Navigation

Convención Alpina: los protocolos de la discordia

No hay unanimidad respecto a los protocolos adicionales de la Convención Alpina. Schweiz Tourismus

La Cámara Alta busca ampliar el examen de los protocolos adicionales de la Convención Alpina.

Este contenido fue publicado el 11 marzo 2003 - 16:10

Antes de pronunciarse definitivamente sobre su ratificación, el órgano legislativo solicita a la comisión correspondiente una nueva revisión.

Combatidos desde hace meses por la derecha y algunos medios económicos, los protocolos adicionales de la Convención Alpina suscitaron este martes un vivo debate en el Consejo de los Estados (Cámara Alta) entre opositores y simpatizantes de una ratificación.

Los opositores a la ratificación perdieron finalmente la batalla.

En efecto, por 20 votos contra 18, los senadores declinaron rechazar, sin examen suplementario, los protocolos correspondientes.

Por 33 votos contra uno solo, solicitaron a la comisión revisar el expediente y plantear una ratificación individual de los protocolos, dado que no todos han sido criticados.

Los opositores percibieron los protocolos como un peligro para el desarrollo de las regiones de montaña.

Proteger la región alpina



Estimaron, en particular, que el aspecto de la protección de la región alpina era prioritario con respecto al empleo de los recursos en esa región.

Por otra parte, criticaron el hecho de que los jueces extranjeros se encargaran de controlar la aplicación de los textos, sin que exista una instancia de recurso.

Los protocolos van a desarrollar un derecho supranacional que marginalizará al parlamento suizo y que generará una jurisprudencia que los tribunales y las administraciones helvéticas deberán aplicar a título de derecho internacional público, advirtió el demócrata cristiano del Valais Simon Epiney.

Como centro europeo a través de los Alpes, añadió el demócrata cristiano Theo Maissen, Suiza no debe renunciar a su responsabilidad. Los objetivos de la Convención Alpina no son refutados pero su aplicación debe estar regida por el derecho helvético, añadió.

Participación de Suiza



Por su parte, los partidarios de una ratificación (al menos parcial) recordaron que Suiza y los cantones alpinos participaron en las negociaciones de esos protocolos.

Además, para los otros países del arco alpino, sería incomprensible que Suiza (país alpino por excelencia) no ratificara esos protocolos. Arguyeron que eso dañaría la imagen helvética.

Cabe recordar que la comisión de medio ambiente del Consejo de Estados pidió al pleno no entrar en materia sobre la ratificación de nueve protocolos adicionales a la Convención Alpina.

Esta convención -que tiende a asegurar una política internacional de desarrollo durable- fue ratificada por las Cámaras Federales en 1999.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo