Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Blocher genera polémica

El ministro suizo de Justicia, Christoph Blocher (izq.), con su homólogo turco, Cemil Cicek, en Ankara.

(Keystone)

El ministro suizo de Justicia criticó la norma antirracismo que condujo a un proceso en Suiza contra dos turcos por sus afirmaciones sobre el genocidio armenio.

Christoph Blocher hizo sus declaraciones en Ankara, durante un simposio por los 80 años del Código Civil turco. En Suiza, las reacciones no se hicieron esperar.

Christoph Blocher criticó el miércoles (04.10) en Ankara, el artículo261 bis del Código Penal Suizo que reprime las declaraciones negacionistas. Lamentó que ese texto hubiera conducido a una investigación en Suiza contra el historiador turco Yusuf Halacoglu por sus declaraciones sobre el genocidio armenio.

"Dolor de cabeza"

"Ese artículo me provoca dolor de cabeza", afirmó el responsable del Ministerio suizo de Justicia y Policía ante la prensa. Fue adoptado en 1994 para impedir declaraciones negacionistas relativas al Holocausto, subrayó Blocher al término de un encuentro con su homólogo local, Cemil Cicek.

"Nadie pensó entonces que ese artículo llevaría ante la justicia a un eminente historiador turco", añadió, invocando la libertad de expresión.

El Ministerio de Justicia "examina lo que puede hacer para que eso no se reproduzca", indicó el titular de esa dependencia para precisar que corresponde al Parlamento y al Gobierno decidir una eventual modificación del artículo pertinente.

Según la norma en cuestión, toda persona que haga declaraciones tendientes a negar, minimizar o justificar un genocidio u otros crímenes contra la humanidad será sujeto de castigo.

Reacciones en Suiza

Las reacciones no se hicieron esperar en Suiza. A comenzar por Georg Kreis, presidente de la Comisión Federal contra el Racismo, quien deploró las declaraciones que, a su juicio, atentan contra de la separación de los poderes.

"Como ciudadano, me molesta que sea en el extranjero donde se anuncie la voluntad de modificar nuestras leyes", agregó.

Felix Gutzwiller, jefe del grupo radical (centro derecha) excluyó cualquier modificación de la norma antirracismo. El diputado subrayó que la ley es reciente y que su aplicación puede ser delicada.

Por su parte, Christophe Darbellay, presidente del Partido Demócrata Cristiano (PDC), también expresó su descontento: "Es curioso ver a un ministro de Justicia ir a un país, que no es exactamente un modelo en materia de respeto de los derechos humanos, para criticar allí una decisión del Parlamento".

Dominique de Buman (PDC), diputado y presidente de Suiza-Armenia, declaró a la radio suiza de expresión francesa (RSR) que "los tribunales no tienen que recibir directivas de ningún otro poder". De otra manera, sería el inicio de la "república bananera", añadió.

Escandaloso e inaceptable

El Partido Socialista (PSS) se manifestó en el mismo tono: "Los tribunales suizos son independientes y no están al servicio de Blocher", estimó la dirigente del grupo socialista en las cámaras federales, Ursula Wyss. "Christoph Blocher se ubica del lado de los racistas", lanzó el presidente del PS, Hans-Jürg Fehr, a la televisión suiza francófona (TSR).

Los Verdes, por su parte, emitieron un comunicado en el que calificaron las declaraciones de Blocher de "escandalosas" y puntualizaron que eran "inaceptables viniendo del ministro de Justicia y Policía".

Ueli Maurer, presidente de la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha nacionalista), el partido de Blocher, declinó pronunciarse sobre la ley antirracismo y sobre las declaraciones del ministro.

En cambio, el consejero nacional (diputado) Luzi Stamm defendió la posición de Blocher. Afirmó que el artículo 261bis plantea problemas porque puede ser utilizado contra cualquier persona que ponga en tela de juicio los hechos históricos. "Lo que puede provocar situaciones ridículas", subrayó, en entrevista con la RSR.

Comisión Federal contra el Racismo

La Comisión Federal contra el Racismo (CFR) fue creada en 1995. Esta instancia representa la expresión concreta del compromiso que tiene el ...

Genocidio armenio

En 2005, la justicia helvética abrió investigaciones contra dos personalidades turcas -el historiador Yusuf Halacoglu y el político Dogu Perinçek- para determinar si las declaraciones que habían hecho en Suiza sobre el genocidio armenio infringían la norma antirracismo.

El Consejo Nacional (cámara baja) y los Parlamentos cantonales reconocieron el genocidio armenio perpetrado por el ejército otomano. Sobre este punto, Christoph Blocher recordó la posición oficial "coherente" del Consejo Federal (Gobierno), que habla de "acontecimientos trágicos de 1915".

"Estamos persuadidos de que la solución correcta es la de una comisión internacional de historiadores", estimó el ministro. El gobierno turco propuso recientemente la creación de una comisión mixta de historiadores turcos y armenios para esclarecer los acontecimientos de 1915.

Turquía, que no niega las masacres, discute la amplitud y rechaza la noción de 'genocidio'. Los supervivientes del genocidio armenio y la comunidad de historiadores denuncian el negacionismo del Estado turco.

El tema del asilo

Los temas del asilo y de la lucha contra el terrorismo fueron también objeto de una discusión "muy abierta" entre Blocher y Cicek.

Blocher, por otra parte, devolvió una visita de cortesía al ministro turco del Interior, Abdulkadir Aksu, el miércoles (04.10) por la tarde. Antes de dejar Ankara, depositó una ofrenda en el mausoleo de Mustafa Kemal Atatürk, fundador de la Turquía moderna, muerto en 1938.

swissinfo y agencias

Contexto

La interpretación histórica de los acontecimientos que causaron la muerte de un millón 800 mil armenios entre 1915 y 1919 ha generado tensiones entre Turquía y otros países europeos, incluida Suiza.

Los parlamentarios de diversos países -entre los cuales Francia, Rusia e Italia- calificaron la masacre de genocidio.

En 1987, hizo lo propio el Parlamento Europeo y en 2003, el Consejo Nacional (cámara baja del Parlamento suizo). Berna prefiere hablar de "deportación" y de "masacre".

Fin del recuadro

De la agenda bilateral

En el pasado, Turquía anuló muchas veces visitas de consejeros federales suizos.

Las visitas más recientes fueron la del entonces ministro de Economía, Joseph Deiss, en 2005 y, en 2003, la de Micheline Calmy-Rey, responsable de la diplomacia suiza.

Con la disputa sobre el asunto del genocidio armenio como telón de fondo, en abril pasado Turquía excluyó al grupo suizo Pilatus de una licitación para la compra de un avión de entrenamiento.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes