Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Crece el comercio equitativo en Suiza

Max Havelaar integra el arroz tailandés a su oferta de productos solidarios.

Max Havelaar añade el arroz de Tailandia a su oferta de alimentos vendidos con el sello de producción justa.

Desde 1992 la Fundación Max Havelaar promueve en Suiza el comercio más equitativo de varias materias primas producidas en países del hemisferio sur. Después del café, la miel, el banano, el té, el cacao, las rosas y el jugo de naranja, la organización ha lanzado este jueves (14.03) una campaña para favorecer a los productores de arroz de Tailandia.

Con el fin de hacer más y hablar menos, la Fundación Max Havelaar se propone contribuir a reducir las desigualdades comerciales entre el Norte y el Sur del globo.

Mecanismos del comercio justo

Para impulsar el comercio equitativo Max Havelaar compra a pequeños productores de países en desarrollo con precios superiores y bajo la condición de respeto de los derechos de los cultivadores. La Fundación vende después esos productos a los consumidores de los países ricos con un sobreprecio que es reinvertido en proyectos sociales para favorecer a productores y zonas de producción.

Durante los primeros años los productos fueron distribuidos por una pequeña red de tiendas (Tiendas del Tercer Mundo). El proyecto perdió eficacia cuando las dos mayores redes suizas de supermercados (Migros y Coop) aceptaron la idea de vender directamente esos productos pero con la etiqueta de comercio justo de Max Havelaar.

Jugo de naranja de Brasil y México

La fórmula ha dado buenos resultados. Los dos productos mas recientemente promovidos por la Fundación: el zumo de naranja y las rosas, se venden bien. Las rosas comercializadas con el distintivo Max Havelaar desde hace menos de un año representan ya más del 8% de las rosas importadas por Suiza de África y América Latina.

De abril a diciembre del año 2001 se vendieron en Suiza con el criterio de comercio equitativo cerca de 12 millones de ramos de rosas producidas en 17 granjas de Kenia, Zimbabwe y Zambia donde trabajan más de 8.000 personas, sobre todo mujeres. El sobreprecio se invierte en la ampliación de un hospital, una escuela y proyectos de agua potable.

El jugo de naranja, proveniente de Brasil y México entró hace 3 años al mercado suizo. EL año pasado se vendieron 3,5 millones de litros, 20% más que el año precedente. El suplemento por comercio justo que paga el consumidor suizo ha servido para pagar tratamientos odontológicos y registros profesionales de los productores de naranjas.

Producción familiar de arroz

El arroz de Tailandia es la nueva oferta de Max Havelaar. Se trata de diversas variedades de arroz producidas por mil familias agrupadas en 5 cooperativas.

Los suizos son grandes consumidores de arroz: 5 kilos por persona y por año. Max Havelaar pretende vender mil toneladas en el primer año de comercialización. Es decir, 5% del mercado suizo.

Tailandia es el mayor exportador mundial de arroz, con cerca del 27% del mercado. El país asiático exporta el 40% de su producción y consume 110 kilos por persona y año. Un 40% del arroz que se consume en Suiza viene de Estados Unidos, 30% de Asia y 30% de Italia.

Claudiné Gonçalves


Enlaces

×