Navigation

Borer será transferido

Thomas Borer (izq.) y Joseph Deiss en Interlaken, en julio del 2001. Keystone Archive

El embajador de Suiza en Alemania dejará Berlín hasta finales de abril. El gobierno suizo considera que ya no puede realizar su misión de forma creíble.

Este contenido fue publicado el 10 abril 2002 - 15:30

El gobierno federal tomó la decisión este miércoles, a raíz de la polémica desatada por un artículo que publicó el semanario 'Sonntagsblick', el 31 de marzo pasado.

En esa edición del diario más popular en Suiza se afirmaba que el embajador helvético, Thomas Borer, recibió la visita de una dama en la embajada, durante la noche del 21 de marzo.
"Lamento esta situación" comentó el ministro de Asuntos Exteriores, Joseph Deiss, ante la prensa en Berna al tiempo de hacer hincapié en la falta de cooperación del diplomático, tras la publicación.

En efecto, el embajador Borer se rehusó a viajar a Berna para entrevistarse con su superior, el ministro Joseph Deiss, y tampoco evocó una solución consensual como la de su envío a otro país.

La presión de ciertos medios de comunicación

El gobierno tomó esta decisión debido a su interés por mantener el buen funcionamiento de su embajada en territorio germano. El señor Borer se encuentra bajo una presión tal que no puede ejercer su función en Berlín con libertad, explicó Deiss.

El Consejo Federal desaprueba la forma en que ciertos medios de información han tratado la eventual relación extraconyugal de la que se acusa al embajador.

El ministro de Exteriores Joseph Deiss insistió en que la vida privada de sus colaboradores no es de su interés. En el caso del embajador Borer, la publicación de informaciones de carácter privado ha llegado a perturbar sus funciones como representante de la Confederación en Berlín.

Transferencia y no licenciamiento

El embajador Borer será "transferido y no despedido" subrayó el consejero federal. Deiss considera que aún es prematuro hablar del futuro profesional del diplomático, cuyas "cualidades son conocidas".

El Ministerio de Asuntos Exteriores deberá encontrar para Borer una nueva función en Berna y decidir quién será su sucesor en Berlín.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.