Navigation

Berna reitera su preocupación por la violencia en Medio Oriente

Gráfico D.H. ONU swissinfo.ch

Al igual que los otros 52 miembros de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, Suiza comparte las inquietudes de la comunidad internacional sobre el respeto a los derechos humanos en los territorios palestinos y en Israel.

Este contenido fue publicado el 16 octubre 2000 - 20:21

Con motivo de la realización de una sesión especial de esta instancia de Naciones Unidas consagrada exclusivamente al estudio de la situación que prevalece en esa región, (donde el 28 de septiembre estalló una espiral de violencia que ha causado la muerte de más de 100 personas), el Departamento Federal de Asuntos Exteriores de Suiza reiteró su llamado a la calma.

"Después del linchamiento de los 2 soldados israelíes por una masa de palestinos, y vistos los ataques armados de Israel a las zonas autónomas palestinas, nosotros, como gobierno suizo, nos sentimos extremadamente preocupados por esta escalada de violencia que se ha dejado sentir duramente en esa zona", dijo a swissinfo Yasmine Chatila, portavoz del ministerio de Exteriores en Ginebra.

La funcionaria gubernamental confirmó que, respondiendo a una petición del gobierno de Argelia, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU tendrá una sesión especial en la que se ocupará de este asunto los días martes 17 y miércoles 18 del presente, en el Palacio de las Naciones.

Con el apoyo de 48 de los 53 estados miembros de esta instancia de Naciones Unidas, la reunión extraordinaria será abierta este martes por Mary Robinson, la Alta Comisaria de la ONU para los Derechos Humanos.

En el orden del día previsto se encuentra la presentación de un informe del relator especial sobre los territorios palestinos ocupados por Israel. Giorgio Giacomelli, su titular, efectuó una visita a la región entre el 11 y el 15 de octubre con el objetivo de recopilar información "de primera mano" sobre la situación actual que prevalece en Cisjordania, Jerusalén y la banda de Gaza.

Los servicios de información de la ONU recordaron que el mandato del relator especial, creado por la resolución 1993/2 A de la Comisión de Derechos Humanos, con fecha del 19 de febrero de 1993, consiste en investigar las violaciones a los principios del Derecho internacional humanitario, así como de los postulados de las Convenciones de Ginebra.

Jasmine Chatila dijo que Suiza ha pedido a las dos partes que depongan sus actitudes violentas. "El ministerio ha solicitado a ambas autoridades a que hagan todo lo posible por detener la creciente violencia que ha golpeado a todos, y ha pedido, al mismo tiempo, y como un gesto de buena voluntad, que se castiguen a sus responsables", afirmó.

Añadió que en caso de que la Comisión de Derechos Humanos de la ONU decida emprender una investigación avalada internacionalmente sobre el origen de los desórdenes, Suiza podría colaborar con la comunidad internacional a restablecer la paz y la concordia.

Preocupación creciente

La preocupación de Naciones Unidas sobre esta cuestión no es nueva. En días pasados, después que estalló la violencia en los territorios ocupados, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Mary Robinson, expresó su "profunda tristeza" ante la creciente pérdida de vidas humanas, en particular, la muerte de menores de edad.

"Condeno la continuación de la violencia y pido que se le ponga un término inmediatamente" dijo Robinson.

Pidió que las dos partes enfrentadas - palestinos con piedras y israelíes con armas - respetaran las normas internacionales especialmente las relacionadas con los derechos humanos y la ayuda humanitaria.

La misma reacción tuvo la relatora especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias y arbitrarias, Asma Jahangir. En un comunicado de prensa, solicitó al gobierno de Israel una actuación mas moderada, caracterizada por la retención y el respeto de las normas internacionales.

Disponiendo de informes según los cuales las fuerzas de seguridad israelí "hicieron un uso excesivo y ciego de la fuerza", Jahangir se sintió muy preocupada por el uso de balas reales contra civiles, así como el recurso a armas pesadas y helicópteros de combate.

La sesión especial de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU intentará esclarecer los hechos de sangre que se han presentado y volverá a insistir en que el diálogo político "es la única manera de salir de la crisis" en que ha caído el proceso de paz en el Medio Oriente, tal como lo afirmó Yasmine Chatila en nombre del gobierno helvético.

Enrique Dietiker

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.