Navigation

Bolivia: entre las oportunidades y los riesgos

Donato Calderón, Renata Hofmann, Isabel Perich y Sabine Ziegler, participantes de la discusión. swissinfo.ch

Con la nacionalización de los hidrocarburos o las alianzas con los presidentes de Cuba y Venezuela, Evo Morales ha ganado defensores y detractores dentro y fuera de Bolivia.

Este contenido fue publicado el 11 septiembre 2006 - 16:04

Las medidas que ha tomado el primer presidente indígena de Bolivia en siete meses en el poder tampoco dejan indiferentes a los suizos.

En el Käfigturm de Berna, donde se discutió el tema 'Morales, portador de esperanzas ¿más participación de la población indígena en el Estado?', no cabía una persona más.

A la primera de la serie de conferencias 'Cambio de rumbo en América Latina', organizada por la Asociación Latinomérica-Suiza (ALAS), asistieron bolivianos, latinoamericanos y mayormente suizos. Sólo un par de ellos necesitaron traducción cuando se habló en español.

Donato Calderón, jurista boliviano de 48 años, describió lo que pasó en Bolivia desde la transición a la democracia iniciada con Hernán Siles Suazo en 1982 hasta el gobierno neoliberal de Gonzalo Sánchez de Lozada.

"Los modelos de desarrollo dictados por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, estaban orientados hacia afuera, a intereses particulares, mientras la pobreza y la brecha social crecían", dijo.

Después de 20 años ese modelo se desgastó, los partidos tradicionales fueron cuestionados por presuntos actos de corrupción, exclusión y clientelismo. En medio de una gran crisis, en el año 2002 se perfilaron los líderes indígenas Evo Morales y Felipe Quispe.

Para unos, incertidumbre; para la mayoría, dignidad

Tras detallar las circunstancias que llevaron a Evo Morales a la presidencia, Calderón señaló que "para algunos comienza la incertidumbre. Para la gran mayoría, sin embargo, Bolivia ganó en dignidad y lo más probable es que no haya marcha atrás.

Isabel Perich, responsable del programa de cooperación de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) en Bolivia, mencionó ejemplos de la cooperación helvética en el país andino, entre ellos empoder, un programa que busca reforzar los derechos ciudadanos y ya ha formado a 200 indígenas en ese sentido.

Otro es Promic, Programa de Manejo Integral de Cuencas, que promueve el manejo sostenible de recursos dentro de la línea de lucha contra la pobreza y fomento del crecimiento economico.

En lo político, indicó que el gobierno de Morales hace esfuerzos por la integración regional en el sector energético.

Es un gobierno 'anti'

A juicio de Perich, el gobierno de Morales está marcado por "el antiimperialialismo, la antiglobalización; hay signos de racismo contra los blancos. Hay cierto aislamiento político por la polarización y persiste la corrupción y las instituciones débiles".

Señaló que falta un programa de gobierno definido, pero que por el momento no hay otra alternativa a Morales, cuyo gobierno tiene legitimidad incuestionable.

En otro plano, el país está financieramente estable, la situación económica es saludable, el año pasado tuvo un crecimiento económico del 4,3%, la inflación está bajo control, pero todo ello debido más a factores externos tales como el aumento del precio del petróleo, gas y minerales.

Destacó la valorización, tal vez por primera vez, de las experiencias locales e indígenas, el acercamiento entre el derecho formal y el tradicional, las reformas para modernizar la justicia.

Lo negativo serían las amenazas de cierre del Parlamento, la creación de un 'cuarto poder superior', cierta confusión en la cuestión de la autonomía que polariza al país y el actual clima de inseguridad para las inversiones.

El fracaso del gobierno de Morales sería un retroceso masivo para el país, advirtió Perich antes de ceder la palabra a Renate Hofmann, coordinadora del programa de la ONG Ayuda Obrera Suiza(AOS) en la Paz.

Bolivianos, pasión por la política

Renate Hofmann, socióloga que vive desde hace tres décadas en Bolivia, señaló que en ese país se discute apasionadamente sobre política.

En cuanto a la presencia de Ayuda Obrera Suiza refirió: "Desde el 94 impulsamos un proceso de empoderamiento político y este esfuerzo ha sido reconocido por la COSUDE, por lo que pudimos ampliar nuestro trabajo, para que las normas de buena gobernabilidad en Bolivia, su avanzada Constitución, no queden en el papel".

Los adelantos en empoderamiento político a nivel local deben consolidarse a nivel nacional, agregó Hofmann, quien criticó las tendencias que intentan pasar por encima de las propias instituciones. Pero la democracia, precisó, sólo se asentará si se reduce la pobreza.

Hofmann coincidió con Perich en que hay cierto escepticismo del gobierno frente a a las ONGs y a la cooperación internacional.

Xenofobia con raíces en el pasado

"Los extranjeros han tenido mucha influencia, y por ello existe contra ellos cierta xenofobia que lleva a discutir no sobre contenidos sino con nacionalismo", señaló Hofmann.

Calificó de positivo que dentro del gobierno muchos vean que la polarización, puede truncar todo.

Perich insistió en que la seguridad jurídica es el reto mayor para el país. Calderón considera a su vez que el gobierno sólo ha nivelado los impuestos de los hidrocarburos a nivel internacional y que no hay razón para tanta protesta. "Esta es una oportunidad para salir de la mendicidad", sentenció.

Hofmann ve a Bolivia frente a muchas oportunidades y riesgos. "Muchos ven los cambios con simpatía, lo mejor sería mirar la situación críticamente. Para mi es central trabajar como nunca antes en los valores democráticos".

¿Racismo del otro lado? El público pidió más detalles al respecto. "Hay cierta reticencia frente a la oligarquía, ataques verbales contra Estados Unidos, contra la cooperación internacional. No obstante, este cuestionamientio es positivo", respondió Perich.

Sabine Ziegler, jefa de las Brigadas Internacionales de Paz, sección Suiza y moderadora de la discusión, propuso emplear la palabra 'emancipación' en lugar de 'racismo'. Perich asintió.

Un suizo asistente a la conferencia criticó que sobre todo se agiten banderas y no se vaya a la solución de problemas como qué hacer con la exploración petrolera, que necesita inversión y alta tecnología.

Los bolivianos en cambio elogiaron las reformas sociales del gobierno de Morales, que ahora se "aprenda quechua y aymara para volver a nuestras raíces" y afirmaron que la desconfinaza frente a lo extranjero obedece a "nuestra memoria histórica".

¿Una cuestión de perspectivas?

¿Cómo ven los suizos a Bolivia?, preguntó swissinfo a Calderón, quien desde hace tiempo vive en Suiza. "La perspectiva de los suizos es la de Europa y los Estados Unidos. Pero algunos conocen la realidad de América Latina y se identifican con ella".

Para Hofmann, Bolivia es pluricultural, con sectores que viven más en las tradiciones, con 36 grupos étnicos. "Lo importante es que la democracia esté unida al respeto e igualdad de todos los grupos, lo que no significa que estemos de acuerdo con la etnificación de la política".

¿Es el gobieno de Morales de izquierda? "Es difícil decirlo, pero sí es un gobierno contestatario, respondió a swissinfo. "Quizás el rasgo más visible es que retoma la tradición nacionalista, y con ella, una visión más centralista del Estado".

¿Y cómo ven los bolivianos a Suiza? Hofmann: "Los bolivianos a veces estamos muy aislados, tenemos poca información y tantos problemas que resolver, no siempre podemos ocuparnos de otros países".

En fin, el desarrollo de la disertación en Käfigturm, en Berna, testimonia el interés con el que se sigue la llegada del primer presidente indígena al gobierno en Bolivia.

swissinfo, Rosa Amelia Fierro.

Contexto

- Bolivia, es el segundo país más pobre de América Latina, después de Haití.

- Los grandes contrastes étnicos y sociales se manifiestan en frecuentes desórdenes sociales.

- El modo de explotación del gas ha desencadenado conflictos sociales en los últimos años y ha contribuido, en diciembre de 2005, a la elección de Evo Morales como presidente del país.

- La COSUDE y la seco ejecutan proyectos de cooperación al desarrollo con un monto anual que supera los 20 millones de francos suizos.

- El objetivo es respaldar el mejoramiento de los ingresos y las posibilidades de empleo de los más pobres, fomentar la buena gobernabilidad y consolidar la democratización mediante el desarrollo institucional de los municipios, el respeto a los derechos humanos, el fortalecimiento de los actores y los procesos de solución alternativa de conflictos a nivel local, regional y nacional.

End of insertion

Datos clave

- Juan Evo Morales Ayma nació en 1959, en el departamento de Oruro, Bolivia.

- Es líder del partido Movimiento al Socialismo (MAS) y del Movimiento por los Derechos de los campesinos cocaleros.

- Desde el 22 de enero 2006 es presidente de Bolivia. Es la primera vez que un representante de la población indígena ocupa este cargo.

- Bolivia tiene 8,5 millones de habitantes. De ellos, el 64% vive bajo la línea de pobreza.

- El producto interior bruto es hoy (unos 900 US$) más bajo que en 1980.

- Desde 1969 es país prioritario de la cooperación suiza al desarrollo.

- El trabajo de la COSUDE en ese país se concentra en las zonas rurales del altiplano y de los valles.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.