

En su alocución, Bush precisó que los ataques estaban dirigidos contra campos de entrenamiento del jefe islamista Osama bin Laden, así como contra las instalaciones militares del gobierno talibán.

"Bajo mis órdenes, el ejército de Estados Unidos comenzó el ataque contra los campos terroristas de Al Qaida y contra las instalaciones militares del régimen talibán en Afganistán", declaró el presidente.

"Estamos acompañados en esta operación por nuestros leales aliados británicos", precisó el jefe de la Casa Blanca.

En el mensaje para justificar el operativo militar Bush mencionó que éste tenía objetivos "humanitarios" en favor de la población afgana que sufre hambre. "Esos ataques a blancos seleccionados cuidadosamente, tienden a dificultar la utilización de Afganistán como base terrorista", subrayó.

"Al mismo tiempo el pueblo oprimido de Afganistán va a conocer la generosidad de Estados Unidos y de sus aliados. En forma simultánea a los ataques a los blancos militares largaremos víveres, medicamentos y provisiones para los hombres, mujeres y niños hambrientos de Afganistán", dijo.

Respondimos a solicitud de EE UU

El primer ministro británico, Tony Blair, declaró a su vez que los talibán habían "elegido el terror" e informó que submarinos británicos lanzaron mísiles sobre Afganistán en el cuadro de la ofensiva contra el gobierno afgano y las bases de bin Laden.

"Habíamos dicho claramente tras los atentados del 11 de septiembre contra Estados Unidos que actuaríamos una vez que se tuviera identificados a los responsables. En mi espíritu no hay duda, como tampoco la hay entre aquellos que han estudiado las pruebas disponibles, de que esos ataques fueron efectuados por la red Al Qaida, dirigida por bin Laden".

El funcionario británico indicó que el miércoles pasado recibió una solicitud para la utilización de un determinado número de fuerzas armadas británicas en la operación que comenzó este domingo y cuya duración dijo desconocer.

Berna sigue con inquietud la situación

Suiza sigue la evolución de los acontecimientos con atención e inquietud. En nombre del gobierno helvético, el ministro de Exteriores, Joseph Deiss se pronunció porque los ataques sean proporcionados y preserven a la sociedad civil.

"Siempre hemos estimado que el terrorismo masivo justificaba una intervención decidida y puntual para evitar una nueva catástrofe", declaró el ministro suizo en entrevista con la televisión local.

"Completa solidaridad" de la UE

La Unión Europea (UE) afirmó su "completa solidaridad" con Estados Unidos y Gran Bretaña. El presidente de ese foro multinacional, Guy Verhofstadt, subrayó que, con base en la resolución 1368 del Consejo de Seguridad (de las Naciones Unidas), la UE había establecido la "legitimidad" de una respuesta a los ataques contra Estados Unidos.

"Esas operaciones no son dirigidas ni contra el Islam, ni contra el mundo árabe o musulmán, sino que forman parte de la campaña contra el terrorismo internacional que ha movilizado desde el 11 de septiembre a la comunidad internacional", subrayó.

Por su parte, Irán calificó de "inaceptables" los ataques, mientras que el ex rey de Afganistán, Mohammed Zaher Shah, lamentó, desde Roma, la ofensiva. "Evidentemente es una tragedia", dijo.

"Los terroristas serán atrapados en donde quiera que se encuentren", afirmó por su parte el Ministerio ruso de Exteriores en un comunicado.

El presidente francés, Jacques Chirac, aseguró por su parte que "las fuerzas francesas participarán en las operaciones militares en Afganistán, mientras que el primer ministro canadiense, Jean Chrétien, aseguró que su país va a colaborar con "muchas unidades" en la coalición internacional encabezada por Estados Unidos.

Estado de alerta

Diversos países, en Europa y Oriente Cercano anunciaron el reforzamiento de sus medidas de seguridad tras el inicio de la ofensiva contra Afganistán. Lo mismo en Nueva York que en Los Angeles se dio a conocer que la vigilancia sería incrementada.

Asimismo, en Roma, el jefe de gobierno italiano, Silvio Berlusconi, declaró al país en estado de alerta. Esa disposición implica una sobrevigilancia de todos los sitios susceptibles de ser objeto de un ataque.

En Turquía se reforzaron las medidas de seguridad alrededor de las misiones diplomáticas de los países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). En Austria se incrementó la presencia policial en las embajadas de EE UU, Gran Bretaña e Israel, lo mismo que en Berlín y en El Cairo.

Un acto terrorista

"El ataque estadounidense es un acto terrorista", afirmó el embajador del régimen talibán en Paquistán, Abdul Salam Zaeef, de acuerdo con la AIP.

"Estados Unidos serán responsables de la muerte de pobres gentes. Condenamos firmemente este ataque contra un país independiente. Combatiremos hasta nuestro último aliento", subrayó el diplomático.

swissinfo y agencias


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes