Jugar a Tetris contra el estrés postparto

Este recién nacido llegó al mudo vía cesárea en un hopital de Zúrich, en 2016. Keystone

Un videojuego contribuye a disminuir el estrés postraumático y los recuerdos intrusivos en mujeres sometidas a cesáreas de emergencia, según pudo constatar un estudio piloto realizado por especialistas del Hospital Universitario del Cantón de Vaud (CHUV), en Lausana.

Este contenido fue publicado el 27 abril 2017 - 16:03

Los investigadores instruyeron a las parturientas para que jugaran durante 15 minutos, en las primeras seis horas posteriores al alumbramiento, el juego denominado Tetris. Una semana y un mes después les practicaron exámenes de seguimiento.  

El grupo de investigación en psicología perinatal está encabezado por Antje Horsch. La especialista británica consideró que las madres expuestas a un parto traumático podrían tener menos recuerdos dolorosos o pesadillas en caso de ocupar su mente con un juego visual-espacial exigente. La “terapia” tendría que realizarse durante un lapso breve y en el periodo de recuperación inmediato.

“Esto representa un primer paso en el desarrollo de una intervención temprana (y potencialmente universal) para prevenir los síntomas del estrés postraumático postnatal y que puede beneficiar tanto a la madre como a su hijo”, anotaron Horsch y los ocho coautores de un artículo publicado por la revista ‘Behavior Research and Therapy’ este mes. Los investigadores suizos colaboraron con equipos suecos y británicos.

Interrupción cognitiva

Cada año, casi 1 de cada 5 mujeres en el mundo dan a luz mediante una cesárea de emergencia en todo el mundo. En Suiza, la tasa es de 1 de cada 3, lo mismo que en Estados Unidos. En algunos países, como Brasil, China e Irán, la relación es de 1 de cada 2 mujeres.

Los investigadores señalan que incluso después de partos con menos complicaciones, alrededor de una tercera parte de las madres desarrollan trastornos de estrés postraumático durante el mes siguiente porque ellas o sus bebés sufrieron algún riesgo. Esas experiencias hacen más difícil la adaptación tras el alumbramiento para las madres, sus parejas y los recién nacidos.

El estudio, explica Horsch, muestra que las tareas cognitivas de un entretenido videojuego pueden interrumpir el proceso de formación de recuerdos, impidiendo que se “consoliden” en primer lugar.

Implicaciones más amplias

El estudio del CHUV incluyó a 56 madres que se sometieron a una cesárea de emergencia. Todas recibieron la atención habitual pero solamente la mitad de ellas pudieron jugar.

La elección de Tetris obedeció en primer lugar al hecho de que no impedía la atención a las pacientes.

El juego consiste en anotar puntos colocando formas cúbicas en el lugar correcto a medida que caen, de modo que llenen una línea horizontal. No implica ningún lenguaje específico.

Horsch recibió también una subvención del Fondo Nacional Suizo para la Investigación Científica para llevar a cabo un estudio más a fondo sobre los beneficios a largo plazo de los videojuegos en la relación madre-hijo. El experto considera que la técnica también podría ser utilizada para tratar otros traumas derivados, por ejemplo, de una cirugía de corazón.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo