Navigation

Caravana de apoyo a indocumentados

"Persona alguna es ilegal' es el reclamo básico en la campaña en favor de los indocumentados. Keystone Archive

Luego de ocho días de caminata los colectivos de apoyo a los "sin papeles" concluyeron su periplo en Berna. Exigen la regularización colectiva.

Este contenido fue publicado el 24 junio 2002 - 09:45

La treintena de participantes en la marcha que se inició el sábado 15 en Basilea recorrió casi enteramente a pie 130 kilómetros, acompañados por 2 tractores y 3 camionetas. Su principal reivindicación es la regularización colectiva de todos los indocumentados que habitan en Suiza.

Una centena de miembros de los grupos de apoyo a los "sin papeles" se sumaron a la caravana ruidosa pero ordenada en el último kilómetro, hasta su llegada a la plaza central de la capital, ubicada frente al Parlamento Federal.

Frente a la casa de gobierno enarbolaron sus pancartas y afiches. La más grande sentenciaba "Para la dignidad y la sobrevivencia no se necesitan documentos de identidad". Otra, no menos sobresaliente, retomaba la consigna principal del movimiento: "Ningún ser humano es ilegal".

En medio de la plaza, cuatro de los promotores ofrecieron una improvisada e inusual conferencia de prensa, para presentar el balance de la caravana, resaltando la amplia red de apoyo con la que contaron durante todo el trayecto.

Temor a la expulsión

"Esta iniciativa agotadora realizada en jornadas de altas temperaturas estivales, representa un logro de solidaridad muy concreto. Fuimos cálidamente recibidos en la mayoría de los pueblos que atravesábamos" declaró a swissinfo un trabajador temporal argelino que radica en Berna y único indocumentado que participó en la marcha, de nombre Khaled.

Aunque muchos otros indocumentados querían sumarse, desistieron a último momento, atemorizados por una posible detención y expulsión, explicó Khaled.

Anteriormente, la directora de la policía bernesa, Dora Andres, amenazó con controlar la identidad de los participantes en la marcha.

Marianne, quien integra el colectivo bernés de apoyo y que participó en la caminata, enumeró a swissinfo las etapas del recorrido: "Partimos de Basilea luego de un acto común en el que participaron más de mil personas de Alemania, Francia y Suiza. Incluso, cruzamos simbólicamente la frontera entre nuestros países para reiterar la voluntad de construir un mundo sin fronteras".

La caravana pasó, entre otras localidades, por Delemont y Bienne, explicó la militante. En ambas ciudades se realizaron actividades públicas sostenidas por grupos cristianos, asociaciones de refugiados y otras organizaciones sociales

Policías ante la Expo.02

El sábado, en la ciudad de Bienne, una de las cuatro sedes principales de la Exposición Nacional Suiza (Expo.02), los caminantes trataron de presentar sus puntos de vista en la cercanía de la entrada principal del evento, siendo desalentados por fuerzas policiales que habían reforzado su presencia.

Más de 600 personas y organizaciones de los más diferentes sectores de actividad suscribieron una carta-documento en apoyo a las reivindicaciones de la caravana.

Entre otros, el Partido Verde, el sindicato Comedia que aglutina a los trabajadores de los medios de comunicación, la Marcha Mundial de las Mujeres, la coordinación anti-OMC, diferentes grupos cristianos y el Foro para la Integración de los Inmigrantes.

El documento sostiene las reivindicaciones claves del movimiento de "sin papeles", entre ellas la regularización colectiva de todos los indocumentados, el fin inmediato de las expulsiones y un salario de base mensual de al menos 3.000 francos.

Otro aspecto clave de la marcha fue apoyar a todos los indocumentados que residen en Europa. Los movimientos migratorios clandestinos constituyó uno de los temas principales y más controversiales de la última cumbre de la Unión Europea que acaba de realizarse en la ciudad española de Sevilla.

La movilización anti-globalización neoliberal que se realizó paralela a esa cumbre oficial fue encabezada por representantes de los indocumentados de todo el continente.

Sergio Ferrari

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.