Navigation

Ausencia de contrapeso en Davos para ONG

La sociedad civil tuvo escasa voz en Davos. Keystone

Invitadas a expresar sus puntos de vista en el Foro Económico Mundial (WEF), las ONG estiman que no fueron un verdadero contrapeso en los debates.

Este contenido fue publicado el 28 enero 2003 - 11:06

A la hora del balance, la voz de la "sociedad civil" tuvo escasa participación.

El Open Forum y el Public Eye en Davos constituyeron las dos manifestaciones oficiales paralelas del WEF, destinadas a servir de contrapeso a la parte oficial. Pero no fue así, la predominancia de oradores representantes de los intereses de los países industrializados fue la tónica, constatan los mismos interesados.

Para atenuar la marcada presencia de los partidarios de la globalización a ultranza, los organizadores del WEF crearon un foro paralelo, el "Open Forum", destinado a ofrecer la palabra a ONG y otros representantes de la "sociedad civil".

El "Open Forum" ofreció su tribuna a siete ONG, a algunos líderes políticos, y circunscribió los debates en torno al tema "Ética empresarial".

Por otro lado, un poco más al margen del WEF, un foro alternativo, el "Public Eye on Davos", organizado por la "Declaración de Berna", impactó el primer día con un orador crítico a la guerra de Irak, como lo fue como el ex ministro alemán Oskar Lafontaine. Pero fue todo.

Andreas Missbach, de la Declaración de Berna criticó la composición de los panelistas invitados a participan en el "Open Forum", que consideró "muy desequilibrada". "Predominaron los representantes de los países industrializados, masculinos y sobre todo blancos", señaló el directivo.

El foro alternativo un poco eclipsado

Pero a las críticas tampoco escapó el foro alternativo de "Public Eye on Davos". En este foro predominaron las ONG que se limitaron a exponer sus ya conocidos puntos de vista, sin ofrecer una ocasión para entablar verdaderos debates, Laurent Goetschel, responsable de "Swisspace".

El "Public Eyes" fue eclipsado por las personalidades que intervinieron en el Open Forum, estima a su vez Goetschel, destacando que el público tuvo la ocasión de estar frente a grandes directores de empresas, como los presidentes de Novartis, o Nestlé. Es único punto positivo que subraya el representante de Swisspace.

En la práctica no existió ningún tipo de controversia, ni contrapeso válido a las tesis defendidas por los invitados al foro central. El público tampoco se movilizó en masa y no manifestó mayor interés en las mesas redondas y seminarios que se organizaron en ambos foros.

Predominó el sentimiento de haber hecho un poco la figuración. No hubo diálogo.

La directora de la fundación "In the Spirit of Davos", Carol Franklin coordinadora de las actividades y de la participación de las ONG en los foros paralelos, reconoce que será necesario re estudiar para el futuro el papel de los representantes de la sociedad civil, para que sus intervenciones tengan un mayor impacto.


swissinfo

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.